Cuando te dispones a pintar la casa, elegir el color no es un trabajo fácil. La luz que recibe cada estancia, el espacio que tiene y el uso que le vas a dar, son elementos clave en la elección del color, pero también lo es que ese color cuadre con tus gustos, porque seguro que tienes un color favorito. Piénsalo bien: ¿qué color suele dominar los elementos decorativos que eliges para tu casa? ¿qué color te mueve cuando escoges textiles? Seguro que hay un color que destaca entre todos los demás. Sea el blanco, el verde, el azul o incluso el rojo, el rosa o el amarillo, los encontrarás entre los colores de moda para paredes del 2022, matizados por otros tonos que los convierten en colores de pinturas para interiores más versátiles y, por supuesto, más actuales. ¿Quieres descubrirlos?

1. Neutros: los reyes de los colores de pintura para interiores

Si tu color favorito es el blanco, te gustan los colores que aportan luz y generan sensación de espacio y limpieza. ¿Cuáles son los blancos de tendencia entre los colores de pinturas para interiores? Los blancos rotos, con pinceladas de tonos arena o nude. Generan atmósferas luminosas, suaves y más cálidas que los blancos puros, que tienen un halo frío. Junto a estos blancos rotos, también aparece el clásico beige actuallizado. Se trata de los beiges actualizados con un toque menos crema y más tostado. Su calidez es innegable y pintando las paredes con él logras espacios más envolventes y que no pasan nunca de moda, a parte de que combinan con cualquier estilo decorativo. El gris claro es otro de los colores considerados neutros que triunfan este año; elegirlo es apostar, como en el caso del beige, por un tono que no pasará de moda y con el que ganarás luz y sensación de espacio, además de crear espacios más acogedores.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

2. Verde: la belleza del verde granito

Pintar las paredes en color verde es buscar espacios que te transmitan tranquilidad y te acerquen a la Naturaleza. Si este es tu color favorito, estás de suerte, porque este año es uno de los colores de pintura estrella para interiores. Pero no todos los tonos de verde funcionan por igual. Los que más se llevan tienen matices de gris que los hacen más suaves y sobrios. El verde granito es un color perfecto para ambientes decorados con mobiliario en madera natural o incluso con muebles de corte industrial, en madera y metal negro. Las fibras vegetales también encajan bien en estancias pintadas en verde. Es un color muy relajante y versátil que creará espacios sobrios y de máxima tendencia.

3. Rojo: los terracotas, fuerza y personalidad

¿Eres de los que piensa que el rojo es el color más hermoso? Pues tú también tienes tu tono rojizo de tendencia: el terracota. Un tono con una personalidad tremenda y capaz de calentar los espacios aunque tinte piezas tan pequeñas como los cojines. Los terracotas combinan a la perfección con los arena y con ellos, crean ambientes ultra cálidos y envolventes. Aplícalos en una sola pared para evitar que la estancia se vea más pequeña o bien en todas si la habitación es amplia y muy luminosa. Si además decoras los espacios con mobiliario de madera y textiles claros, con texturas diversas, de punto y estampados étnicos, conseguirás una habitación cosmopolita, exótica y con mucha fuerza y carácter.

4. Rosa: entre el pastel y el coral

Entre los colores de pinturas para interiores de moda, el rosa también tiene su espacio. Lo puedes encontrar en su tono más pastel, ideal para habitaciones infantiles o también para dormitorios principales –sobre todo si tiene matiz de gris que lo hace más empolvado–, y en un tono más coral. Este último color es perfecto para estancias en las que busques un estilo glamuroso. Con muebles metálicos en dorado envejecido y cristal, conseguirás un ambiente sofisticadísimo.

5. Amarillo: calidez eterna en ocre

Los amarillos también tienen su espacio entre los colores de pinturas para interiores que se llevan este año. Como sucede con el color rosa, el amarillo pastel está de moda para habitaciones infantiles o para espacios en los que busques una ambiente divertido, desenfadado y de cierto aire pop retro. Por otro lado, el ocre con matices de gris resulta un color luminoso a la vez que suave para dar calidez a los espacios y mucha personalidad. Es un tono que encaja muy bien con decoraciones con cierto aire boho: maderas naturales, muebles de madera y rejilla vienesa, yute… Pero también con un estilo más sobrio y elegante, con piezas de líneas rectas en colores como el gris plomo y con detalles en verde, tanto en plantas como en cojines, jarrones o láminas.

6. Azules: clásicos que se modernizan

¿Y qué hay del color azul? Por supuesto, también está incluido entre los colores de pintura para interiores de tendencia. Y es que no puede faltar porque el color azul es uno de los más utilizados para decorar la casa. Los azules apagados que viran a gris están de moda y funcionan en cualquier estancia, aunque donde encajan a la perfección es en el dormitorio, que agradece los tonos azules porque son fríos, serenos e invitan al descanso. ¿Que lo tuyo no son los colores discretos? Tu opción es más que clara: apuesta por el color estrella del 2022, el Very Peri. Un violeta azulado que regala personalidad y dramatismo a las estancias. Eso sí, aplícalo solo a una de las paredes porque es un tono muy potente que, de cubrir todos los muros de la estancia, puede recargar y oscurecer el ambiente. Puedes completar tu look con productos como los que te dejamos debajo:

Después de este repaso de los colores de pintura para interiores que más se llevan este año, ¿con cuál te quedas? La clave es saber combinarlos con otros tonos y materiales que potencien su fuerza o bien los equilibren. A los colores más suaves les irán bien las piezas de mobiliario o los detalles de colores intensos, y a los colores más  potentes, todo lo contrario: piezas que equilibren su presencia visual, suavizándolos y aportándoles luz.