Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Salón en tonos neutros estilo japandi

Si eres amante de la decoración nórdica, con sus espacios amplios y a la vez cálidos, luminosos y tremendamente naturales. Y también lo eres de los ambientes relajados que crea la decoración japonesa más zen, este estilo te encantará. El japandi es la mezcla perfecta del estilo decorativo escandinava y del minimalismo japonés. Su nombre ya nos inspira este mix tan atractivo: Japan + Scandi = Japandi. Un juego de palabras que evoca simplicidad, ligereza, funcionalidad, confort y suave calidez. Y es que los ambientes japandi son invitadores y respiran una atmósfera relajada que nos hace sentir en el mejor de los lugares. 

La naturalidad como guía 

El estilo japandi nos habla de espacios donde el lujo no tiene cabida. Eso sí, el lujo entendido como algo excesivo, claro está. Porque lujo también es un espacio en el que encontremos la máxima comodidad, ¿o no? Y así son los espacios japandi. Respiran absoluta naturalidad y esto nos hace sentir a gusto en ellos. 

Esta tendencia decorativa tiene la simplicidad como reina y en ella, precisamente, radica la belleza. Aquí, se lleva al último extremo la filosofía de Mies van der Rohe del “menos es más” y cada pieza, si está presente en el espacio, es porque tiene una función concreta. Nada es supérfluo. No hay acumulación de adornos porque sí. Se trata de una decoración sencilla que busca la máxima practicidad. 

Si un espacio es ligero, es japandi 

¿Pero al estilo japandi no le gustan los accesorios? Sí, claro, pero no cualquier accesorio. Sus favoritos son: 

  • Piezas hechas a mano, en cerámica, en piedra o en madera. 
  • Muebles y complementos de bambú, tan propio de la tradición japonesa. 
  • Accesorios y también piezas de mobiliaro de ratán: desde una alfombra hasta una butaca. 
  • Papel de arroz para revestir paredes aportándoles textura y añadiendo un plus de calidez o para crear lámparas que aportan una luz tamizada muy cálida e íntima.  
  • El lino 100% natural para los textiles.
  • Y plantas, que pueden ser verdes o también secas, creando rincones delicadísimos. No obstante, ten en cuenta que en los espacios japandi no hay frondosos jardines interiores. De hecho, hay muy poca planta, quizás solo una, pero cuidada con esmero.    

Y algo muy importante a tener en cuenta en la selección de piezas y accesorios: por muy maravillosos que sean los accesorios, no los acumules. Ten presente siempre elegir los accesorios mínimos y hacerlo poniéndole alma a la selección. ¿Qué significa? Elegir elementos que te aporten buenas vibraciones y sobre todo, mucha, mucha serenidad.  

Terraza en tonos neutros estilo japandi

La belleza está en la sencillez… y la imperfección 

El estilo japandi bebe de la Naturaleza. Ya nos hemos referido a ello: cerámica, pieddra, madera, ratán, bambú… Y como en la Naturaleza no hay nada perfecto, también huye de los acabados tratados y completamente lisos (barnizados brillantes, lacados, perfectamente lijados…). A este look decorativo le va la rugosidad, las superficies de madera en bruto y sin casi ni aceitar… En definitiva, le va lo imperfecto pero bello.  

Los colores japandi 

La gama de tonos fríos y luminosos de los espacios de tendencia escandinava triunfa en los interiores japandi, pero también los más cálidos e instrospectivos del minimalismo japonés y la decoración zen. 

¿Los colores perfectos para mezclar en un ambiente de estilo japandi? 

  • Rosa palo
  • Azul suave con un toque de gris que lo “ensucie” o azul marino profundo 
  • Verde menta o verde esmeralda apagado 
  • Gris, en toda su gama 
  • Y colores terrosos como el marrón, el arena o el color de la madera+

En este punto, ya que citamos la madera, es importante señalar que la mayoría de piezas de mobiliario de los interiores de estilo japandi son de madera. Aquí, la gracia está en mezclar maderas claras del estilo scandi con otras oscuras más propias del minimalismo japonés, por ejemplo, elegir una mesa de comedor en madera clara y rodearla de sillas de madera pintada de negro, o combinar una cama con un cabecero de madera clara y una banqueta a pie de cama de madera oscura. 

El estilo japandi, pues, es equilibrio, sencillez y máximo confort. Apostar por vestir tu casa siguiendo estas máximas es apostar por un tipo de decoración que nunca, nunca, pasará de moda. Un plan que nos gusta.