Todos tenemos en casa una lavadora, plancha o secadora. Sin embargo, cuidamos poco la zona de la lavandería pudiendo crear un ambiente acogedor y estiloso. Te damos algunas ideas para que, tengas el espacio que tengas, puedas montar un cuarto de la lavadora práctico, bonito y cálido. ¡Impecable!

¿Qué es la laundry room?

En muchas casas existen zonas concretas para lavar la ropa, secar y planchar. Son los denominados lavaderos, cuartos de la lavadora, zona de lavandería o laundry room. A estos espacios más bien prácticos muchas veces no le damos la importancia que merecen y podemos llegar a descuidar su aspecto. ERROR. Con una decoración mucho más adecuada podrás convertir estas estancias en una zona confortable más de la casa, donde pasar el rato no desencadene una serie de suspiros ni conlleve la más mínima pereza.

Porque este tipo de tareas domésticas suelen ser las que menos nos gustan, pero son necesarias y cotidianas, por lo que ¿por qué no hacerlas más agradables con un cuarto de a lavadora bien organizado y decorado?

Lo que necesitas para montar un lavadero

Como mínimo, una zona de lavado y secado. Puede ser mediante una lavadora con función de secado integrada, todo en una sola máquina (para espacios pequeños), o bien con dos aparatos independientes: lavadora y secadora, una al lado de otra o una encima de otra (una solución más ergonómica para no agacharse tanto). También deberá contar con un área de almacenaje, por mínima que sea. Así tendrás los productos de limpieza por orden de uso y a mano. Un cesto para echar la ropa sucia es otro complemento que no puede faltar. Si, además, cuentas con una tabla de planchar integrada en el mobiliario, una barra para colgar camisas, un tendedero y un cesta para la ropa limpia y planchada, que te ayudará a distribuir las prendas a las habitaciones pertinentes, ya sería perfecto.

Su ubicación estratégica más habitual suele ser la cocina, pero también puede encontrarse en un baño, en un cuarto aparte, al lado de un vestidor o en el sótano.

¿Quieres una casa de revista? ¡Regístrate ya en Westwing y no te pierdas nuestras ventas con descuentos de hasta el 70% en muebles y decoración!

Ideas para decorar tu lavadero

En la zona de la lavandería es necesario optar por muebles y accesorios prácticos, funcionales pero también que sean chic. Te damos algunas ideas para que puedas convertir esta zona de la casa, un tanto olvidada, en un lugar agradable.

1. Pon un papel pintado decorativo

Atrévete con el papel pintado en una de las paredes de la zona del lavadero. Le dará un toque más acogedor a la habitación. Muchos de los papeles pintados actuales son lavables, con lo que no tendrás problemas si se mojan con algo de jabón

2. Apuesta por mobiliario a medida

Una manera de esconder los electrodomésticos como las lavadoras o secadoras es haciéndolos parte del mobiliario, panelándolos con puertas. Crea muebles a medida para que puedas integrar las máquinas en la decoración. Añade estantes y barras para las prendas, así como una tabla de planchar abatible. Lo tendrás todo centralizado en un mismo mueble, que pasará inadvertido en el contexto de tu cocina. Los muebles a medida son más caros, pero sin duda son los que mejor aprovechan espacios pequeños como el cuarto de la lavadora.

3. Tiradores especiales

Cambia los tiradores y renuévalos de vez en cuando. Estos accesorios consiguen que los muebles luzcan con una nueva apariencia, en un simple gesto y con la mínima inversión. 

4. Barra para la ropa

Instala una pequeña barra para que puedas colgar en perchas la ropa planchada o delicada. De esta forma, las prendas, como camisas o jerséis de lana, se conservarán mejor.  Si no te da el espacio para una barra, siempre puedes instalar un par de colgadores en la pared.

5. Añade plantas

Opta por especies que no necesiten mucha luz, pero sí humedad.  El poto, la cinta o el aloe vera son opciones que aportarán verde a este cuarto de la lavadora, dotándolo de vida. Será más agradable trabajar en él. Asegurado.

6. Organiza

Ordena siempre antes y después de lavar o planchar la ropa la zona de lavandería. Añade cestas de mimbre o de tela para que te sea mucho más cómodo organizar la ropa. Las cestas también son una buena forma de organizar los productos de limpieza y que no queden a la vista, pero sí bien recogidos. Cuánto más reine el orden en tu lavadero, más ágiles serán tus tareas y más agradable el ambiente.

7. Las puertas correderas te ahorrarán espacio

Los cuartos de la lavadora no suelen ser muy grandes. Así que toca incluir ingeniosas soluciones para aprovechar hasta el último rincón. Una puerta corredera mantendrá la lavandería cerrada y, a la vez, no restará metros a su interior.

8. Decora con cuadros

Sube de nivel tu cuarto de la lavadora con alguna ilustración inspiradora, un cartel que ponga ‘laundry room’, una lámina con las instrucciones para cada tipo de material, enmarcada, o una fotografía en blanco y negro.

Trucos para una lavandería profesional en casa

Crear un cuarto de lavado y planchado acogedor es importante, y más si no te gustan mucho este tipo de tareas. Además de tener una lavandería bien decorada, es importante que cuidemos nuestros para que las prendas tengan una vida más larga. Toma nota y sé todo un experto en la materia con estos consejos:

  • Lee bien la etiqueta: antes de introducir algo en la lavadora e incluso de plancharlo es importante leer bien la etiqueta del fabricante para no estropear los textiles. 
  • Elimina la cal de la lavadora: utiliza pastillas para eliminar la cal y la suciedad incrustada en la lavadora cada cierto tiempo.

Truco: si no tienes estas pastillas puedes usar un remedio casero, utilizando agua y vinagre con un programa de uno o dos lavados y agua caliente. Con este proceso conseguirás desinfectar la lavadora y, por supuesto, eliminar cualquier residuo de cal. 

  • Cuidado con la secadora: no todos los textiles pueden introducirse en la secadora, por lo que siempre revisa la etiqueta. Además, muchas secadoras consumen mucha energía por lo que te recomendamos hacer un uso medido y concienciado de ellas.
  • Cierra las cremalleras: siempre cierra las cremalleras de las prendas para que no dañen otras. También es importante que cierres los botones y vacíes los bolsillos para no manchar otras prendas. 
  • Separa antes de lavar: es uno de lo puntos más importantes para que puedas mantener las prendas siempre en buen estado. Incluso la lencería, por ejemplo, se recomienda lavarla en pequeñas bolsas para que no se roce con otras prendas más robustas que puedan deteriorarlas.

Cestos para la ropa con estilo