decorar mesa comedor

Cuando no se usan, las mesas de comedor pueden servir como superficie para crear escenas decorativas que eleven el nivel de la estancia. ¿Cómo?, te preguntarás… Pues mediante piezas como jarrones, con o sin flores, velas, libros, bandejas y cuencos. Te damos las claves para saber cómo decorar una mesa de comedor con mucho estilo.

Cómo decorar una mesa de comedor según su forma

No todo vale. La mezcla adecuada de ciertas piezas te podrá llevar al éxito, si lo haces con propósito y criterio estético. Aquí van nuestras 4 propuestas, según las formas más habituales de las mesas de comedor:

1. Decorar una mesa de comedor rectangular

Si tu mesa de comedor es rectangular, entonces es que posee la amplitud suficiente para que el espacio no sea un hándicap. Puedes dividirla en tres secciones de igual tamaño, para que se vea equilibrada. En el primer rectángulo podrás poner una composición de dos ó tres libros apilados, uno sobre el otro. En el medio, un jarrón con flores. Y, finalmente, en la tercera área, una bandeja con base de espejo sobre la que puedes colocar tres velas de distintos formatos.

Consejo: tanto en este caso, como si tu mesa es cuadrada, elige objetos con curvas sinuosas, para que rompan la rectitud de líneas de la superficie.

2. Decorar una mesa de comedor cuadrada

Si tu mesa posee esta forma, racional y equilibrada por sí misma, te animamos a darle dinamismo y vida con la regla del tres. Se trata de juntar objetos de tres en tres, para que la mirada se vea obligada a moverse entre los objetos y la imagen sea más atrayente e interesante. Por ejemplo, pon en el centro una bandeja, que será la base donde agrupar los tres elementos, que podrían ser: un jarrón, una vela y un candelabro o pieza decorativa de cerámica.  Un set de tres jarrones de porcelana es la opción más comedida, pero que nunca falla.

3. Decorar una mesa de comedor redonda

En este caso, te recomendamos poner el foco de atención en su zona central. Un par de jarrones de diferentes alturas o un macetero en forma de busto del que salga un ramo de hortensias a modo de pelo a lo afro será más que acertado.

4. Decorar una mesa de comedor ovalada

En este tipo de mesas queda muy bien jugar con los extremos. Puedes poner un camino de mesa a cada lado, de algodón o lino, y sobre ellos crear un par de composiciones. A un lado, un juego de té, al otro unas cestas con flores. El conjunto quedará muy equilibrado.

Cómo decorar una mesa de comedor según su material

Otro punto de partida para planear la decoración de nuestra mesa de comedor para el día a día, cuando no está puesta para comer, podría ser el material con el que está realizado su sobre o superficie. Dicha materia podrá servirnos de guía para seleccionar los objetos y su disposición:

1.Decorar una mesa de comedor de madera

es el material noble más usado para este tipo de muebles, pero también puede resultar delicado y propenso a rayadas. Para evitarlo, puedes poner un camino de mesa liso o estampado como base sobre la que poner un jarrón y una bandeja con velas, por ejemplo. TIP: junto a las velas, siempre queda bien un recipiente de cristal para las cerillas. Así, además de decorar, siempre las tendrás a mano para encender las velas.

2. Decorar una mesa de comedor de cristal

si el sobre de tu mesa de comedor es transparente, podrás jugar mucho con la decoración, ya que su ligereza permite múltiples combinaciones. Puedes poner jarrones o macetas de cerámica, cuencos o accesorios de madera y libros con mucho color.

3. Decorar una mesa de comedor blanca

atrévete a darle vida con tonos fuertes, mediante complementos en coral, azul intenso o verde bosque. Si te va más lo neutro, añade un jarrón de cristal, portavelas y velas en blanco y alguna bandeja o caja de cristal. Todo muy sutil.  

Consejo: si no quieres complicarte la vida, existen sets de portavelas que ya vienen perfectamente coordinados.

4. Decorar una mesa de comedor con sobre de mármol

son tan elegantes, que permiten un sinfín de combinaciones de accesorios con glamour. Busca un estilo effortless chic o de desorden organizado. Coloca el elemento más voluminoso en el centro y otros más ligeros orbitando a su alrededor. Apuesta por piezas que aporten contraste con el mármol, como un macetero de metal dorado, bandejas en negro, cuencos de madera maciza, un gran jarrón de cristal, dos o tres libros sobre los que poner una vasija con ramas de eucalipto…

Cómo decorar una mesa de comedor según el estilo

Y por último, te damos algunos trucos de estilismo para que recrees el ambiente que desees en tu zona de comedor. Recuerda que debe ser coherente con el estilo del resto de la casa, a no ser que la decores para una ocasión especial o por una festividad o motivo concreto.

  1. Mesa rústica: dos cuencos de madera maciza en diferentes tamaños y un jarrón de gres con flores preservadas, silvestres, serán el colofón ideal para una mesa de estilo rústico.
  2. Mesa de comedor moderna: ¡con mucho color! Apuesta por las twisted candles, la moda de las velas retorcidas en colores pastel. Un bol decorativo de gres con relieve y un jarrón con flores frescas, en los mismos tonos que las velas, será el trío ganador para este estilo. Puedes añadir una pila de tres libros de moda o viajes, con una edición elegante y decorativa.
  3. De estilo nórdico: añade un set de tres jarrones de porcelana en blanco, negro y pastel. Los objetos de mármol, cristal y el mix blanco y madera también funcionan en esta corriente.
  4. Mesa de comedor clásica: un bote con tapa de cristal, con relieves, un jarrón estampado con dibujos de flores y una bandeja o caja de cristal, con bordes dorados, aportarán esa personalidad clásica que andas buscando.  
  5. Mesa de comedor boho: juega con piezas decorativas de fibras vegetales, sobre un camino de mesa de lino en tono natural o mostaza. Por último, un jarrón de gres con un ramo de eucalipto o pampas secas será el toque final para una superficie bohemia y chic.
  6. Mesa minimal: utilizando un solo color o paleta cromática. Po ejemplo, un jarrón de gres circular en blanco roto, junto a un set de velas led en blanco. Ni más, ni menos.

Consejo: Evita… llenarla de portarretratos con fotografías. Eso quedó para la mesa camilla de la abuela. Recuerda que en el equilibrio reside la virtud, así que procura crear composiciones de no menos de dos elementos y no más de cuatro.

Después de leer todo esto, ¿a que ya no miras a tu mesa de comedor con los mismos ojos? Tanto si está vacía, como llena de cosas (por no mencionar al temible mantel de hule), te animamos a hacer borrón y cuenta nueva y vestirla con estos elementos decorativos.

Consejo de lectura: aprende con nuestra guía de estilo a decorar centros de mesa, cómo decorar con libros o entérate de la decoración con macetas de moda.