Accede a las mejores marcas hasta -70%

Taburete con cojines y pared de color terracota

Ni rojo, ni tostado. La mezcla de ambos, y la que más no ha conquistado. Hablamos del color terracota. Es un color eterno que nunca pasa de moda y siempre aporta calidez y un cierto aire entre rústico y étnico. Un color intenso con mucha personalidad que, además, queda bien con todo. Puedes combinar este color rojizo con fibras naturales para un look más fresco, o con piezas en terciopelo para un aire más glam. ¡Tú eliges! Toma nota e impregna tanto el interior como el exterior de tu casa de este color tan terrenal.  

¿Cómo es el color terracota? 

El color terracota es una mezcla entre un tono marrón y rojo. Se trata de un color que se asemeja mucho a la arcilla. Es muy intenso, por lo que es importante saber la combinación de colores ideal para decorar con él y no sobrecargar los espacios. El color terracota lo solemos ver mucho en looks exóticos donde predominan los materiales naturales como la arcilla, el mimbre o la cerámica. Además del color terracota intenso, podemos contar con otros tonos más claros que cuentan con dosis de blanco y por ello resultan más suaves y delicados. Sea cual sea, más oscuro o más claro, el color terracota conseguirá aportar a los espacios de tu casa calma y armonía, y logrará encajar como anillo al dedo en cualquier estancia, desde el recibidor hasta la terraza.

Jarrón con plantas y fondo de color terracota

¿Cual es su combinación de colores ideal?

El color terracota se mezcla perfectamente con una amplia variedad de tonos, desde más claros como el blanco, hasta más oscuros como los grises o los negros. Una de las combinaciones que más nos gusta es la del color terracota con colores como el mostaza, el arena, el negro o el coral.

Para un salón, por ejemplo, puedes basarte en esta combinación de colores. Si tienes suficiente luz natural, puedes, por ejemplo, atreverte a pintar en color terracota la pared donde pondrás el sofá. Luego apoya en ella un sofá en terciopelo mostaza, elegante y lleno de vida. Decóralo con cojines que mezclen el terracota, el mostaza y el negro. Para acabar, integra muebles y accesorios de fibras naturales que te ayuden a darle un poco más de luz y suavidad al salón. 

Y para un dormitorio, también puedes utilizar el color terracota combinado con estos tonos y obtener un resultado cálido y acogedor. Aquí, apuesta por una habitación totalmente en blanco, y añade el color en los textiles: desde la funda nórdica hasta los cojines. Lo ideal es elegir una funda nórdica en un tono arena y para darle vida, mezclar cuadrantes y cojines en diversos tonos terracota y en color coral. Luego, para los pies de la cama, un plaid en terracota acabará de cerrar el círculo cromático. Y para añadir vida al ambiente, decóralo mezclando detalles en verde y arena: plantas, jarrones, láminas botánicas, etc.

Terrazas con toques de color terracota

Pero si hay un lugar donde el terracota queda que ni pintado es en las terrazas, sobre todo si quieres darles un look étnico o exótico. Este verano, además, las terrazas con aires de Marrakech se llevan muchísimo y en este estilo, el color terracota es el rey. Tanto si tienes una pequeña terraza en la ciudad como una más amplia en una casa de campo, este color te ayudará a crear tu oasis particular. Aplica el color terracota en textiles, y mézclalo con materiales como la piedra, la madera, el bambú y las fibras naturales. La combinación de colores que triunfa en estos espacios es la del color terracota con el arena y verde esmeralda. Una mezcla que nos evoca la naturaleza. Añade el verde en pequeños accesorios como la vajilla o simplemente a través de plantas o jarrones. ¡Te conquistará como a nosotros!