Las buhardillas son espacios que pueden suponer un plus decorativo en tu hogar. Es cierto que son espacios algo complicados de decorar debido a su inusual diseño, pero no podemos negar que desprenden encanto en cada rincón. Si tienes la suerte de tener una en casa, saca todos los trastos que tengas y no dudes en darle uso. Solamente con su forma y arquitectura de base ya le estás dando a cualquier estancia un aire acogedor y romántico, unas características que pueden potenciarse mediante la decoración. En Westwing, hemos recopilado algunos de los mejores consejos para crear habitaciones en buhardillas ¡Crea una buhardilla encantadora !

Trucos para ganar amplitud y profundidad en habitaciones abuhardilladas

Las buhardillas son lugares muy especiales. Sus techos bajos proporcionan una mayor intimidad y recogimiento, pero a veces nos encontramos con dificultades a la hora de decorarlas ya que pueden ser, pequeñas, muy bajas, con los techos demasiado inclinados.… Te mostramos algunos trucos e ideas para habitaciones abuhardilladas.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Apuesta por colores fríos en paredes y techo

Estos colores funcionan muy bien ya que al mirarlos da la sensación de alejarse, por eso pueden aportar una mayor amplitud, por el contrario, los colores más cálidos, como el rojo, naranja o amarillo recargan el ambiente. El color por excelencia es el blanco, además de hacer que tu dormitorio se vea más amplio, el reflejar mejor la luz también aporta profundidad.

Di si a los espejos

Tienen la capacidad de crear espacios es más grandes y altos de lo que realmente son. Esto es gracias a que a que reflejan en ellos zonas de la estancia, dando mayor sensación de profundidad. Recuerda que entre más grande sea el espejo más grande será el efecto de amplitud. Si colocas un espejo en una pared cercana a una ventana, aprovecharás mejor la luz natural y esta se multiplicará por todo el dormitorio. Colocar estratégicamente los espejos es la mejor opción para espacios pequeños o con poca iluminación y siempre debes evitar ponerlo frente a zonas poco atractivas o demasiado oscuras.

¡Vigas al descubierto!

Si tu buhardilla tiene vigas, no las escondas lúcelas para que tu dormitorio tengas un toque más acogedor, rústico y especial. Además de contribuir a dar más sensación de altura, su aporte estético es maravilloso. Si cuentas con una habitación abuhardillada pero no tienes vigas, no te preocupes, puedes incorporar vigas falsas fáciles de colocar de materiales como el poliéster o la fibra de vidrio.

No le tengas miedo al papel pintado

Es una forma estupenda para dar profundidad y a la vez crear un espacio más glamouroso y sofisticado. No es recomendable poner papel pintado en todas las paredes, colócalo solo en una para que el efecto sea mayor y no quede recargado, ya que si abusas el efecto podría ser al contrario de lo que buscas y que la buhardilla parezca visualmente mucho más pequeña.

Adapta el mobiliario a las características de tu buhardilla

Si quieres decorar habitaciones en buhardillas bajas la clave para hacerlo aprovechando cada rincón es adaptar el mobiliario a la forma e inclinación de la paredes y techo. Con muebles hechos a medida el resultado es impecable, pero siempre puedes recurrir también a muebles modulares.

Otro factor decisivo a la hora de amueblar buhardillas es la disposición de cada pieza: en las zonas de techos más altos coloca los muebles que más utilices habitualmente y que para su uso debas estar de pie (por ejemplo, armarios o espejos), en las zonas más bajas puedes añadir baúles, estanterías bajas…

En las zonas intermedias, de techos ni muy altos ni muy bajos, aquellos muebles de reposo como sillas, taburetes, pufs, sofás, butacas, sobre los que nos recostemos y por lo tanto el techo no nos moleste si es un poco más bajo de lo habitual (pero cuidado con los cabezazos, no los coloques en zonas donde al ponerte de pie te des en la cabeza).

Cómo decorar el dormitorio perfecto

Antes de empezar, tienes que tener en cuenta cuales son las características de tu buhardilla, así como la altura e inclinación del techo. A la hora de transformar esta zona y crear habitaciones en buhardillas es esencial asumir que tú debes adaptarte a ella y no al revés. Es posible que te encuentres con techos altos, bajos, inclinados, muy inclinados, con ventanas, sin ellas… Lo más importante es saber cómo distribuir ir muebles correctamente y si hay zonas bajas, no las dejes vacías o las evites, estos espacios deben ser una prioridad a la hora de amueblar la buhardilla. De esta forma acabamos con “puntos muertos” que pueden empequeñecer esta estancia y aprovechar hasta el último rincón.

  • Si tu buhardilla es pequeña, no la recargues de elementos innecesarios. ¡A veces menos es más! Introduce los muebles y complementos esenciales y, sobre todo, funcionales. Si crees que tu buhardilla necesita un toque o se ha quedado un poco sosa, añade plantas en vez de otros elementos decorativos. Son las perfectas acompañantes de nuestros muebles de diseño. Son capaces de elevar cualquier rincón, tanto por su color como por su energía.
  • Las camas de estilo tatami son una buena opción para ubicarlas en una buhardilla, ya que al  ser bajas y quedar cerca del suelo, son muy ligeras visualmente y no recargan el espacio. Si no te gusta mucho el resultado estético de este tipo de camas, siempre puedes optar por una cama con canapé, te pueden sacar de muchos apuros en espacios reducidos ya que pueden guardar dentro todo tipo de cosas, desde ropa y zapatos hasta
  • Si colocas armarios, estanterías o baldas, lo mejor es que sean a medida para que se ajusten perfectamente al diseño de los techos y paredes, y así poder aprovechar toso el espacio disponible. Otra opción muy práctica es utilizar muebles modulares (como su nombre indica, es un mueble que se puede transformar a tu propia voluntad) que, gracias su versatilidad puedes optimizar el espacio y además ofrece opciones de personalización al gusto de cada uno.
  • Utiliza las zonas más bajas para instalar muebles de almacenaje o algún espacio lounge  o chill out alfombrado y con distintos pufs.

Baños en buhardillas: cómo decorarlos y distribuirlos

Si tu hogar no tiene suficientes baños o necesitas un espacio de relajación tipo spa extra, no dudes en aprovechar tu buhardilla para crearlo. Los baños en buhardillas están cada vez más extendidos por la gran cantidad de posibilidades de distribución y decoración que ofrecen. Debido a su espacio reducido y a sus características, los baños abuhardillados puedes tener pequeñas peculiaridades, estas son algunas recomendaciones a tener en cuenta: 

  • Es preferible instalar una ducha que una bañera, ya que es más ligera y el peso de una bañera llena podría ser excesivo para la planta.
  • Coloca la ducha en la zona más alta del techo. Ya que es la pieza del baño que más espacio y altura necesita. Otra recomendación es que la ducha tenga una mampara de cristal, de esta manera el baño parecerá mucho más amplio.
  • Si te decides por colocar una bañera, el lugar ideal para instalarla es en una zona de techo bajo, ya que no necesita de mucho espacio hacia arriba, excepto para entrar y salir. Las bañeras angulares o los modelos redondeados son una perfecta elección para baños con estar características.
  • Instalar un tragaluz en la inclinación del techo aportará mucha luminosidad al espacio.
  • Utiliza colores claros y pon algunos toques de color mediante completemos para alegrar el baño.
  • Para crear sensación de amplitud utiliza azulejos de gran tamaño, espejos y una buena iluminación tanto natural como artificial.

¡Vive tu buhardilla!

No desaproveches este espacio tan maravilloso que tienes, ponte manos a la obra y crea un refugio íntimo y único.

¿Te han gustado nuestras ideas y consejos? Inscríbete en WestwingNow y accede a muchas más propuestas para decorar habitaciones en buhardillas con mucho estilo, ¡a que esperas!