ducha de tipo industrial

¿Qué tendrá el estilo industrial que sigue siendo uno de nuestros favoritos? Cuenta con más de 60 años de historia, cuando en Nueva York, las fábricas y los antiguos almacenes abandonados se transformaban en pisos maravillosos, diáfanos, con grandes ventanales y mucha memoria… Su look resulta eternamente moderno. Pero no se trata de un estilo moderno frío, sino que transmite calidez y elegancia, y además, queda bien en todos los espacios de la casa, incluso en el baño, a tráves de piezas industriales como lavabos y tocadores.

De madera y metal, los lavabos y tocadores al estilo industrial crean baños atractivos, acogedores y muy actuales. Y las posibilidades decorativas que ofrecen son infinitas. ¡Vamos a verlas! 

Lavabos y tocadores al estilo industrial: cómo combinar los materiales

El estilo industrial remite a hierro, a color negro, y esto llevado al baño se traduce en estructuras metálicas negras para los lavabos y tocadores. De patas finas y líneas rectas, el look siempre resulta actual. Y permite añadir variedad de materiales que siempre quedarán bien en combinación con el metal:

  • Plancha de metal: metal+metal. El resultado es 100% industrial aunque puede resultar algo frío. Además, por la gran presencia de negro, se recomienda en espacios grandes y luminosos para que no acabe pareciendo demasiado cargante.
  • Madera: el material estrella para combinar con el metal negro. Compensa la frialdad de este con una textura natural y cálida. Un mix de 10. 
  • Microcemento: una superficie que también encaja muy bien con el metal negro y recuerda a los espacios tipo fábrica de la ciudad que nunca duerme.
  • Nuevos materiales: Corian, Silestone, piedras sinterizadas… Suman actualidad al metal negro y resultan muy prácticas para superficies con el lavamanos integrado.

El lavamanos perfecto para un baño industrial

Los lavamanos volados, sobre la superficie del mueble, quedan perfectos para lavabos y tocadores de estilo industrial. Podemos hablar del clásico lavamanos de porcelana blanca – alargado o redondo – o bien de lavamanos de otros materiales que encajan muy bien en este estilo. ¿Algunos ejemplos? Lavamanos de piedra volcánica negra, de cobre envejecido o de piedra color arena.

También puedes optar por dejar a la vista el desagüe del lavamanos (algo muy característico para el look industrial) o bien por esconderlo tras cajones de madera natural en bruto.

Colores de tendencia industrial: cobre, oro, negro mate

El negro es el rey de los lavabos y tocadores de estilo industrial pero no cada variedad de negro queda bien. El negro mate es el color que triunfa. Es actual y crea espacios muy modernos. Elementos de metal negro mate son imprescindibles para muebles pero también para las griferías. Todo queda muy elegante y con mucho carácter.

Pero no solo el negro va bien con el estilo industrial. El oro envejecido (pero también el oro brillante) y el cobre, aplicados a griferías y complementos, aportan un toque chic al espacio. Queda muy industrial, pero también sofisticado.

Detalles industriales que encajan con lavabos y tocadores

Claro, los lavabos y tocadores no están solos en el baño. Hay una serie de elementos que enfatizan su carácter industrial y crean combinaciones decorativamente perfectas. Toma nota de estas 3 piezas claves:  

  1. Espejo: Redondo o cuadrado, con armario o sin él, pero lo que queda perfecto sobre un lavabo o tocador de estilo industrial, es que tenga marco. Elige un marco en metal negro mate, de madera o incluso un marco de cuadro antiguo en oro envejecido para darle un toque dramático y glamuroso.
  2. Lámparas: Las bombillas tipo Edison, colgantes desde el techo, con sus cables vistos, acompañan a estas piezas sumando aire industrial. Pero también los apliques a ambos lados del espejo, con pantalla de metal negro o grisáceo.
  3. Azulejos: Los tipo metro quedan perfectos en la pared en la que se apoyan los lavabos y tocadores de estilo industrial. Con juntas oscuras o claras. Es igual. Y admiten todo tipo de colores. Pero también las paredes con azulejos de grandes dimensiones y junta rectificada (que no se ve), que imiten cemento. Los azulejos geométricos (hexagonales, por ejemplo) son otra opción perfecta. Y los tipo “patchwork” le dan un punto industrial vintage con mucho encanto. Aunque también se puede prescindir de azulejos y apoyar el lavabo en una pared desnuda, una elección 100% industrial.