Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Hall con un look Shabby Chic

El look romántico. Así lo define mucha gente. Hablamos del Shabby Chic, el estilo que conquista a cada vez más personas, a más hogares. Hay sutiles notas de color, normalmente con rosa pastel o grises perlados. Los habituales elementos dinámicos del shabby, además, se sustituyen ahora por formas y materiales lineales que le aportan una sencillez que enamora. Esto se debe a su combinación con las tendencias de interior, que dan lugar a un estilo refrescante pero cargado de modernidad, según Delia Fischer. ¿Quieres saber más sobre el shabby chic y cómo puedes aplicarlo en tu casa? Quédate con nosotros y presta atención.

Adaptarte al estilo Shabby Chic: transforma un mueble

Lo más interesante de este estilo es que puedes encontrar muchos muebles y objetos en diferentes lugares y a muy buen precio. Muchos decoradores se hacen con auténticas gangas en mercadillos, desde fundas de cojín fabulosas hasta piezas de madera astillada con las que combinen bien. El toque final es la pintura a la tiza. Es muy frecuente pintar muebles de madera para adaptarlos a este estilo. Recuerda que, antes de pintarlo, debes limpiar tu mueble con un paño húmedo y detergente. Esto es importante para que la pintura fije bien. Te detallamos un poco más cómo debes efectuar este proceso en tres sencillos pasos.

  • La pintura a la tiza requiere siempre un tratamiento previo del objeto con el fin de obtener una imprimación adecuada, especialmente en aquellos de madera de roble, pino y caoba. Después, puedes añadir ya la pintura con el color que desees.
  • La pintura necesita un secado de, mínimo, ocho horas. Una vez esté seca, lija algunas zonas con papel de lija para darle el aspecto desgastado tan característico de este estilo.
  • Aunque busques un efecto desgastado, debes proteger tu mueble de la suciedad o de los arañazos. Para ello, aplícale una capa protectora de laca transparente: sellará la pintura y te ahorrará un disgusto con tu preciado mueble renovado.

Colores romáticos del Shabby Chic 

Mate y pastel son colores muy típicos en el shabby chic, especialmente en los accesorios, con los que se consigue crear un ambiente muy armonizado y delicado. Pero no todo se queda ahí, y los colores brillantes también pueden potenciar esta decoración y romantizar, todavía más, tu casa. En definitiva, opta por colores como el rosa, el azul cielo, o el amarillo con tonos grises, beige y blancos crudos. Apuesta segura.

cajas con una decoración Shabby Chic

Materiales naturales shabby: algunos consejos

Ya conoces cómo restaurar muebles y los colores más apropiados del shabby chic. Ahora, es importante que sepas también cuáles son los materiales más utilizados junto con la ya mencionada madera, que se cruza con el cuero, el lino, el algodón, el punto y el encaje, la seda y, a veces, el terciopelo. Estos materiales, además de los cristales y las cerámicas, dotan a tu casa de un confort que no se reproduce del mismo modo en otros estilos. Para que tu shabby chic no sea igual todo el año, y muestre diferencias con respecto a los meses de frío, puedes aplicar los siguientes consejos, orientados a las épocas más cálidas.

  1. No digas “no” al lino. Especialmente en verano, el lino es el sustituto ideal del encaje romántico, más propio del invierno. Los manteles de lino, por ejemplo, harán que tu mesa sea shabby, pero sin sobrecargarla. Estas telas también son muy adecuadas para las camas, endulzando tus siestas o tus sueños nocturnos más profundos.
  2. Mezclas exactas. Atrévete con mezclas de materiales muy distintos entre sí, como combinar una mesa de comedor oscura con un banco o taburetes blancos; las sillas industriales incluso romperían este estilo de una forma innovadora y bastante sugerente. Para unir elementos tan dispares, aplica el tono azul claro, ya que mantendrá la frescura como leit motiv.
  3. Contrastes muy presentes. Gris y blanco son colores prácticamente opuestos, pero funcionan de maravilla. Los tonos blancos o cremas quedan muy bien ensalzados con un gris que puede utilizarse en paredes y bañeras, o en ropa de cama y muebles en el dormitorio. ¡Estos colores no son solo para el frío!

Sé romántico los 365 días del año y empieza a buscar el estilo shabby chic para tu casa. ¡Restaurar muebles y conseguir objetos de decoración nunca fue tan fácil y divertido!