A pesar de su enorme potencial y versatilidad, muchas buhardillas no están bien aprovechadas. Sus características arquitectónicas las pueden convertir en todo un reto a la hora de ser decoradas pero… A grandes problemas, grandes soluciones ¿Tienes una buhardilla baja y no sabes como transformarla en un espacio funcional? En Westwing te damos todos los consejos que necesitas para aprovechar una buhardilla muy baja y convertirla en una buhardilla con encanto además de sacarle el máximo partido. ¡Inspirate con nosotros!

¿Quieres decorar una buhardilla muy baja? Claves para empezar

Si quieres aprovechar una buhardilla muy baja tienes que tener en cuenta varios factores antes de empezar.

  • Planifica el espacio y su distribución: Antes de ponerte manos a la obra, lo mejor es comenzar midiendo las dimensiones de tu buhardilla, recuerda que para ser habitable debería tener una altura mínima en la parte más baja de al menos 1,2 o 1,5 metros. Una vez sepas las medidas, es imprescindible planificar la distribución de los muebles y el estilo de los mismos, hay distintas opciones y, con cada una de ellas, puedes conseguir un significado estético diferente.
  • Elige tonalidades de blancos, colores claros o tonos pastel para paredes y techos: Cuando se trata de decorar buhardillas pequeñas o con techos bajos la mejor opción es elegir el blanco como color predominante ya que los tonos claros aportan luminosidad y dan sensación de amplitud. Al pintar paredes y techos del mismo color crearás una homogeneidad y unificarás más el espacio, para no crear contrastes y evitar asimetrías.
  • Selecciona un suelo que aporte calidez: Los suelos de madera clara suelen ser una opción acertada ya que mayor será la sensación de amplitud.
  • Busca muebles que te ayuden a ganar centímetros a los desniveles del techo. Para aprovechar todos los espacios de tu buhardilla baja, usa los desniveles como sistemas de almacenaje, ya sean estanterías o cajoneras. Puedes optar por muebles a medida o adaptar muebles modulares.
  • ¡Que no falten los espejos!: Integrando espejos puedes conseguir que la luz natural se multiplique. Además, al reflejar otras partes de la habitación, dará sensación de amplitud. Algo tan sencillo como colocar un espejo delante de una ventana puede proporcionar este efecto óptico con el que lograrás tener un espacio lleno de iluminación.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

La importancia de la luz natural en buhardillas bajas

La clave para aprovechar una buhardilla muy baja es jugar con la iluminación natural y la artificial. Una cuestión esencial para acondicionar tu buhardilla correctamente es que cuente con suficiente luz natural. La mejor opción es con ventanas de techo, en el caso de que no las tengas hay muchas formas de instalarlas fácilmente. Además de la luz natural, es necesario distribuir distintos puntos de luz en el resto de la buhardilla, es decir, no solo pongas un único foco en el centro, ya que el resto quedará en penumbra y el espacio parecerá aun más pequeño, añade lámparas auxiliares, de pie, colgantes, de mesa, de pared… ¡Llena todo el espacio de luz!

Consejos para la elección de los muebles

Las características de una buhardilla, en especial la altura y el desnivel del techo, pueden suponer grandes retos para su decoración. Te damos algunas ideas para buhardillas bajas, saca todo su partido y no renuncies a ellas.

  • Para aprovechar el espacio de la mejor forma te recomendamos encargar muebles a medida, pero si esta opción se sale de tu presupuesto, también puedes optar por adaptar muebles modulares. Imagínate crear la estantería para libros de tus sueños, que vaya desde el techo hasta el suelo y se adapte perfectamente a la inclinación de la pared de tu buhardilla, un mueble así dará mucho protagonismo a esta zona y aportar romanticismo y un ambiente muy hogareño.
  • Escoge muebles bajos. Si tu buhardilla tiene techos bajos, contrarresta este efecto optando por muebles bajos, y no dudes en aprovechar las zonas más bajas colocando cajas de almacenaje, cajones, cestas, estanterías… Y utiliza el espacio más alto para poner el resto de muebles donde se realizarán las actividades más cotidianas.

Dormitorios en buhardillas bajas

Aprovechar tu buhardilla con techos bajos para crear un dormitorio es posible. Coloca la cama en el centro del dormitorio, donde el techo es más alto, y aprovechar las zonas bajas para colocar elementos de almacenaje: baúles, estanterías… Opta por una cama baja para general más sensación de amplitud o si lo prefieres una con canapé, así, si no tienes suficiente espacio para un armario siempre tendrás espacio adicional para guardar ropa, zapatos o cualquier cosa que necesites.

Vestidor en una buhardilla baja

Si tu idea para transformar la buhardilla de techos bajos es crear un vestidor, te aconsejamos colocar los armarios y espejos en los lugares donde el techo es más alto y las baldas, zapateros y otros muebles de almacenamiento en zonas bajas. Una buena idea para dar una sensación de amplitud. A este espacio es colocar armarios abiertos o barras.

Tu rincón de lectura en una buhardilla baja

Una librería en una buhardilla baja puede ser la opción perfecta para los amantes de la lectura. Añade una estantería echa a medida para que se adapte a la inclinación del techo, una butaca o un sofá que se sitúecerca del punto de luz naturalque nos ofrezca una ventana. Añade el toque de color con una manta, un cojín y una mesa auxiliar de madera con tus flores preferidas.

Cuarto de juegos infantil en buhardillas bajas

La idea de crear un cuarto de juegos infantil en una buhardilla de techos bajos, es muy sencilla.

Solo tienes que añadir una alfombra bien mullida y cómoda para estar jugando encima de ella sin hacerte daño en las rodillas, unas cajas de distintas texturas, tamaños y colores como almacenaje para todos los juguetes y ¡ya lo tienes! Puedes añadir un pequeño sofá o alguna mesa para que tus hijos puedan pintar en ella o hacer los deberes.

¿Estás listo para disfrutar de tu buhardilla? ¡Comienza a decorar!

Si bien es cierto que antes las buhardillas se utilizaban de trasteros para objetos y muebles viejos, eso ha cambiado. Aun teniendo una buhardilla de techos muy bajos, son miles las posibilidades de cambio que este espacio te ofrece, solo tienes que echarle un poco de ingenio e imaginación.

¡Dale vida a tu buhardilla! No esperes más e inscríbete en el club de compras de Westwing para accede a los mejores consejos para aprovechar una buhardilla muy baja y decorarla con mucho estilo y glamour.