tonos de azul

Si a la pregunta “¿cuál es tu color favorito?” respondes que es el azul, estás en el lugar adecuado. Hablamos de un color que es extremadamente versátil a la hora de combinar gracias a la amplia gama de tonos de azul que existen: desde los más claros como el celeste o el azul hielo, hasta aquellos más oscuros, como el azul marino o el azul pretróleo. En medio, muchos tipos de azul que encajan en múltiples estilos decorativos. Si no los tienes muy claros, no te preocupes, hemos seleccionado paleta de colores azules más carismática y te vamos a enseñar cómo incorporarla en tu casa. ¿Te apuntas?

La gama de los tonos azules más carismáticos

El color azul es el color favorito de la mayoría de personas en el mundo. Tiene tantas variantes y gradaciones, que es normal que nos acabe atrapando a todos por algún lado. Gracias a esto, el color azul es tan fácil de combinar, ya no solo con otros colores, sino con el mismo. Así que, a parte de ser el color favorito por excelencia de la mayoría de personas, también lo es para el mundo de la decoración, porque nos permite utilizarlo en muchos escenarios y recrear muchos estilos con el. Celestes, lavandas, ultramar, zafiros, cobaltos, turquesas, verdeaguas… Vamos a enseñarte las tonalidades que más se llevan dentro de la decoración de interiores: 

Classic blue

Denominado por Pantone “El color del año 2020”, es una tonalidad de azul que nunca pasa de moda. Si queremos crear un espacio atemporal, lleno de elegancia y que nos sumerja en la calma, apostar por el es la solución. A la hora de combinarlo, debemos tener en cuenta que es una tonalidad de azul un tanto oscura, capaz de convertirse en el centro de atención, por lo que los colores claros son los indicados a la hora de hacer mezclas: el blanco y el beige para crear una sensación de amplitud y luminosidad son claves.

Classic blue perfecto para el estilo clásico

Esta tonalidad es ideal para aquellos que quieran decorar su casa con un estilo clásico, gracias a que trabaja como color base para empezar a amueblar el resto. También podría estar presente en un estilo americano-country como detalle, dado que con detalles vaqueros podemos trasladarnos al lejano oeste.

Azul petróleo

Aunque al principio este tono nos pueda parecer demasiado arriesgado, combinado de manera correcta puede crear espacios muy elegantes, sobretodo la clave la encontramos a la hora de combinarlo, no con otros colores (que también) sino con diferentes tipos de texturas: teciopelo, la madera, o fibras naturales como el ratán. Este tono funciona muy bien con complementos y tapicerías que combinen todas sus gamas: azules tintas, cobaltos, añiles suaves… Al tratarse de un color oscuro, absorbe bastante luz, pero al mismo tiempo crea una textura envolvente y acogedora en el espacio.

Combínalo con muchos colores

Prueba con el azul petróleo para recrear un estilo cubano. Al ser un color osuro te permite hacer combinaciones muy diferentes con muchas tonalidades: mostaza, corales, amarillos, naranjas… ¿Y qué mejor que el color para una decoración cubana?

Azul Cerúleo

Esta tonalidad de azul abarca un gran conjunto de azules dentro de el: azul profundo, el celeste, el azul brillante y la tonalidad de azul con matices verdosos. Se conoce como azul celestial, porque anteriormente los artistas pintaban representaciones de cielos despejados con el. Este tipo de azul es fácilmente adaptable para crear una estética clara y refrescante, pero cuidado, porque es bastante llamativa, y si la utilizamos mucho podemos crear un espacio demasiado estridente. Por eso lo ideal es combinarlo con colores claros, para no crear contrastes tan fuertes entre las mezclas.

Estilo mediterráneo en casa

Este azul es mejor utilizarlo para detalles, como las lámparas, en los téxtiles de casa… ¡Incluso en las flores y jarrones! Crea un estilo griego, con jarrones blancos decorados con diferentes patrones de este color. Un estilo mediterráneo que no fallará.

Azul índigo

Inspirado en el mar, el azul índigo es un color relajante y fuerte, sutil y sofisticado, que da estabilidad. Queda genial con verdes agua y blanco, ya que transmite la magia de las profundidades marinas. Se parece un poco al classic blue, pero tiene un tono más apagado, que permite combinarlo con muchos tipos de materiales: como la madera, el ratán o el bambú.

Perfecto para aportar serenidad en casa

Este color nos transporta al mar, a sus olores, su calma y paz. Por eso un estilo que le queda genial es el estilo marinero. Azul índigo con blanco y toques de rojo y la madera como material, será todo lo que necesites.

