La buhardilla es una estancia llena de encanto. Lugares donde crear cualquier espacio que te puedas imaginar: un pequeño saloncito, un despacho, el cuarto de invitados… Son todo un reto y una gran oportunidad para plasmar tus mejores ideas decorativas. ¿Alguna vez has pensado cómo decorar una buhardilla para sacarle el máximo partido? Deja de soñar con transformar ese espacio al que no das ninguna utilidad en una zona cálida y acogedora donde te apetezca estar ¡Ponte manos a la obra! En Westwing te damos las claves para hacer una buhardilla con encanto como un espacio renovado, acogedor y con mucha personalidad ¡Inspírate con nosotros!

¡Sácale todo el partido a tu buhardilla!

¿Necesitas un rincón para ti?, ¿o quizás un espacio extra dentro de tu casa? La buhardilla puede convertirse en un refugio dentro de tu hogar, una zona multiusos que puedes transformar y utilizar de mil maneras. Dale una segunda vida a tu buhardilla y crea espacios llenos de estilo y encanto. A continuación de tejamos algunos trucos sobre cómo decorar una buhardilla y aprovecharla al máximo creando cualquier espacio que desees:

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Tu vestidor soñado

Si necesitas un espacio para guardar toda tu ropa y zapatos, no dudes en crear un vestidor en tu buhardilla. Una buena opción en decoración de buhardillas es elegir muebles modulares, este tipo de muebles son una solución versátil para cualquier espacio por su capacidad de adaptación. Si quieres que los muebles de tu buhardilla encajen con exactitud con la forma de las paredes y la inclinación del techo, elige muebles a medida. Si tienes bastante luz, ¡puedes incluso instalar un tocador!

Un baño extra

Si tienes únicamente un baño en casa, puedes convertir tu buhardilla en un baño adicional. Si cuentas con gran espacio puedes incluso crear una zona spa donde relajarte y poder dedicarte tiempo a ti misma: bañera de hidromasaje, ducha e incluso, sauna.

Tu rincón de lectura

Una buhardilla puede ser el espacio perfecto para crear la biblioteca de tus sueños, con unas enormes estanterías del suelo al techo. Las estanterías son el mueble perfecto, ya que son capaces de adaptarse a cualquier irregularidad, puedes colocarlas en forma triangulares o trapezoidales dependiendo del estilo de tu buhardilla. Estos espacios suelen ser los más silenciosos de la casa, por lo que puede ser el lugar ideal para ir a pasar el rato con tus libros preferidos.

Una habitación de juegos para los más pequeños

Para los niños es muy importante jugar, es su forma de desarrollarse y comunicarse. Puedes dedicar este espacio a que tus hijos se diviertan creando una sala de juegos. Añade unas alfombras para aportar calidez, unas cajas o cestas multiusos para tener todos los juguetes siempre en orden. Personaliza las estanterías y apuesta por los colores claros en paredes y techo. Aporta los toques de color en los complementos como cuadros, pufs, cojines, cajas, lámparas… Si te decides por esta opción ten siempre en cuenta que es necesario tomar medidas de seguridad en las escaleras de bajada, para que no pueda haber ninguna caída.

El despacho que siempre quisiste

Cada vez es más común el teletrabajo y es más necesario tener un espacio donde poder trabajar concentrado y en silencio. Si tienes la suerte de contar con una buhardilla, este puede ser el lugar ideal donde crear tu propio despacho. Está alejada de todos los ruidos de la casa y además, es una buena manera de establecer espacios separados para el ocio y las obligaciones.

La habitación de invitados

¿Tu casa dispone de habitaciones suficientes para ti y tu familia? Siempre puedes convertir tu buhardilla en un dormitorio extra para las visitas. Coloca la cama en el sitio donde el techo esté más alto y aprovecha los rincones más pequeños para colocar una estantería o una cómoda más baja que sirva como lugar de almacenamiento.

Consejos para decorar una buhardilla pequeña

¿Quién dijo que un espacio pequeño no podía tener encanto? Si tu buhardilla cuenta con un espacio reducido, sabrás que muchas veces decorarla se puede convertir en todo un reto. Sus techos inclinados son su ventaja estética principal, pero pueden suponer una dificultad a la hora de encontrar los muebles indicados por el espacio que dejan. Te damos algunos consejos sobre cómo decorar una buhardilla pequeña con estilo.

Elige colores claros

Si deseas lograr una mayor amplitud visual, lo mejor es aprovechar al máximo la luz natural que entra en la habitación, por esta razón opta por colores claros, como el blanco, colores tierra o pastel, así lograrás que la luz se refleje en las paredes y se cree un efecto de amplitud visual. También es preferible que pintes el techo del mismo color que las paredes para una mayor homogeneidad.

