Cuarto de baño negro y moderno

De entre todas las apuestas decorativas que puedes hacer en tu baño, esta quizás sea la más atrevida: decorarlo con el negro como protagonista. Pero también es una apuesta de tendencia sumamente bella y elegante. Si no te asusta lo diferente, te apasiona la decoración como a nosotros y buscas una casa única con mucho carácter, decorar un baño con el negro como estrella principal es una opción perfecta para ti. Y aquí estamos para ayudarte, por ello hemos preparado una guía de decoración de baño centrada en el color con más fuerza de la escala cromática para que disfrutes de un baño negro tan sofisticado como personal. ¡Empezamos! 

El negro es máxima tendencia 

Sin ninguna duda. La mala fama que el negro se llevó en el pasado, cuando se asociaba a tristeza y dolor, por suerte ha quedado en el olvido. Hoy, el negro tiene un carácter completamente distinto. Es un color apasionado, atrevido, elegante y sofisticado, que no solo tiñe piezas de fondo de armario –esos básicos que nos quedan bien con todo–, sino también paredes, suelos, muebles e ¡incluso griferías! Y es que el negro es un color perfecto, también, para baños. Dale una oportunidad y disfrutarás de un baño negro espectacular.    

Para decolovers atrevidos: baño negro total 

Paredes negras, sanitarios negros, griferías negras, perfilerías de mamparas en negro… ¿Te lo imaginas? El resultado es de una elegancia y sobriedad increíbles. Puro espectáculo. ¿Cómo lograrlo?  

  • Revestimientos: puedes elegir entre azulejos negros tipo gresite, tipo metro o incluso grandes placas de acabado en mármol negro. Aunque, si prefieres pintura, también puedes pintar las paredes y o combinar azulejos hasta media altura dejándole el resto a la pintura. No obstante, si tienes miedo de que quede demasiado oscuro y que el espacio se vea muy reducido, hay soluciones. Obviamente, si el baño es amplio y recibe luz natural, mucho mejor, pero si no es así, puedes compensar la oscuridad de un baño negro, eligiendo los azulejos en acabado brillante y con lechada blanca o la pintura satinada. De esta forma, la luz que incida en las paredes, se reflejará y dará más claridad al espacio. El pavimento también puede equilibrar la fuerza de las paredes si lo elegimos en tonos claros como el beige o el blanco roto. 
  • Sanitarios: la tendencia total black también ha llegado a los sanitarios. Las principales firmas del mercado tienen modernas líneas en negro tanto para lavamanos como para bañeras, platos de ducha e inodoros. Se llevan los acabados mate, cuya superficie transmite suavidad. Pero también hay piezas como lavamanos en mármol negro –veteado o no– con brillo natural.  
  • Griferías: para tu look de baño negro total son imprescindibles las griferías negras. En mate son tendencia y aportan una estética moderna y muy sofisticada.  

Para decolovers urbanitas: entre el negro y el gris 

Si para ti el total black es demasiado potente, puedes optar por combinar negros con grises. El resultado sigue siendo acogedor, pero sin tanta fuerza. Puedes dejar el negro a piezas estratégicas, tipo los sanitarios o las griferías, y revestir el baño con azulejos o pintura de tonos más grisáceos, más o menos oscuros según lo envolvente que quieras que sea el espacio.  

Para decolovers clásicos: negro versus blanco 

No hay pareja que quede mejor. El negro y el blanco se retroalimentan. El negro absorbe la luz y el blanco, la refleja. Son el yin y yang de la decoración. Apuesta por ellos si te gustan los baños negros, pero no quieres perder ni sensación de espacio ni amplitud. Aquí, es una gran idea elegir los revestimientos claros y optar por el negro en el plato de ducha, por ejemplo, las griferías, los textiles y los accesorios de baño como el marco del espejo, el dispensador de jabón, los tarros y bandejas para organizar tus productos y detalles como cuadros para decorar las paredes –se llevan las láminas gráficas o las fotos en blanco y negro de grandes estrellas cinematográficas– o velas aromáticas. 

Pero si te atreves, apuesta por revestir por lo menos una pared con azulejos negros y el resto déjalas en blanco, y el mobiliario, elígelo en blanco también. El resultado es luminoso y con mucho carácter. 

6 detalles que le van MUCHO al baño negro 

El negro es intenso, envuelve, pero, sí, es cierto, oscurece. Para compensarlo ayúdate de los accesorios. Esta es una lista de 5 detalles que le van muy bien al negro para sumar luz y estilo:  

  1. Un espejo tan grande como puedas. Reflejará la luz y multiplicará el espacio en un baño negro.  
  2. Textiles de colores claros. Serán toques de luz, y de suavidad, que compensarán la fuerza del negro.  
  3. Detalles en dorado, porque el color oro irradia luz y se alía con el negro para aportar a tu baño aún más sofisticación y elegancia.  
  4. Apliques de metal dorado o negro, de estética industrial. 
  5. Fibras naturales, en cestos para almacenar productos, papel o toallas, o en alfombras para ganar calidez y suavizar la estética del baño negro. 
  6. Y plantas. Los toques verdes aportan naturalidad, frescura y le sientan muy bien al color negro.  

¿Te hemos convencido? ¿Te apuntas a la liga del baño negro? Sorprenderás a tus invitados y disfrutarás de un baño elegante, sofisticado y muy, muy personal, digno de un «westwinglover».  

Comprueba nuestra selección de accesorios para un baño negro: