Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Dormitorio de estilo campestre con techos de madera de color marrón

Si hay un color que no puede faltar en cualquier casa, es el color marrón. Siempre encontramos pequeñas dosis de este color tan bonito y lleno de calidez en cualquier rincón. Y es que cuando entramos a nuestra casa, lo primero que queremos sentir es esa sensación de bienestar. El color marrón es uno de los colores que más nos ayudan a aportar esa sensación de calidez. Por eso, queremos enseñarte qué aporta este color a nuestros sentidos y por supuesto a nuestra casa.

¿Qué significa el color marrón?

El color marrón está situado en muchos aspectos de la naturaleza. Vemos este color con mucha frecuencia, ya sea en tono chocolate o en color pardo. Pero, ¿que nos hace sentir este color marrón cuando lo vemos? Si en el primer momento, identificamos el color marrón con el del café, nuestra percepción es más bien de insensibilidad. Lo relacionamos mucho con el café y quizás con el sabor amargo. Sin embargo, cuando vemos el color solo sin ningún objeto nos da tranquilidad y neutralidad.

También solemos relacionar el marrón con estaciones del año, sobre todo con el otoño y las hojas cayéndose de los árboles. Lo mismo nos pasa por ejemplo, con otros tonos como el azul en verano o los colores más vibrantes como el verde, naranja, o rosas en primavera.

Color marrón en decoración

En decoración, el color marrón es un tono reconfortante y muy exótico. Aporta al instante calidez a cualquier estancia de nuestra casa, ya sea el baño o incluso la terraza. Lo bueno de este color es que es muy versátil y perfecto para combinar con prácticamente todo. Desde colores más neutros como el blanco, hasta otros más oscuros como grises o negros.

Además, de poder integrar el marrón en elementos decorativos, textiles o en las paredes, existe un material que nos encanta en este tono: la madera. La calidez de la madera hace que sea fundamental (o casi) contar con este material en casa. Si nos gusta el toque minimalista con un fondo en blanco, pero queremos tener una casa más cálida, incluir la madera es una buena opción.

Estilos que más emplean el marrón

Existen diferentes estilo de decoración que combinan muy bien con los colores marrones o crudos. Estos son algunos de ellos:

  • Estilo rústico: es uno de los estilos donde mejor encaja el color marrón. Sobre todo los colores marrones más oscuros son los que predominan. Muebles, cuadros, figuras decorativas en color marrón que hacen que cualquier espacio parezca mucho más natural.
  • Estilo industrial: en este estilo los toques marrones solemos verlo a través de muebles en piel o efecto cuero. El sofá chester es uno de los modelos más clásicos y perfectamente conocidos de este estilo.
  • Estilo inglés: en este estilo también encontraremos el marrón en el mítico sofá chester. Además, de este sofá en el estilo inglés no pueden faltar los textiles con estampados de cuadros y los plaids de lana o baby alpaca.
  • Estilo asiático: el minimalismo del Feng-shui se hace un hueco en este estilo, donde se mezcla la pureza del blanco con pequeños muebles de madera en marrón. 

¿Cuáles son las zonas perfectas para añadir el marrón?

Los tonos marrones ya sean oscuros o en un color pardo aportan un toque de tranquilidad y elegancia a nuestra casa. Estos colores debemos integrar en zonas donde queremos aumentar ese nivel de calidez. Algunas estancias por cuestiones de espacio y sobre todo luz, pierden esa agradable sensación. Por eso, una buena forma de reavivar esa calidez es a través del color marrón.

El color marrón es también un clásico para la decoración del exterior, y es que acompañado de los tonos verdes de las plantas queda extraordinario. Esta mezcla de tonos nos recuerdan inmediatamente a la naturaleza por lo que aportan paz y calma. Si estás buscando una decoración del exterior atemporal, es la perfecta mezcla de tonalidades.