comedor en madera en buhardilla rustica

Normalmente las buhardillas tienen un elemento en común: la madera. ¡Sácale el máximo partido a este material y crea una buhardilla rústica! Es cierto que es recomendable recurrir a pintar las paredes y techo de color blanco para ganar luminosidad y amplitud, pero no pierdas la calidez de la madera en suelos, vigas, ventanas, puertas… En Westwing apostamos por los estilos naturales y únicos para obtener buhardillas con encanto. A continuación, te enseñamos cómo decorar una buhardilla rústica y te damosalgunas claves y trucos de la mano de nuestros expertos en decoración.

Claves para un estilo rústico en tu buhardilla

Si buscas un espacio que cree un ambiente relajado, natural y muy versátil, el rústico es el estilo que necesitas. La madera y los elementos decorativos acogedores y con un toque campestre son sus señas de identidad. Se trata de un clásico, pero puede aparecer combinado con muchos otros estiloscomo el nórdico o el industrial. Te contamos los imprescindibles para crear una buhardilla rústica con mucho estilo:

¿Sueñas con una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Materiales imprescindibles

Todas viviendas de estilo rústico tienen la madera muy presente de distintas formas, bien en vigas, muebles, suelos, objetos decorativos, en las barandillas de las escaleras… Asimismo, también es muy común la utilización de la piedra como decoración, por ejemplo, en paredes.

Colores

Para crear una buhardilla de estilo rústico es recomendable que utilices tonos que inspiren y recuerden a la naturaleza: blanco, colores neutros, verdes, marrones, tonos tierra, naranjas, rojizos, azules… En paredes lo más habitual es pintarlas de blanco para crear un efecto más luminoso y amplio, pero no tiene que ser blanco puro, puedes elegir uno con matices como el blanco roto, blanco hueso o blanco antiguo.

Muebles rústicos

En un ambiente de estilo rústico los muebles no deben de tener acabados perfectos, superficies pulidas, líneas depuradas y remates simétricos. Si has decidido pintar las paredes en tonos claros, puedes elegir muebles de madera oscura para dar contraste junto a otros en tonos claros. Busca algunos clásicos como baúles, cómodas, mecedoras, mesas auxiliares con cajones…

Accesorios

Relojes antiguos, mecedoras, cuadros, flores silvestres, cojines… Son solo algunos de los accesorios que puedes incorporar para dotar a tu buhardilla de un estilo rústico.

Decoración buhardillas rústicas con columpios

La diversión puede estar también presente en la decoración de una buhardilla rústica, ¿cómo? ¡Con un columpio! Por lo general, estamos acostumbrados a asociar los columpios con espacios exteriores, pero añadirlos en el diseño de interiores es una tendencia cada vez más interesante.

Si estás pensando en introducir un elemento original en tu casa pero no te apetece optar por recursos típicos, esta opción puede ser perfecta. Los columpios o sillas colgantes en interiores captan la atención al instante y crean ambientes relajados y acogedores, para poder despejar la mente y, además, son muy estéticos. Son curiosos y originales y no dejan indiferente a nadie.

No importa si has convertido tu buhardilla en un dormitorio, un saloncito, una zona de juego para los más pequeños o un rincón de lectura, siempre puedes darle el toque final a cualquier estancia con un columpio. Para la sala de estar o salón es más habitual optar por columpios más grandes o en forma de huevo, se convertirán en el eje focal protagonista de la habitación, si añades unos cojines y una manta de tejidos naturales puedes conseguir un acabado muy cálido y acogedor. Puedes encontrarlos de diversas formas y materiales, pero para dar un el toque rústico final a cualquier estancia, escógelo de madera natural o el mimbre trenzado.

Combinaciones de estilos rústicos para tu buhardilla

Si eres un amante de la decoración y no te puedes decidir por un solo estilo de decoración para tu buhardilla, aquí te damos las claves para que tengas las perfectas combinaciones y que tu espacio refleje tu personalidad.

Rústico industrial

La madera sigue siendo la protagonista, pero pasa a combinarse con materiales más modernos como el metálico, el plástico o el aluminio. La combinación de colores blanco y negro junto con la madera nunca falla en estos espacios, aunque también puedes optar por tonos grises, marrones, beis o tonos pasteles. La clave está en conseguir el perfecto equilibrio entre lo rústico y lo moderno: añade una mesa de madera desgastada con objetos de estilo vintage combinada con una gran lámpara de techo de metal y sillas o taburetes de estilo industrial.

Estilo rústico chic

Con líneas afrancesadas y con colores menos oscuros que el rústico. Como se trata de un estilo relajado y lleno de frescura, debe apoyarse en colores claros y naturales, mezclados con tonos pastel y otros más vivos para dar contraste otorgarla un aire más contemporáneo. Las flores y plantas son un must en este estilo, y no solo como forma de decoración en jarrones, si no en textiles con motivos florales (siempre en su justa medida): ropa de cama, cortinas, cojines, alfombras…

Rústico nórdico

Esta combinación de estilos triunfa gracias a conseguir sacar lo mejor de cada uno para darle a cualquier espacio un ambiente único y muy personal. La unión de la calidez del estilo rústico con la luminosidad del estilo nórdico da lugar a un ambiente familiar y acogedor. Utiliza el color blanco como base para la estancia y combínalo con muebles de madera, incorporar mobiliario de madera es una característica que comparten ambos estilos. El estilo rústico utiliza muebles de madera más oscura, mientras que el estilo nórdico utiliza mobiliario de madera en tonos más claros, el objetivo es encontrar un equilibrio entre ambos. Si tu buhardilla tiene vigas a la vista, ¡aprovéchalas!  Incluye alguna nota de color a través de los textiles o pequeños detalles y crea un espacio lleno de encanto.

Buhardillas rústicas en blanco con fibras naturales

¿Alguna vez has soñado con esas cabañas de montaña acogedoras y llenas de encanto? Si tienes una casa con buhardilla puedes crear allí tu propio refugio rústico, en el que relajarte y desconectar.

Normalmente la mayoría de las buhardillas son de madera, pero es habitual rebajar un poco este material y añadir paredes y techos de tonos claros, como el blanco. El color blanco es el preferido para las buhardillas ya que genera mucha luminosidad, amplitud y profundidad. Si te gustan los espacios limpios y con buena iluminación puedes utilizar además el blanco en los suelos y en algunos muebles. Eso sí, no renuncies a la calidez de la madera y haz que permanezca en las vigas, marcos de ventanas, suelo y muebles. Por lo general, cuanto más veteada sea la madera, más estaremos potenciando este estilo.

Añade ropa de cama en tonos cálidos y accesorios de fibras vegetales y naturales como el yute, el mimbre o el ratán, junto a textiles, como el algodón, el lino o el cuero. Con estos elementos conseguirás que se respire una atmósfera limpia, sencilla y hogareña.

Si te han gustado nuestros consejos para decorar una buhardilla rústica con mucho estilo, no te pierdas todas las propuestas de Westwing para conseguir resultados únicos para cualquier estancia de tu hogar, ¿te las vas a perder? ¡Sigue leyendo y prepárate para sorprenderte!