Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Sofá gris y cómoda negra con fotografías y lámpara de estilo Barroco

Detalles dorados, tapicería de brocado o capitoné, decoración en paredes y techos, brillo, luz y muchos espejos… son algunos de los detalles para conseguir un majestuoso estilo barroco

Si quieres darle a tu hogar un toque distinguido y revivir el glamour y la exuberancia de una época artísticamente espléndida, apuesta por el estilo barroco. Te contamos todos los detalles de decoración del Palacio de Versalles, para que esta joya de arte barroco te sirva de inspiración 

La época del Barroco 

  • Sus orígenes se remontan a la Italia del siglo XVII.
  • Durante la contrarreforma, la Iglesia encargó a pintores, escultores y otros artistas que resaltaran todo el esplendor de la fe católica. Las formas claras de la época del Renacimiento, fueron exageradas y embellecidas. 
  • Aunque la tendencia por la simetría se mantuvo, la intención ahora era incorporar emoción y movimiento en las obras de arte. Así nació el esplendoroso, fastuoso y lujoso arte barroco, representado en su máximo esplendor por el Palacio de Versalles, mandado construir por Luis XIV. El conocido como Rey Sol de Francia y otros reyes de la época utilizaron el arte barroco para marcar la grandiosidad de sus reinos durante sus regímenes absolutistas. Y es que el arte barroco transmite dominio y divinidad, como ningún otro estilo. 
  • Ya sea en pintura, escultura, música, arquitectura o decoración, el estilo barroco es exuberante, exagerado, ostentoso, despierta emociones y provoca reacciones. Si esto es lo que buscas en la decoración de tu hogar, apuesta por el estilo barroco
Cómoda de cama de estilo Barroco en tonos grisáceos

Inspírate en el palacio Versalles para llevar el estilo barroco a tu casa 

Los placeres terrenales y el poder se reflejaban durante el período barroco a través de materiales valiosos y un ambiente recargado y majestuoso. Así, Luis XIV quiso marcar su poder absoluto con la construcción y decoración al estilo barroco del Palacio de Versalles, desde donde pudo controlar mejor a su corte y a la nobleza.    

Si quieres revivir aquella época y dotar a tu hogar de un ambiente distinguido y señorial, nada mejor que inspirarse en el palacio de Versalles, fiel reflejo del estilo barroco

  • Colores resplandecientes, en especial, ¡el dorado!, mucho brillo y luz. 
  • Los blancos cremosos y amarillo vainilla, en muebles, cortinas y alfombras, hacen que la habitación brille y se cree un aire de nobleza. El rojo vino o el azul pago real aportan un aire muy imperial. Y las elegantes lámparas de cristal reflectante o de diferentes materiales brillantes completan una atmósfera elegante y resplandeciente 
  • Techos altos con estuco o con bellas pinturas de divinidades griegas. 
  • Cuadros de coronaciones reales, imágenes de batallas victoriosas y retratos de grandes nobles. 
  • Muebles de madera de caoba torneada, simétricos y con formas curvas.  
  • Tapicería de brocado, jacquard o capitoné. Tejidos finos y clásicos como el terciopelo, la seda… 
  • Elegantes cortinas, finas alfombras y preciosos tapices. 
  • Bustos y figuras decorativas talladas cuidando hasta el más mínimo detalle. 
  • Cajas de música, relojes, piedras preciosas, jarrones, chimeneas… 
  • Y, por supuesto, espejos, ¡muchos espejos! En aquella época eran muy caros, por lo que se consideraban un lujo. Además, hacen que una habitación parezca más grande y luminosa, ya que reflejan la luz. 

¿Cómo integrar el estilo barroco y el moderno? 

  1. Paredes barrocas con muebles modernos o viceversa 

    Empapela las paredes con papel con brocados de colores opulentos como el rojo sangre, el violeta o el dorado y combínalas con muebles de corte moderno con ligeros detalles barrocos. O bien opta por el efecto contrario, combina paredes, techos o suelos modernos con mobiliario de un marcado carácter barroco.

  2. Muebles de corte moderno con detalles decorativos barrocos o viceversa.  

    Combina, por ejemplo, una consola de estilo barroco con una vistosa lámpara de pantalla cilíndrica de estilo moderno. También puedes crear una mezcla original juntando una mesa de estudio visualmente moderna con todos sus complementos para un día de teletrabajo, una elegante silla de madera caoba con tapicería de brocado y un hermoso espejo de corte barroco.

  3. Objetos híbridos, “barroco-modernos” 

    Un mismo objeto puede presentar también los dos estilos. Por ejemplo, una lámpara de araña LED con un fuerte carácter vanguardista. O un sofá de líneas rectas y modernas con un detalle capitoné típico del estilo barroco solo en los laterales.  

  4. Decoración en blanco y negro  

    La decoración en blanco y negro está siempre de actualidad y suele aportar un plus de modernidad. Opta por paredes en blanco o negro y zonas con papel brocado barroco en blanco y negro, añade muebles barrocos o modernos con un aire barroco con esta combinación bicolor y tendrás un perfecto look barroco-moderno en tu hogar. Si es el negro el que predomina en la estancia, conseguirás además un inconfundible toque gótico.