Adapta el mobiliario a las características de tu buhardilla

La clave para decorar tu buhardilla aprovechando cada rincón es adaptar el mobiliario a la forma de la pared y techo. Esto se consigue principalmente encargando muebles a medida, especialmente para la parte más baja de la estancia. Por ejemplo, añade una libraría baja o un armario que saque todo el partido a la inclinación del techo.

No recargues el espacio

Si tu buhardilla no cuenta con un espacio muy amplio, no lo recargues, pon solo lo que realmente necesites, así no quedará sobresaturado. Opta por una decoración sencilla, con pocos objetos que interrumpan visualmente del ambiente. Elige muebles ligeros de tonos claros, que se integren visualmente con pared y techo y den sensación de amplitud.

Elige muebles bajos

Uno de los grandes inconvenientes de muchas buhardillas son sus techos bajos. La mejor opción para contrarrestarlo es eligiendo muebles bajos. Por ejemplo, si vas a convertir tu buhardilla en una habitación, elige una cama baja, el espacio visual quedará mucho más amplio haciendo que el dormitorio parezca mucho más espacioso. Si prefieres convertirla en un salón, opta por un estilo chill out y dale un look diferente y original a tu estancia, añade una alfombra para dar un toque acogedor y una mesa de centro baja. Otra opción si tienes una buhardilla pequeña es crear una sala de juegos para tus hijos o un despacho para trabajar cómodamente.

Coloca los muebles de forma funcional

Dedica la zona de mayor altura del techo a a las actividades más habituales, y la parte más baja del techo utilízala para poner los muebles de almacenamiento como armarios, estantes, zapateros o cajas, de esta forma no desaprovecharás ni un solo centímetro y sabrás el máximo rendimiento al espacio. Para conseguir mejores resultados, decídete por muebles con ruedas, así las zonas de almacenaje pueden ir cambiando de lugar y de uso.

Vigas siempre a la vista

Además de contribuir a dar más sensación de altura, su aporte estético y el atractivo visual es increíble. Si tienes la suerte de tener vigas de madera en tu buhardilla, ¡no las pintes o disimules! Déjalas a la vista y lúcelas.

Cómo decorar una buhardilla grande sin que parezca fría o vacía

¿Eres de los privilegiados que tienen una buhardilla muy espaciosa? A veces decorar con éxito espacios muy grandes no es tan fácil como parece ya que un gran espacio sin amueblar correctamente puede dar sensación de vacío, de frialdad… A continuación te damos algunos tips sobre cómo decorar una buhardilla grande y acogedora:

Dividir el espacio en diferentes ambientes

Establecer diferentes zonas con diferentes funciones dentro de la buhardilla es la primera clave y la más importante para conseguir que el espacio no quede vacío o frio. Por ejemplo, un salón con una zona a parte que cumpla la función de librería o rincón de lectura con una butaca, una lámpara de pie, una alfombra y una estantería echa a medida para que encaje a la perfección con las irregularidades que produce la inclinación del techo. Incluso si la buhardilla es muy amplia, podrás crear una casa completa tipo loft. Puedes dividir las distintas zonas mediante muebles o biombos, no es recomendable poner paredes en una buhardilla ya que la luz natural se podría ver comprometida.

Utiliza muebles más grandes

Es tu oportunidad para decorar a lo grande, ¡aprovéchala! Si pones muebles pequeños en una buhardilla muy grande podrían quedar incluso un poco ridículos, añade un sofá XXL en forma de L, una librería kilométrica, una mesa de comedor para toda la familia, una cama King Size en el caso de que transformes esta zona en un dormitorio… Todo lo que siempre habías deseado.

Plantas, un must para espacios amplios

Las plantas son un aliado imprescindible para cualquier estancia de la casa, sea grande o pequeña. Si tienes la suerte de contar con un espacio muy grande no dudes en añadir árboles de interior a parte de otras pequeñas plantas por toda la buhardilla, que te ayudarán a acotar las diferentes zonas o ambientes y a darle vida a rincones que quedan muertos o demasiado vacíos.

Utiliza colores más oscuros

Al igual que hemos hablado de que los colores claros dan amplitud a los espacios, los tonos más oscuros te pueden ayudar a darle a tu buhardilla un espacio más íntimo y contribuyen a empequeñecer visualmente el espacio. No te recomendamos que pintes todas las paredes oscuras, focaliza estos tomos en una os dos paredes para crear mayor contraste y no sobrecargar la zona.

¡Atrévete a decorar tu buhardilla!

Si te han gustado nuestros consejos sobre cómo decorar una buhardilla, no te pierdas en Westwing más ideas e inspiración para hacer de tu buhardilla un espacio íntimo, acogedor y fiel a tu estilo.