mujer guarda en armario ropa ordenada

En plena fiebre del orden, hay un aspecto crucial que cobra especial importancia, no solo durante el momento del cambio de armario, sino en el día a día. Cómo doblar la ropa bien, esa es la cuestión. ¿Y si te decimos que con unos sencillos trucos tu ropa lucirá en tu armario como en una tienda de moda de lujo? Además, con estos consejos, tus prendas ocuparán menos, no se arrugarán y durarán más tiempo perfectas. Si ya has leído nuestra guía para doblar toallas, no te pierdas ahora nuestra guía en la que te contamos paso a paso cómo doblar ropa correctamente como una profesional como Marie Kondo.

Cómo doblar las camisetas

El tema de cómo doblar camisetas puede parecer sencillo, pero hacerlo bien tiene su truco. Para que no queden las antiestéticas arrugas en las camisetas de algodón, primero extiende bien la prenda, dobla por la mitad ¡a lo largo! Después, dobla las mangas, largas o cortas, hacia dentro, en dirección a la línea central que has trazado en el paso anterior. Luego dobla por la mitad a lo ancho con las mangas metidas por dentro y, finalmente, dobla de nuevo por la mitad a lo ancho. Con estos simples 4 pasos, tus camisetas ocuparán menos espacio en tus estantes de tu armario empotrado, consola o baldas y quedarán perfectamente guardadas.

Cómo doblar camisetas como Marie Kondo

A estas alturas ya casi todo el mundo conoce cómo ordenar armarios como Mari Kondo y su truco más famoso del método Konmari de la gurú del orden japonesa, Marie Kondo. El popular doblado vertical no es solo un capricho estético apto para fanáticos de la organización, sino una fórmula de doblado que ahorra espacio, mantiene las prendas bien planchadas y a la vista. Vamos, que se acabaron las pilas de camisetas, por las que solo te pones las de arriba para que no se te desmonte la montaña de prendas si coges una de las de abajo. En vertical, todas y cada una de tus camisetas serán accesibles y será más fácil y rápido vestirse por las mañanas, porque de un vistazo, podrás crear tus looks.

Con un poco de técnica y práctica, el cómo doblar la ropa como Marie Kondo será pan comido. Primero extiende la camiseta y dobla uno de los lados hacia el centro, como se muestra en nuestra infografía. Después dobla la manga hacia fuera y haz lo mismo con el otro lado de la camiseta. Lo siguiente será doblar la mitad superior hacia abajo y volver a doblar por la mitad, formando un rectángulo. El paso final: pon la camiseta doblada en posición vertical. ¡Verás cuántas te caben!

Cómo doblar camisas

Ay las camisas… Aunque tangas el armario bien ordenado siempre que puedas es mejor tenerlas colgadas en perchas, para que se deformen lo menos posible, está la opción de doblarlas. Pero no vale cualquier manera, no. Primero coloca la camisa, abotonada, boca abajo. Después, dobla los lados hacia los hombros, luego dobla las mangas hacia atrás hasta formar un rectángulo largo y dobla la parte inferior hacia arriba, hasta que se encuentre con la base del cuello. Dale la vuelta, ¡y listo! Sepáralas por tipo: de manga larga o corta y ponlas en escalera, si están en un estante, o en vertical, si las tienes en cajones, cajas o cestos. Tus camisas perfectamente dobladas, en perfecto estado de revista.

Cómo doblar pantalones

Si tampoco tienes espacio para colgar los pantalones, aquí tienes la técnica perfecta para guardarlos bien a la vista, compactos y sin arrugas. Primero dobla por la mitad a lo largo, hasta que te quede una pierna sobre la otra. Dobla la parte final de las piernas hasta que te quede el dobladillo justo debajo de los bolsillos. Luego dobla la parte de las rodillas también hasta ese punto. Para acabar, dobla la parte inferior hacia arriba una vez más. Aquí también puedes aplicar la sabiduría Kondo y ponerlos en vertical, sobre un estante o en un cajón. Una fórmula compacta para maximizar el fondo de tu armario.

Cómo doblar sudaderas

Las sudaderas suelen ocupar un volumen importante en nuestro armario, de ahí la importancia de doblarlas bien, para que no roben mucho espacio; solo el necesario. Coloca la sudadera boca abajo y dobla los brazos por la espalda. De abajo a arriba, dobla por la mitad a lo ancho. A continuación, dobla por la mitad a lo largo, de tal forma que te quede un cuadrado. Para terminar, abre la capucha (si tiene) y estírala sobre la sudadera ya bien doblada.

Divide y vencerás

Siempre es recomendable tener un sistema de organización dentro de tu armario, para que sea más funcional y estético. Se acabó aquello de “no tengo nada que ponerme”, porque en un armario con las prendas bien dobladas y organizadas, todo se ve más atractivo y combinable. Agrupa por:

  • Colores: te quedará un armario práctico y arcoíris. Lo blanco con lo blanco, lo negro con lo negro y así con el resto de ropa.
  • Categorías: puedes utilizar dos criterios. El primero, por tipo de prendas: pantalones por un lado, camisetas, camisas, etc. O bien, emplear el sistema de agrupación por temática: ropa de trabajo, de casa, ropa de salir, para eventos especiales… Destina el espacio central del armario a la que más uses y los extremos y rincones a la que menos.
  • Conjuntos: si no quieres estrujarte mucho la cabeza por las mañanas, guarda por conjuntos que sabes que funcionan a la perfección.
  • Tamaños: esta opción hará que se guarde la proporción en el interior de tu armario. Todo organizado por su forma y tamaño.
  • Lógica: guarda tus básicos, la ropa que te pones más a menudo, a mano (a una altura de entre 100 y 200 cm). Lo de otras temporadas o de uso ocasional puede ir en las zonas menos accesibles.

Esperamos que con nuestra guía ya sepas doblar la ropa perfectamente para sacarle el máximo partido. Descubre más artículos sobre cómo organizar tu casa en nuestra sección de organización.

Pon orden en tu casa con estos accesorios