Accede a las mejores marcas hasta -70%

Sillón en blanco roto con manta marrón y blanco

El blanco roto es uno de los colores que más posibilidades aporta en decoración. A diferencia del blanco puro, el blanco roto es un color mucho más acogedor. Se acerca mucho al beige y ese matiz que lo convierte en un color más cálido, hace que lo consideremos cada vez más como una gran opción para decorar la casa. Por lo general, este color suele estar muy enfocado a la pared, ya que, por su claridad, ayuda a aumentar la luz natural y a que los espacios se vean más amplios. Sin embargo, también se puede aplicar con la misma función en muebles y accesorios. ¿Piensas que puede quedar triste o soso? En absoluto. Compruébalo siguiendo estos trucos de decoración. Verás cómo podrás crear una casa en blanco roto muy personal y con mucho estilo. 

¿Por qué elegir un blanco roto en casa? 

Escoger el color que domine en nuestra casa no es una decisión que debamos tomar a la ligera y sin pensarlo demasiado, porque la correcta combinación de colores para tu hogar depende de muchos factores como, por ejemplo, la luz, el espacio, la ubicación, y por supuesto, los gustos de las personas que viven en ellas. El blanco roto es un color atemporal, versátil y que podemos integrar muy fácilmente a una gama de colores muy amplia. Si añadimos en la pared o en la decoración tonalidades más intensas, corremos el peligro de cansarnos pronto, pero si usamos el blanco roto, conseguiremos un espacio del que difícilmente nos hartaremos porque resultará natural, sereno y muy adaptable.

La combinación de colores ideal con blanco roto 

Redecorar la casa es sencillo si lo hacemos con una combinación de colores neutros. Estos colores te ayudarán a innovar y crear espacios mucho más creativos porque se convierten en lienzos en los que cualquier otro color encaja a la perfección. Lo bueno de contar con un color neutro como el blanco roto hace que podamos crear estilos diferentes en nuestra casa. Uno de los estilos que más encaja con el blanco roto es el estilo escandinavo.

Estilo escandinavo: un blanco roto que triunfa 

El color blanco puro es la estrella del estilo escandinavo para pintar las paredes. Sin embargo, puedes enriquecerlo y aportarle más calidez eligiendo un blanco roto para el mobiliario. ¿Cómo puedes integrarlo? Por ejemplo, con el sofá. Apuesta por un sofá con chaise longue que cobre protagonismo en el salón en un tono blanco roto. Destacará sin llamar demasiado la atención. Y al ser una pieza grande, aportará calidez al espacio con su peso visual. Lo ideal es que apuestes por un tapizado en tela, que será más acogedor que uno en piel. Incorpora el color con los cojines: escógelos en una combinación de colores que vayan desde los tonos negros hasta los pasteles, pasando por los grises. Y elígelos en tejidos de distinto tipo y con estampados diferentes para sumar riqueza gracias a la combinación de texturas y dibujos diversos. Y al sofá puedes añadirle otras piezas en blanco roto como mesas auxiliares o consolas. Estas últimas ofrecen un plus decorativo innegable y es que te ofrecen una superficie que llenar con color decorándola con una lámpara especial, un cuadro, un jarrón con tus flores favoritas o una escultura en colores distintos. ¡Muy arty!

Habitaciones infantiles en blanco roto 

La decoración de las habitaciones infantiles, afortunadamente, es cada vez menos sexista. El rosa para niñas y el azul para niños ha quedado atrás. Hoy el rosa puede ser también para niños y el azul para niñas, ¡claro! Pero lo mejor es que otros colores han entrado en juego. Colores menos tímidos como el amarillo, el burdeos e incluso el rojo. Pero si no te atreves aun con ellos, puedes optar por un blanco roto. Es un color neutro, atemporal y sin ninguna connotación sexista que, además, se convierte en la perfecta base para jugar con otros colores en los textiles y los accesorios. Cualquier combinación de colores que hagas con el blanco roto quedará bien. Además, al dejar los colores más vivos para los textiles y complementos, cuando los niños crezcan o cambien sus gustos (y los tuyos), los podrás cambiar más fácilmente y sin grandes gastos, y elijas los colores que elijas para substituirlos, tendrás la certeza que seguirán quedando bien.

¿Convencido de que el color blanco roto es una elección acertada y que te da mucho juego? ¡Nosotros sí! Te invitamos a seguir en nuestra web para descubrir todas las piezas en blanco roto maravillosas con las que puedes contar para decorar tu casa con un estilo natural, luminoso y eterno.