Cuando pensamos en pintura para paredes, lo primero que nos viene a la cabeza es el interior de la casa. Pero ¿y las fachadas? Es tan importante acertar en la elección del color para las habitaciones como para el exterior. Y es que un color adecuado de pintura para exteriores puede influir en gran manera en las sensaciones que transmita nuestra casa y, además, puede hacer que esta armonice con su entorno y, por supuesto, embellecerla destacando sus volúmenes y relieves. En este artículo vamos a centrarnos en los colores para fachadas exteriores que mejor encajan en cada tipo de casa. Para que consigas que la tuya sea tan bonita por fuera como por dentro.

4 ideas clave antes de elegir el color ideal

Antes de escoger el color de pintura para exteriores ideal para tu casa, pregúntate:

  1. ¿Dónde está ubicada?

    No es lo mismo elegir un color para una casa de costa que para una casa en el casco antiguo de una ciudad o para una casa de montaña y rodeada de bosque. El color debe armonizar con el espacio que rodea la vivienda.

  2. ¿Dónde está ubicada?

    Tampoco será igual el color que elijamos para una casa unifamiliar de volúmenes rectos y cubierta plana, que para un edificio de estilo modernista o para una casa tradicional de campo. Respetar la arquitectura de la fachada y acompañarla para ensalzar su belleza, es clave.

  3. ¿Recibe mucho sol o está encarada a norte?

    La orientación de nuestra casa también nos condicionará a la hora de elegir el color de pintura para exteriores ideal, porque las casas orientadas a norte necesitarán tonos más cálidos y las que reciban mucho sol, más fríos.

  4. ¿Debo pensar en un solo color?

    No. Debes pensar en la combinación de más de uno, porque en las fachadas hay muros, pero también elementos como molduras, columnas, relieves… y por supuesto, ventanas, puertas y barandas. Elegir el color adecuado para cada uno de estos elementos, los destacará y la fachada ganará riqueza visual.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Blanco: esencia mediterránea

El blanco puro es uno de los colores más utilizados para exteriores, sobre todo, en las casas de costa del Mediterráneo. Es perfecto para fachadas de casas que se ubiquen en zonas muy calurosas ya que, al rebotar la luz del sol, no absorbe su calor y ayuda a que los interiores sean más frescos. Combinado con azul o verde en carpinterías de ventanas y puertas, conseguirás un look marítimo espectacular.

Arenas y terracotas para fachadas urbanas

El color arena y el terracota son dos de los colores de moda para paredes del 2022 y en toda su gama son también tonos colores ideales para fachadas exteriores. ¿Por qué? En muchas ciudades, sobre todo en sus cascos antiguos, ya sea a la hora de rehabilitar casas o a la hora de pintar edificios de nueva construcción, se tiende a utilizar colores naturales cercanos a los que se usaban en la arquitectura tradicional. De esta manera, se consigue coherencia visual con el entorno. Y, por otro lado, se produce la sensación de estar más cerca de la naturaleza, a pesar de estar rodeados por carreteras y semáforos.

Estos dos tonos son también dos clásicos en lo que se refiere a la elección de pintura para exteriores en casas de campo, porque armonizan con los espacios naturales y resultan cálidos a la vista.

Gris hormigón: para casas y edificios

Los colores arena y terracotas no son los únicos que se llevan la palma como colores más escogidos para fachadas exteriores urbanas. También los grises se encuentran entre los tonos más elegidos. Sobre todo para edificios de estructura recta y líneas modernas. Sin embargo, el gris hormigón también es un color estrella para fachadas de casas unifamiliares fuera de las ciudades, de estilo Bauhaus, con volúmenes rectos y cubierta plana. Este tipo de casas, en gris, transmiten rotundidad y simplicidad.

Verde: en busca de lo más natural

El verde es uno de los colores de pintura para exteriores que más se está utilizando en la actualidad. La conciencia ecológica y las nuevas tendencias, que buscan una vida más sostenible, suelen estar detrás de los edificios que eligen el color verde para sus fachadas. Pero también en el campo el verde es un color muy utilizado, sobre todo en un tono verde oliva.

Colores pastel: alegría y calma

Los tonos pastel son colores que suelen encajar muy bien en casas de estilo clásico, combinando el color pastel que hayas elegido con blanco. Amarillo, verde manzana, azul o incluso rosa, son algunos de los colores pastel más utilizados y suelen encontrarse en cascos antiguos de ciudades pequeñas o bien en casas de campo que busquen delicadeza y suavidad.

Decora tu fachada con las luces más bonitas

Tres colores para fachadas exteriores

Si te fijas bien, las fachadas no suelen lucir un solo color. Los expertos en pintura aconsejan seguir, al igual que en los interiores, la regla 60-30-10. ¿Cómo funciona en relación a los colores para fachadas exteriores? Pongamos el ejemplo de un edificio antiguo con artesonados en la fachada. Será tan simple como elegir un color principal que domine en la fachada, ocupando el 60% de esta (los muros), y que será el más suave. Luego, se aplicará otro color que ocupará el 30% del exterior, que aparecerá sobre molduras, relieves, etc., y que será más oscuro que el anterior. Y un tercer color, que combinará con estos dos y cubrirá el 10% de la fachada: será el color con el que se pinten puertas y ventanas. De este modo, se conseguirá resaltar los elementos más bellos del edificio, recuperando así su carácter original.

Una mala elección el color de la pintura para exteriores afecta directamente a nuestra percepción de la decoración interior. Y es que los colores para fachadas exteriores son la carta de presentación de esa vivienda y elegirlos con mimo hará que el exterior más sencillo gane riqueza y carácter. Así que, si estás pensando en cambiar el color de tu fachada, sigue nuestra guía y consigue una casa más bonita y personal.