Aparador de madera de pino

Para conocer y clasificar los tipos de madera maciza, primero podemos subdividirlos en dos categorías: maderas blandas y maderas duras. Entre los primeros se incluyen el cedro, el abeto y el pino, entre otros.  Entre las maderas duras, y algunos maderas también tropicales, destacan el cerezo, el haya, el nogal y el roble. Además de esta distinción, hay muchas otras peculiaridades y matices que conciernen a cada tipo de madera. Por lo tanto, tendremos que elegir entre el color de la madera, los nudos y las venas, siempre haciendo referencia a nuestras propias necesidades, a nuestro gusto y al tipo de muebles o espacio que queremos crear. 

¿Cuál es la diferencia entre las madera blandas y duras? 

La principal diferencia es que la madera dura proviene de un árbol de angiospermas, es decir un tipo de árbol con semillas encerradas en vainas, cubiertas o frutos. Sin embargo, las maderas blandas provienen, generalmente, de madera natural de árboles de gimnospermas, es decir un tipo de árbol que tiene semillas que no tienen revestimiento y tienden a caerse al suelo.  

La mayoría de los árboles de madera dura son también de hoja caduca. Esto hace que la madera sea más dura y crezca de una forma más lenta. Algunas de las maderas frondosas y duras más famosas son: arce, roble, olmo o caoba. Por el contrario, las maderas blandas vienen de coníferas como pinos y abetos. Las coníferas son también llamados árboles de hoja perenne, porque sus hojas tienen a permanecer verdes y no se caen al suelo con los ciclos. Algunos de los árboles de madera blanda más famosos son el pino, el abeto, o el cedro.  

La madera blanda es muy común, y casi la que la mayoría usamos. Es una madera de menor calidad, que requiere de menos cuidados, pero que sin embargo se estropea con mayor facilidad. Al contrario que las maderas duras que son de mayor calidad y más resistentes, y por este motivo, también de un precio más elevado. Algunas de estas maderas duras y dadas sus características se utilizan para los suelos de las casas.  

Tipos de maderas blandas  

Como te decíamos, las maderas blandas son las más comunes. Dependiendo del tipo de árbol, obtendremos una madera blanda u otra. Estas son algunos de los tipos de maderas blandas más comunes:  

Madera de pino 

Es una madera clara, aunque existen diferentes colores y acabados dependiendo de la especie de madera de pino utilizada. Habitualmente es una madera de pino tratada con productos que aseguran su durabilidad, y que, además, protegen su superficie de hongos e insectos. Además, la madera de pino es un tipo de madera blanda fácil de trabajar y tiene un precio relativamente económico.  

Madera de cedro 

Es una madera oscura por norma general. Se trata de una madera blanda muy resistente. Aunque es cierto que lo más normal es que sea algo más cara que la madera de pino.  

Madera de abeto 

Es un tipo de madera ligera, blanda, pero bastante resistente. Se trata de una especie de madera muy usada en reformas o acabados de viviendas.  

¡Maderas blandas para unas piezas bonitas y a buen precio!