¡Ya es CYBER MONDAY! ¡Consigue hasta un -70% en las ventas de WestwingNow! >

Mesa auxilar con decoración Shabby Chic

Ni vintage, ni romántico, ni puramente campestre. El estilo Shabby Chic es un estilo decorativo que mezcla piezas antiguas, con un toque más sofisticado, dulce y femenino. ¿Cuál es su éxito? Su color pastel, sus líneas sencillas y sus muebles frescos y actuales, convierten al estilo de decoración shabby chic en uno de los más especiales. En Westwing, conocemos a la perfección el shabby chic y cuáles son las piezas de decoración que mejor encajan con este estilo.  

Las 6 características clave del estilo Shabby Chic  

El estilo shabby chic es un tipo de decoración muy particular. Este estilo de decoración reúne las siguientes características. Coge papel y lápiz, y ¡toma nota!

1. El blanco, el color estrella 

Entre los colores que destacan en este estilo está el blanco. Un color claro que veremos, sobre todo, en piezas de mobiliario. Esto nos permitirá añadir algunos tonos algo más llamativos en accesorios o incluso en la pared.  

2. Colores románticos  

Acompañando al color blanco, se situán en este estilo los tonos pasteles. Los colores empolvados, o también conocidos como candy colors, son algunos de los tonos que veremos en el shabby chic más romántico. Una paleta de colores muy elegante que acompañará estos interiores en multitud de piezas: papeles pintados, tapicerías, cojines, alfombras o incluso vajillas antiguas.  

3. Toques dorados 

Aunque la mayoría de los colores que nos encontramos en el estilo shabby chic son en pastel, es cierto que también predomina el dorado. Aunque lo vemos en pequeñas dosis, el dorado tiene un papel importante en los espacios decorados al más puro estilo shabby. Pero, ¿dónde vemos el dorado? Una forma de incorporar el dorado a las casas más shabby es a través de accesorios como espejos, candelabros, lámparas…que aportan así un pequeño toque glam.  

4. Estampado floral 

El estilo shabby tiene un pequeño aire que nos recuerda a la campiña inglesa. Por eso, solemos ver bastante presencia de estampados florales tanto en el interior como en el exterior. Te recomendamos usar este tipo de estampado floral en pequeñas dosis, y en textiles para la cocina como manteles, servilletas o cojines de asiento para las sillas del comedor.  

5. Materiales naturales  

Algunos de los materiales más utilizados en el estilo shabby chic, son la madera, el cuero, el algodón, el lino, el encaje o la seda. Para que tu shabby chic no sea igual todo el año, te recomendamos seguir los siguientes consejos en los meses de verano:  

  1. No digas “no” al lino. Especialmente en verano, el lino es el sustituto ideal del encaje, un tejido más propio de la época de invierno. Los manteles de lino, por ejemplo, harán que tu mesa sea shabby, pero sin sobrecargarla. Estas telas también son muy adecuadas para la ropa de cama.  
  2. Mezclas exactas. Atrévete con mezclas de materiales muy distintos entre sí, como combinar una mesa de comedor oscura con un banco o taburetes blancos; incluso podemos añadir sillas de estilo industrial para romper un poco con la monotonía. Para unir elementos tan dispares un truco: añade piezas en tonos azules.  
  3. Contrastes. El gris y el blanco son dos colores prácticamente opuestos, pero funcionan de maravilla. Los tonos blancos o cremas quedan muy bien con un gris que puede utilizarse en paredes, baños, o en ropa de cama y muebles en el dormitorio.  

6. Muebles antiguos 

Los muebles antiguos son muy característicos del estilo shabby. Las piezas clásicas, con líneas redondeadas y suaves pueden faltar en este estilo decorativo. Algunos de los muebles que más vemos en este estilo están: las banquetas afrancesadas, las mesas de comedor con aire provenzal, y las cómodas con aires desgastados. Pero es cierto, que no siempre vemos muebles antiguos en este estilo, también hay piezas más personales, con encanto y con materiales como la madera y el hierro.  

DIY: Transforma un mueble al estilo Shabby Chic 

Lo más interesante del estilo Shabby Chic es que puedes encontrar muchos muebles y objetos en diferentes lugares y a muy buen precio. Muchos decoradores se hacen con auténticas gangas en mercadillos, desde fundas de cojín fabulosas hasta piezas de madera únicas. Sin embargo, si queremos darle un plus de elegancia a estas piezas que encontramos en mercadillos, o que adquirimos online, podemos hacerlo. ¿El truco? La pintura a la tiza, o también conocida como chalk paint. Este tipo de pintura es muy fácil de usar, ya que tiene un buen acabado y permite cubrir bastante bien las imperfecciones que podemos encontrar en algunas piezas de madera.  

Otra ventaja es que no necesita que lijemos los muebles de madera, ya que la pintura se adhiere bastante bien. Lo único que debemos hacer antes de pintar cualquier mueble con pintura a la tiza, es simplemente limpiar bien el mueble con la ayuda de un paño húmedo. Esto es bastante importante para conseguir que la pintura que hemos elegido se fije bien. Te damos otros consejos que debes conocer sobre esta pintura a la tiza que tanto está triunfando:  

  • La pintura a la tiza requiere siempre un tratamiento previo del objeto con el fin de obtener una imprimación adecuada, especialmente en aquellos de madera de roble, pino y caoba. Después, puedes añadir ya la pintura con el color que desees. 
  • La pintura necesita un secado de, mínimo, ocho horas. Una vez esté seca, lija algunas zonas con papel de lija para darle el aspecto desgastado tan característico de este estilo. Recuerda que esto es opcional, y dependerá del efecto que quieras conseguir en el mueble que has pintado.  
  • Aunque busques un efecto desgastado, debes proteger tu mueble de la suciedad o de los arañazos. Para ello, aplícale una capa protectora de laca transparente: sellará la pintura y te ahorrará un disgusto con tu preciado mueble renovado. 

¿Se puede ser romántico todo el año? ¡Por supuesto! Y más si añadimos un estilo shabby chic en casa. Inspírate con estas ideas que te hemos dejado gracias a nuestros expertos en decoración, y luce una casa envidiable. En Westwing también hemos preparado más artículos sobre el resto de estilos de decoración para que te inspires. ¡Restaurar muebles y conseguir objetos de decoración nunca fue tan fácil y divertido! 

¡Dále un toque de Shabby Chic a tu interior!