Cuenco y zumo de naranja sobre una superficie de madera de nogal

La madera nunca pasa de moda. Es uno de los materiales nobles que más estilo y calidez dan a nuestra casa y elegirla para nuestros muebles, puertas, escaleras o para revestir el suelo es un acierto seguro. Siempre queda bien con cualquier estilo de decoración; combina perfectamente con piezas realizadas en otro material, desde metal hasta plástico; aporta un toque natural al ambiente, y crea espacios acogedores. De entre todas las maderas, hoy elegiremos una protagonista: la madera de nogal. Y es que nos gusta su color, intenso y extremadamente cálido, y su halo elegante. La madera de nogal simplemente tiene mucha clase.

Madera de primera calidad

El nogal, que alcanza hasta 30 m de altura y un diámetro de hasta 4 m, es un árbol de crecimiento lento, lo que, junto con la calidad de su madera, hace que esta sea muy valorada y tenga un precio elevado. Es muy apreciada no solo por los amantes de decoración sino también por los carpinteros. ¿Y cuál es la razón? Es una madera bella, sí, pero sobre todo, muy resistente y a la vez, fácil de trabajar. Los muebles realizados en nogal son piezas eternas que no solo resisten el paso del tiempo sino que aguantan también los golpes y arañazos, y pueden realizarse piezas torneadas sin miedo a roturas y grietas. Una pieza robusta de madera de nogal puede ser eterna, pero también tener su coste. Para hacerlo más económico, el truco es elegir muebles hechos en una madera más económica, como la madera de pino, pero acabados de chapa de nogal.

Tipos de madera de nogal

¿Sabías que no solo hay un tipo de madera de nogal? En el mercado se pueden encontrar hasta 20 tipos distintos de maderas de nogal, de procedencias diferentes, y cada una de ellas tiene sus particularidades y su color peculiar. Estas son las dos más demandadas:

  • Madera de nogal europeo: es quizás la más popular y la más apreciada, lo que también hace que tenga un precio más elevado. Su color es una mezcla de amarillo grisáceo y marrón oscuro con vetas negras, que son muy vistosas.
  • Madera de nogal americano: su color es más claro que la del nogal europeo, siendo una mezcla de pardo amarillento a rojizo con vetas pardo oscuro. Sus vetas son más homogéneas que las del nogal europeo. Pero también exite un tipo de madera de nogal americano que proviene del centro de América y del norte de Sur América, con un tono más oscuro, parecido al de las maderas tropicales.

Colores con clase

Los muebles, las puertas y los suelos realizado en madera de nogal son de colores que viran del grisáceo y marrón chocolate o café, dependiendo del origen del árbol y de las condiciones de su crecimiento. Su apariencia más oscura que la de la madera de roble o la de la madera de pino, los hace elegantes y les aporta clase. Si buscas elevar el nivel de tu casa, lo conseguirás con piezas y parqués de nogal. Y si quieres compensar la oscuridad que aportan, combínalos con muebles o suelos en tonos claros –madera natural, beige, pasteles, etc.

Características de la madera de nogal

¿Repasamos por qué la madera de nogal es una de las más apreciadas del mercado?

  • Es estable: los cambios de temperatura no suelen afectarle y la humedad tampoco, con lo que resulta una madera no solo resistente al paso del tiempo sino también a condiciones adversas.
  • Es dura pero elástica:  su fibra es recta y su grano, grueso. Resiste golpes y arañazos, pero también las grietas.
  • Es fácil de trabajar: tiene cualidades que la hacen ideal para aguantar bien los trabajos de ebanistería (encolados, atornillados, curvados…).

La madera de nogal es, en definitiva, un tipo de madera con mucha calidad que resiste el paso del tiempo con su belleza intacta y que aporta valor a la decoración.