Pared de madera

Existen muchos tipos de madera: maderas duras, tropicales, frondosas o coníferas. Las maderas de coníferas son un tipo de madera blanda con una estructura porosa, y de color pálido. En general son impregnables y ricas en resinas, aceites esenciales y taninos.  

Tipos de madera de coníferas 

Existen diferentes tipos de madera de coníferas. Estas son algunas de las maderas más conocidas:  

Madera de pino  

La madera de pino cuyo nombre científico es Pinus radiata D. Don, es quizás la madera más usada. Es una madera clara fácil de trabajar y muy versátil. Presenta unos buenos índices de resistencia. 

Existen muchas especies de pinos, cada una de ellas con características o propiedades diferenciadas. Estas son algunas de las características más habituales de la madera de pino.  

Características de la madera de pino  

  • Color: Blanquecina, lo más habitual. También podemos encontrar alguna madera de pino con un tono más oscuro.  
  • Fibra: Recta. 
  • Grano: Normalmente es medio.  
  • Densidad: Madera entre ligera y semipesada. 
  • Dureza: Es una madera blanda.  
  • Durabilidad: Sensible al ataque de hongos e insectos. 

Madera de abeto 

La madera de abeto es una de las más utilizadas hoy en día tanto para la carpintería de interior como para la fabricación de madera o vigas laminadas. Es ligera, de color claro y de calidad aceptable. 

Existen más de 50 especies de abetos alrededor del mundo. Destacan el abeto alpino, abeto blanco (pino abeto) o de bálsamo. Popularmente se identifica al abeto rojo o falso abeto como un tipo de abeto, y estrictamente no lo es. 

Tiene cierto parecido con la madera de pino, de hecho, hay quien las suele confundir. Aunque es más ligera, normalmente más clara y con los anillos menos marcados, y menos lustrosa. 

Características de la madera de abeto 

  • Color: De color blanco a marrón rojizo.  
  • Fibra: Recta. 
  • Grano: Fino a medio. 
  • Densidad: La madera de abeto es ligera. 
  • Dureza: Madera blanda
  • Durabilidad: Moderada. Es susceptible a la acción de hongos e insectos. 

Madera de Secuoya 

La madera de Secuoya es una madera de gran calidad, muy conocida por varios motivos. Entre estos destacan su elevado precio, el tamaño y longevidad del árbol. También por ser una de las maderas más oscuras de la variedad de coníferas.  

La madera de Secuoya o también conocida por su nombre científico como Sequoia Sempervirens, puede llegar a vivir 3.000 años, superar los 100 metros de altura y llegar prácticamente a los 8 metros de diámetro. Es sin lugar a dudas un árbol espectacular.  

Características de la Secuoya 

  • Color: Albura blanquecina con tonos amarillos y duramen de un marrón claro a un marrón rojizo intenso. 
  • Fibra: Recta, aunque se pueden encontrar piezas con ondulaciones e irregulares. 
  • Densidad: Es por tanto una madera ligera. 
  • Dureza: Madera blanda.  
  • Durabilidad: De media a alta. Cuanto más antiguo es el árbol mayor será la durabilidad de la madera. 

Madera de ciprés 

La madera de ciprés es una madera de calidad, de bonitas tonalidades y veteado. Es una especie abundante propia de las zonas templadas y cálidas. Además de utilizarse su madera, el ciprés es el árbol ornamental. 

Existen diferentes tipos de cipreses, cada uno de ellos con sus particularidades. Algunas de estos tipos y subespecies son: 

  • Ciprés de Monterrey. Natural de la zona de California, se cultiva tanto en Norteamérica como Europa. 
  • Ciprés de México. Su madera es de las más ligeras dentro de la especie. 
  • Ciprés Mediterráneo. Como su nombre indica es propio de la zona mediterránea. Es un árbol más denso que el resto y puede vivir muchos años.  
  • Ciprés de Leyland. Es una especie abundante en Europa. Es un híbrido entre el ciprés de Monterrey y el de Alaska. Se adapta muy bien a una gran variedad de climas y crece rápidamente. 

En nuestra oferta encontrarás muchas piezas únicas de madera de coníferas: