Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Plato blanco con servilleta marrón con anillo dorado y ramas de lavanda

La sostenibilidad no es sólo se ha convertido en una tendencia sino en un estilo de vida. Vivir de una manera consciente y respetando el medio ambiente es uno de los pilares del Slow Living. Te enseñamos cómo puedes llevar esta tendencia a tu casa, y conseguir así una vida mucho más sostenible.

¿Qué significa sostenibilidad?

Sostenibilidad es un término que se puede aplicar a muchas áreas de la vida. La definición de las Naciones Unidas de 1987 dice:

La humanidad tiene la capacidad de crecer de manera sostenible [y por lo tanto] asegurar que las necesidades del presente sean satisfechas sin comprometer las oportunidades de las generaciones futuras para satisfacer sus necesidades.

ONU, 1987

Básicamente, uno no solo debe pensar en sí mismo ni en sus propias acciones, sino también en los efectos que las propias acciones tienen sobre los demás.

Trucos para una vida más sostenible en casa

Slow Living: una forma de vida

Un estilo de vida sostenible no sólo significa comer, limpiar o vestir con productos saludables y naturales, sino que también afecta a lo que nos rodea. Si queremos tener una casa respetuosa con el medio ambiente debemos apostar por muebles y accesorios que sean sostenibles. En este sentido, significa que tenemos que tener en cuenta varios aspectos como los ecológicos, económicos y sociales en la producción de los muebles y accesorios.

Minimalismo: un estilo Slow Living

La sostenibilidad es una especie de estilo de vida, al igual que el movimiento minimalista. Las personas que eligen el minimalismo como estilo de vida suelen estar más preocupadas por su entorno y su consumo personal. Son dos tendencias que podemos mezclar. El minimalismo como estilo de vida sostenible te ayudará a liberarte de esos pequeños objetos que ya no necesitas, y convivir con realmente aquello que sí.

Consumo sostenible en casa

Hoy en día vivimos en una sociedad consumista. Mucha gente prefiere deshacerse de sus muebles en lugar de renovarlos o cuidarlos para que aguanten mucho más tiempo. Limpia los muebles regularmente, y evita el uso constante de productos químicos. Lee atentamente los cuidados específicos que necesita cada producto y verás como te duran mucho más tiempo. Recuerda que hay materiales que necesitan un cuidado especial como la madera o el metal. Si tienes en cuenta estos pequeños consejos podrás lucir una casa mucho más sostenible y con muebles de calidad cuidados.

Reducción de plástico

Otra medida esencial para tener una casa más Slow es reducir el consumo de plástico. Elimina todos los envases de plástico y sustitúyelos por latas, cajas de cartón o tarros de vidrio. Le darán un aspecto mucho más elegante y ordenado a la casa.

En el cuarto de baño, puedes hacer lo mismo y cambiar el jabón de manos de plástico por un dispensador de bambú o simplemente usando un jabón sólido natural.

Limpieza sostenible con remedios caseros

Para vivir de manera más sostenible en casa, debemos evitar el uso de demasiados productos químicos. Esto no sólo tiene un efecto positivo en el medio ambiente, sino que también juega un papel importante en términos de salud. Si deseas limpiar el 100% de forma sostenible, puedes incluso fabricar tus propios detergentes. En las tiendas ecológicas o herbolarios encontrarás muchos ingredientes para hacer tus productos de limpieza de forma más natural.

Consumo de energía sostenible

Vivir con conciencia ambiental no significa necesariamente que tengas que prescindir de todo. Para una mayor sostenibilidad en casa es importante reducir el consumo de electricidad. Por ejemplo, la calefacción no siempre tiene que estar totalmente encendida. Intenta regular la temperatura de la casa a una más moderada. La temperatura adecuada debe estar entre los 19 y 20 grados.

Apuesta por productos sostenibles

En la actualidad, existen muchas marcas que conceden gran importancia a un proceso de fabricación sostenible, a unas condiciones de trabajo justas y a los materiales veganos también en decoración. En Westwing encontrarás muchas marcas comprometidas con el Slow Living y con el diseño, ¡te encantarán!