Azul marino

El Navy es todo un clásico en moda, pero también en decoración. Sobrio y elegante como pocos, resulta atemporal. Con él, combinan tonos neutros y acabados en ocre con un azul oscuro y profundo. La elección del terciopelo y la madera como materiales principales, junto con esta paleta de colores, crean espacios con un aspecto majestuoso y actual.

Trae el mar a casa

Igual que el índigo, el azul marino es un color que nos hace pensar en las profundidades del mar. Así que lo ideal sería un estilo mediterráneo, marinero o cualquier otro que permita una combinación de azul marino, blanco y unas rayas como estampado.

Azul Egeo

Es un tono de azul atractivo, profundo y tranquilizador. A menudo se acompaña con colores crudos, blancos y beiges. Se utiliza en dormitorios con paredes oscuras, sobre todo en el cabecero de la cama y las fundas de almohada con el fin de crear un espacio acogedor e íntimo. Es muy típico ver este color en azulejos o en cerámica, decorando con cenefas sobre los colores claros y crudos que hemos mencionado antes.

El azul egeo es muy típico de la decoración portuguesa. Podemos encontrarlo en multitud de fachadas e incluso dentro de las cocinas de las casas o de los baños llenos de cenefas y dibujos en esta tonalidad.

Azul Hielo o Ártico

Es un tono pastel de azul suave, a mitad de camino entre los colores cielo y blanco. Ayuda a darle más luminosidad a una estancia y, si se combina con el blanco, se logra un espacio con apariencia más límpida y refrescante. Ofrece interesantes resultados estéticos cuando se asocia con matices amarillos.

Estilo nórdico

Sin duda, un estilo ideal para este color es el scandi o el estilo nórdico. Llenos de azules, con colores fríos y tranquilos que nos aportan paz y espacio gracias a su combinación con materiales naturales como la madera.

Azul turquesa

Esta tonalidad es muy conocida entre todos y una de las favoritas sin duda. Alegre, divertido, luminoso, fresco… El azul turquesa es capaz de alegrar cualquier ambiente y combinado con colores como el rosa, el dorado, negro o blanco, podemos conseguir ambientes de lo más femeninos y chics, a la par que llamativos y divertidos.

Sin lugar a duda, lo mejor es el estilo glam. Si te gusta ser llamativo y glamuroso, la combinación del turquesa, con el rosa y el dorado es lo que estás buscando para tu casa.

Las 7 mejores combinaciones de azul

  1. Blanco, por supuesto: La elección del azul no solo consta entre los colores para pintar paredes. En una pieza concreta y en textiles, el azul es una apuesta segura. Así que si tus paredes son blancas, añade tapizados y objetos en este color y darás un estilo Navy a la estancia. En madera, con los tonos de blanco y toques ligeros de azul, obtendrás una estampa veraniega muy fresca.
  2. Con mostaza, por favor: Forman la pareja perfecta. El amarillo mostaza es un color cálido y agresivo combina fenomenal con el azul, siempre relajante y fresco. Alíate con el mostaza y huye de los colores convencionales. Combinado con un azul intenso crea ambientes actuales y un tanto sobrios. Puedes equilibrar su “seriedad” con el blanco, el marrón y las rayas, que dan un toque más classy.
  3. El trio calavera, blancos, beiges o anaranjados: el azul es un color que combina a la perfección. Su efecto es dinámico y muy personal, ideal para espacios rústicos
  4. Coral y azul: Sin importar los tonos de azul o de coral, más suaves o más intensos, estos colores parecen haber sido ideados para crear combinaciones win to win.
  5. Tonos tierra y azul: Forman el tándem para lograr ambientes equilibrados. Combinar colores cálidos como el tierra y fríos es siempre buena idea y este dúo funciona.
  6. Melocotón y azul: Mejor combinarlos en los mismos tonos, es decir, melocotones pastel con azules pastel, hasta los tonos más oscuros de ambos colores. El melocotón es un color cálido dentro del círculo cromático, mientras que el color azul es frío, así que se completan muy bien.
  7. Verde y azul: Casi cualquier tono de verde combina con el azul, pero es sin duda el tono verde hoja el que mejor lo hace. Los dos son colores que representan a la naturaleza, por ello su mix es tan acertado.

¡Con esta guía serás capaz de combinar todos los tonos de azul en la decoración de tu casa! Entra en Westwing y descubre todos los productos que tenemos en azul y para combinar con este color. ¿A qué esperas?