cómoda de estilo shabby chic con florero y con un espejo redondo

De entre todos los estilos de decoración que triunfan este año, el nuevo Shabby Chic es el más dulce y romántico. A las piezas estrellas del look Shabby –los muebles antiguos de acabado desgastado– se unen otras de líneas rectas y formas simples. Y el omnipresente color rosa se mezcla con otros más discretos y elegantes como el gris. Un mix que le da un toque sofisticado y chic al estilo más femenino. ¿Te apetece saber más sobre el nuevo Shabby Chic? ¡Sigue sintonizado con Westwing!

¡Este año los estilos se mezclarán! ¡Los delicados y elegantes elementos típicos del Shabby se unen a piezas de tendencia! El resultado: un look refrescante que combina el estilo romántico con un espíritu de modernidad

Delia Fischer, fundadora de Westwing

Todo lo que necesitas saber para conseguir una decoración romántica y actual con toques nostálgicos, lo encontrarás aquí. Sumérgete en el elegante mundo del Shabby Chic vintage.

5 pasos para darle a tus muebles estilo Shabby Chic

¿Tienes un mueble o un auxiliar antiguo de madera envejecida? Entonces tienes la base ideal para convertirlo en una pieza Shabby Chic. Con una mano de pintura a la tiza puedes lograr darle ese look nostálgico tan encantador. ¿Cómo hacerlo? Sigue estos pasos:

1. Antes de empezar a pintar, quita el polvo de la pieza, límpiala con un paño húmedo, sécala y cubre aquellas partes que se puedan manchar.

2. Para obtener el mejor resultado al usar la pintura a la tiza, lo mejor es que trates previamente la pieza con una imprimación adecuada. Esto es necesario, especialmente para maderas como el roble, el pino y la caoba.

3. Ahora aplica la pintura a la tiza en el color deseado y deja que seque durante unas ocho horas.

4. Lija las zonas deseadas con papel de lija para darle ese aspecto desgastado que buscamos.

5. Para proteger tu mueble de la suciedad, los arañazos, etc, te recomendamos que uses una capa protectora de laca transparente que sellará la pintura.

Nuestro consejo: la zona al aire libre también puede brillar en diseño vintage. Los muebles de exterior de metal con cojines de asiento románticos en colores suaves evocan inmediatamente la impresión de un jardín encantado.

Colores shabby chic, colores románticos

Los colores mate son los favoritos del clásico Shabby Chic, tanto para paredes como para textiles y accesorios. Combinados con tonos naturales, el efecto es armónico y luminoso. ¿Cuáles son esos colores estrella que nunca faltan en una casa de estilo Shabby Chic?

• rosa empolvado

• verde mint

• azul cielo

• amarillo suave

• arena

• gris topo

• blanco roto

Pero el estilo Shabby Chic también busca el efecto sorpresa, ese toque sofisticado que llama la atención y ofrece un look romántico pero elegante al mismo tiempo. Y aquí, los dorados envejecidos se llevan la palma.

Materiales naturales y envejecidos

Cualquiera que conozca el clásico Shabby Chic sabrá que su base decorativa son, a parte de los colores citados, las piezas realizadas en materiales naturales, embellecidos por el paso del tiempo o intencionadamente envejecidos. A los muebles de madera, mimbre y forja –pintada de blanco crudo sobre todo–, el lino antiguo, el terciopelo, el algodón rústico, el punto y el encaje, aportan suavidad y carácter nostálgico. Y el cristal y la cerámica en los detalles decorativos, luz.

  • ¡Decídete por el lino!

Ya sea en el exterior o en el interior, apuesta por tejidos en lino y combínalos con encajes y bordados, pero no demasiados para no sobrecargar el ambiente. Un delicado mantel de lino le dará a tu mesa un aspecto romántico, pero no “polvoriento”. Y si tienes una cama con baldaquino, vístela de lino y le darás frescura.

  • Mix & Match

Al encanto vintage le sienta muy bien emparejarse con la funcionalidad de las líneas rectas. Una mesa de comedor de madera oscura va muy bien con un banco en esquina de color blanco, por ejemplo, o incluso con unas sillas modernas de diseño industrial.

  • Romántico pero moderno

Un interior Shabby Chic deb ser romántico y vintage, sí, pero también moderno. Para ello, no te olvides de incorporar, a parte de piezas rectas o de diseño, colores como el gris, que compensará la dulzura de los tonos pastel, y detalles en estilo escandinavo, tan sencillo como natural.

Los must del Shabby Chic

Las cómodas envejecidas pero pintadas con acabado a la tiza desgastado, los espejos con marcos dorados, las alacenas para almacenar como lo hacían antaño tanto la vajilla como la comida o incluso los libros, combinan genial en el estilo Shabby Chic con sofás, lámparas o sillas de diseño. También las piezas de líneas curvas son imprescindibles porque aportan sinuosidad y sofisticación; un puf redondo de terciopelo rosado, por ejemplo, será una gran idea tanto para tu salón como para tu dormitorio. Y las flores, en estampados o en jarrones aquí y allí tampoco deben faltar. Piezas y detalles que, combinados, aportarán un suave romanticismo y un punto moderno y funcional a tu casa. ¿Te apetece? Navega por Westwing y encuentra los detalles Shabby Chic que tu casa necesita.