Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Salón estilo modern glam con puertas blancas y sofás azules

¿Te gustan los espacios elegantes, sofisticados y atrevidos? Entonces te gusta el estilo modern glamHoy es una tendencia decorativa de lo más cool, pero bebe de estilos “históricos” que están experimentando un revival en la actualidad: el elegante Mid Century, el a veces extravagante pero siempre de alto nivel Art Decó, o incluso el moderno y sobrio estilo industrial del Nueva York de los años 50. El modern glam los mezcla todos y consigue ambientes con mucha clase y mucho carácter.  

Ya hemos dado la teoría, pero… ¿y si lo llevamos a la práctica? ¿Qué piezas conseguirán subirle el nivel a tu casa y darle un toque de locura y sofisticación modern glam? Aquí van unas cuantas ideas: 

Texturas modern glam 

No hay espacio modern glam que se precie que no juegue con los textiles. A esta tendencia le gustan las mezclas: no solo de tipo de tejido sino también de patrón de estampado. En cuanto a los tejidos, hay un rey indiscutible: el terciopelo. Y es que la tendencia modern glam adora los sofás de terciopelo que aportan un aire chic y sofisticado al salón además de muchísima calidez. ¿Un plus? Elige sofás en terciopelo tapizados con la técnica capitoné. ¡No se puede ser más elegante y glamuroso! Y por supuesto, una pieza con una presencia visual como esta no puede estar sobre cualquier suelo: las alfombras de gran tamaño y estampado llamativo son su pareja ideal, en blanco y negro, con grandes dibujos geométricos o incluso florales… ¿Y los cojines? A ellos les guardamos el punto de locura. Rayas, geometrías, flores e incluso animal print, todo junto, funciona a la perfección para decorar el salón –o el dormitorio– con un punto extravagante muy sofisticado.  

Piezas con personalidad 

Aparadores de madera oscura, mesas de centro y auxiliares de vidrio o policarbonato, consolas en dorado o metal, sofás chester, butacas curvilíneas… Los muebles modern glam no pasan desapercibidos. Y es que fueron creados casi casi como piezas artísticas. Su estructura es moderna y práctica, y su acabado, elegante y sofisticado. Detrás de ellos, muchos nombres propios: Mies van der Rohe, Charles y Ray Eames, Le Corbusier…  

Brillos y más brillos  

Además, es una tendencia decorativa que adora los brillos. ¿Detalles que no deben faltar en un espacio modern glam?  

  • Los espejos, cuanto más grandes mejor. Los espejos con marco de pan de oro son perfectos para este tipo de decoración. Pero también los espejos envejecidos con perfiles de metal. Y claro, también triunfan los muebles con puertas de espejo. Son muy sofisticados y consiguen no solo añadir glamur al ambiente sino también mucha luz, ya que rebotan toda la que reciben.
  • El cristal, que puede usarse tanto en muebles, como puede ser una mesa de centro o un auxiliar con sobre de cristal y guías metálicas o doradas, como en complementos: no deben faltar las bandejas de cristal, ni los jarrones con grandes ramos, ni incluso los pies de lámparas de sobremesa realizados con cristal torneado. 
  • Dorados y plateados, en muebles y piezas como lámparas. Son imprescindibles. Pero no hay que abusar de ellos si no queremos que el ambiente quede demasiado recargado.  

Colores modern glam  

Los brillos casan muy bien con colores que los hacen destacar. Entre ellos, los negros, los grises y los azules oscuros. Pintar una pared de un tono profundo consigue un escenario perfecto para que los dorados y los plateados brillen con sofisticación. Y no pienses solo en pintar paredes. Si tienes la suerte de contar con una chimenea –una pieza muy modern glam–, con radiadores antiguos o con molduras y arrimaderos, píntalos también con el mismo color de la pared. El efecto es brutal y muy moderno. 

La iluminación también es clave 

Una lámpara mal elegida puede hundir por completo un espacio, así que… ¡ojo con la selección! Si quieres que tu casa sea 100% modern glam, escoge alguna de estas propuestas: 

  • Lámparas tipo escultura que triunfaron en los años 50: en dorado y con pantallas de cristal.  
  • Clásicas arañas con lágrimas de cristal que nunca pasan de moda y, combinadas con piezas más modernas, aportan un look muy personal y atrevido.
  • Lámparas con pies de metal y cristal. 
  • Lámparas de cristales pequeños. 
  • Lámparas con piezas de mármol, etc.