Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Alacena organzada por estantes con diferentes cosas

Mantener la cocina ordenada es fundamental si queremos cocinar cómodamente. Tener todo organizado y a mano nos hará disfrutar mucho más de ese momento en la cocina. Te enseñamos cómo ordenar una alacena y tener la cocina bien vestida. 

¿Qué es una alacena? 

Una alacena es un mueble que solemos poner normalmente en la cocina para ordenar los alimentos, la vajilla y otros utensilios. Suele tener un diseño muy parecido a las vitrinas. La diferencia es que las alacenas suelen ser más grandes al estar compuestas de varios muebles, mientras que la vitrina suele contar únicamente con dos puertas de cristal. Las vitrinas son mucho más elegantes y normalmente las solemos añadir en la zona del comedor para exponer la vajilla u otros accesorios que nos gustaría darle más protagonismo. Las alacenas, sin embargo son muebles mucho más prácticos y perfectos para la organización de la cocina.  

¿Cómo nos ayuda el orden a la hora de cocinar? 

La receta mágica para tener una cocina ordenada se basa en tres ingredientes: un mueble y accesorios que nos ayuden a mantener el orden. Y por supuesto, el más importante: la constancia. Ollas, sartenes, platos, especias, pasta…La cocina está llena de accesorios y alimentos. Un espacio que siempre está en continuo movimiento y que necesita un orden. Por eso, la cocina necesita organización si queremos hacer platos ricos, saludables y con todo bien ordenado y limpio. Te damos el menú perfecto para tu cocina. ¡Toma nota! 

Cómo ordenar una alacena: el mejor menú semanal 

Entrantes: para ir haciendo boca, lo primero que tenemos que tener en cuenta en nuestro menú es la organización. Es el ingrediente principal de la receta y que más sabor dará a nuestros entrantes. Antes de emplatar mira bien que tienes todos lo que necesitas a mano: tarros de vidrio, cajas para organizar, bandejas… 

Primer plato: lo esencial es tener las ollas y las sartenes bien ordenadas. Busca un espacio amplio donde puedas organizarlas todas. Dale un toque original con tejidos que protegen el mueble por ejemplo de los continuos golpes. Junta por un lado las ollas y por otro las sartenes. Pon hacia fuera los utensilios que más uses, y hacia dentro los que no utilices con tanta frecuencia. 

Segundo plato: ¡hora de echarle mucho sabor! Ordena las especias, esas que tanto sabor agregan a tus platos por orden alfabético. Ponlas en pequeños tarros de vidrio y crea solo un estante o un cajón para ellas. Así podrás encontrarlas mucho más rápido. Otro de los elementos que debemos almacenar bien son los utensilios de cocina. En la cocina podemos llegar a tener muchos aparatos: la tostadora, la batidora, la licuadora, el batidor de leche…Para que puedas tenerlos más cerca y ordenados, sobre todo, añade en la cocina una pequeña estantería de metal. En cada estante incorpora tus aparatos con cajas y así lo tendrás más organizado. Si lo prefieres y no quieres llenar la cocina de tanto estantes puedes compartirlo también con el de las especies y agregar más accesorios de cocina. La idea es poder tenerlo todo siempre organizado, y sobre todo que luzca bien. Cómo ordenar una alacena es muy sencillo, solo tienes que tener un poco de imaginación. 

Postre: dale el toque más dulce y delicado con un toque de estilo en la cocina. Ordenar la cocina no significa perder el estilo decorando. Cuando tengamos que añadir accesorios para organizar una buena forma de hacerlo un poco más coquetos es personalizándolos. Por ejemplo, en los recipientes de vidrio puedes añadir unas pegatinas con el nombre de cada alimento o especia. Otra idea es añadir en las tapas un trocito de tela por ejemplo de cuadros de vichy rojo. Le darán un aspecto muy rústico y único.