salon blanco pequeño

El espacio de reunión por excelencia en el hogar se merece una atención especial en lo que a decoración y diseño se refiere. Los salones, esos lugares en los que pasamos horas en compañía o disfrutando en solitario, son en gran medida el corazón de la casa. Sin importar su tamaño, el estilo y el mimo es algo que no puede faltar. Por eso, incluso si el tuyo es uno de esos mini salones con espacio muy reducido, desde Westwing te traemos lo mejores consejos de interiorismo y decoración para que los salones modernos pequeños luzcan como un verdadero espectáculo ante tus invitados.

De más a menos en salones modernos pequeños

El orden es importante cuando decoramos espacios pequeños. Por ello, a la hora de decorar, establece prioridades: primero las piezas más grandes, como el sofá y las estanterías o el mobiliaria de almacenaje. Una vez que compruebes que estas se adaptan bien al espacio, puedes comenzar a sumar los detalles y accesorios poco a poco. Cojines, mesas de té y alfombras que combinen entre sí no podrán faltar.

Tonos neutros para salones modernos pequeños

Son claros aliados los tonos crudos y blancos para engrandecer visualmente un espacio reducido. Además, la apuesta por los crudos hará que tenas una gama cromática muy fácil de combinar. ¿Te parece soso y te gustaría agregar un toque de color? Hazlo con flores, plantas y algún estampado geométrico para las alfombras o algún elemento decorativo, como un cuadro de grandes dimensiones que presida el espacio y rompa la monotonía.

Decoración con mucha personalidad en salones modernos pequeños

Prescindiremos de elementos ostentosos que ocupen mucho espacio y nos hagan perder metros: nada de grandes cortinajes con pliegues ni muebles de dimensiones extraordinarias.

Tendremos un enfoque minimalista a la hora de aprovechar al máximo el espacio en los salones modernos pequeños. Es preferible elegir estores o paneles a la hora de buscar un elemento para las ventanas o, directamente, prescindir de cualquier tipo de cortina y dejar que entre la luz natural, para incrementar con ello la sensación de amplitud.

Eso sí: aunque la decoración, las formas y la disposición del mobiliario sea sencilla, desde Westwing te recomendamos que agregues algún elemento insólito y con mucha personalidad para darle un toque propio y hacer que el espacio no pase desapercibido. ¿Un suelo hidráulico con motivos geométricos? ¿Una pared de ladrillo que aporte una textura diferente al resto? ¿O alguna pieza de diseño única que robe todas las miradas? Elige la tuya y haz de tu salón un asunto muy personal.

Llena de plantas los salones modernos pequeños

¿Un jardín en el salón o un salón en el jardín? El toque selvático no puede faltar en tu salón. Y es que al minimalismo en el diseño y decoración le sienta bien el contraste con elementos orgánicos que hagan el espacio más acogedor. Las plantas, de todas formas, tipos, tamaños y dimensiones, son perfectas para ello. Aprovecha las baldas superiores para instalar plantas colgantes que quedan de maravilla.

¿Crees que no tienes donde situarlas porque tu salón es demasiado pequeño? Entonces lánzate a la última moda y hazlo, directamente, del techo. Macetas colgantes sobre cuerdas o terrarios en cristal aportarán un efecto exquisito.

¿Y si te despides del sofá para los salones pequeños modernos?

Si tu espacio disponible es realmente muy pequeño, piénsalo: ¿necesitas realmente un sofá? Un precioso juego de dos cómodas butacas con una pequeña mesa de centro puede quedar igualmente chic y ser de lo más funcional. Haz que sea siempre el espacio y sus posibilidades los que sea adaptan a tu modo de vida.

Tres estilos para triunfar en salones modernos pequeños

Ya tienes claros los principales trucos para disponer el mobiliario y la decoración. Pero te falta decantarte por algo muy importante: la personalidad que tendrá tu salón. ¿Qué estilo le sienta mejor a un salón moderno de pequeñas dimensiones? Te traemos tres propuestas de actualidad que le quedarán como un guante. ¡Toma nota!

Salones modernos pequeños nórdicos y minimalistas

Recogido, sencillo, de líneas rectas, tonos claros y materiales orgánicos, con acabados raw. ¡Nos chifla! El estilo nórdico, minimalista por definición, siempre es un acierto cuando contamos con espacios de pequeñas dimensiones. Su pulcritud y su sabio aprovechamiento de la luz natural harán que el salón se agrande ante tus ojos y te hará sentir en un espacio limpio y acogedor. ¡Ideal para ese lugar en el que pasas tantas horas leyendo o de charla con amigos!

Salones modernos pequeños industriales

Puede que no tengas demasiados metros disponibles en horizontal pero… ¿en vertical? Si cuentas con un salón de techos altos, el estilo industrial es para ti y te ayudará a aprovecharlo al máximo. Para rematar, cambia los tabiques por paredes de cristal. Conseguirás una división de ambientes que no resta espacio y hace ganar en amplitud.

Salones modernos pequeños en blanco

No pasa de moda y por algo es. Nos lo podrían muy difícil si nos pidiesen que nos quedásemos con un único color a la hora de decorar pero, si así fuese, elegiríamos el blanco. Elegante, luminoso, amplio, pulcro y combinable. Ideal para pequeños espacios con encanto, frescos y en búsqueda de la calidez.

Chimeneas para salones modernos pequeños

Quizás te parezca una propuesta demasiado ambiciosa pero lo cierto es que no tienes por qué renunciar a la apacible sensación de tener una chimenea instalada en tu salón, incluso aunque dispongas de pocos metros.

Sin muchos los salones pequeños con chimenea que contempla el diseño actual y, por tanto, sus posibilidades son múltiples. Colocar una embrocadura blanca que no reste demasiado espacio, integrar la televisión y la chimenea en el mismo espacio protagonista con una composición en vertical o integrar la chimenea en la pared, la gran tendencia en salones modernos pequeños, son soluciones para no quedarte sin este preciado elemento en tu sala de estar.

La chimenea encastrada nos encanta en Westwing por su gran funcionalidad, ya que es el modelo más eficiente y limpio, y por su extraordinario efecto visual, que va con todo tipo de estilos. Incluso son ya las protagonistas de salones rústicos. Además, las chimeneas encastradas permiten todo tipo de decoración a su alrededor, lo que las hace ideales para salones modernos pequeños. Tendrás espacio de sobra para colgar ese precioso cuadro, un espejo que agregue luz y amplitud o dejar la pared totalmente despejada. ¡Tú eliges!