Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

silla cantivaler en verde oliva

El verde es un color maravilloso para decorar la casa. Desde que Pantone eligiera el Greenery como uno de sus tonos estrella, que la decoración se ha llenado de verde en todos sus matices: verde pastel para ambientes retro, verde bosque intenso y profundo para casas de aire moderno y actual, o verde oliva para las que busquen una naturalidad sobria y cálida. Sin embargo, de entre todos los verdes, es el verde oliva el que mejor se adapta a todos los estilos decorativos y el que mejor encaja tanto en ambientes urbanos como en los más rústicos. ¿Por qué? ¿Qué tendrá este tono del verde que resulta tan camaleónico? ¡Vamos a verlo!

Una mezcla de tonos elegante

El color verde oliva contiene una combinación de colores muy rica. Toques marrones y grises que matizan su intensidad y le aportan elegancia y sobriedad. Pinceladas azules que le dan calma y sosiego, y otras amarillas que lo hacen un color cálido y acogedor. En definitiva, la combinación de colores que lo conforma hacen de él un tono de verde muy complejo y esa complejidad es la que lo vuelve tan camaleónico y, por lo tanto, tan adaptable a estilos decorativos diversos.

Ideal para dormitorios y estudios

En cuanto a su efecto psicológico, el verde oliva transmite muchísima calma y es capaz de crear espacios que favorezcan la concentración, de ahí que sea especialmente adecuado para decorar estudios de trabajo. También genera calma y sosiego, con lo que, decorar dormitorios con él siempre será una buenísima idea para conseguir un sueño profundo y reparador. Y, por supuesto, le sentará también bien a salones que busquen un ambiente relajado en el que descansar. Pero el verde oliva no solo es un color ideal para interiores. También en el exterior funciona muy bien porque conecta perfectamente con la naturaleza, así que decora con él terrazas y porches, aplicándolo en mobiliario, textiles e incluso en la pintura de la pared, y no te equivocarás.

Las mil caras del verde oliva

Más allá del efecto relajante de este color, lo que lo convierte en un color ideal para decorar la casa es esa adaptabilidad de la que te hemos hablado. Dependiendo de los colores y los materiales con los que lo combines, conseguirás un look u otro y todos, muy distintos entre sí: desde rústicos hasta dramáticos pasando por cosmopolitas y elegantes. Estos son los 5 estilos decorativos en los que el verde oliva encaja como anillo al dedo:

  1. Actual

    La combinación de colores verde oliva, madera clara y blanco crea espacios frescos, modernos y con cierto aire skandi.

  2. Vintage

    Elegir una decoración en la que mezcles mobiliario en blanco decapado o piezas con historia, con el color verde oliva en tejidos y complementos, es elegir una decoración romántica y nostálgica.

  3. Rústico

    En ambientes con muebles de madera oscura y piel de color terracota, el verde oliva aporta carácter.

  4. Cosmopolita

    Piezas tapizadas en terciopelo, muebles de estética MidCentury, lámparas de líneas rectas, dorados… Este tipo de mobiliario y complementos crea una combinación de materiales y colores con el verde oliva que evoca espacios sobrios, urbanos y sofisticados.

  5. Dramático

    No hay límites decorativos en este estilo. Una mezcla ecléctica de mobiliario y una combinación de colores tan sorprendente como verde oliva y rojos, fúcsias o marrones, crea espacios muy atractivos solo aptos para casas que reciban mucha luz y cuenten con mucho espacio.

Verde oliva, un color eterno

Pero si lo que quieres es una decoración suave, natural y que nunca pase de moda, también el verde oliva es tu color. Todo dependerá de con qué otros tonos y materiales lo combines. Mobiliario en madera natural tipo roble, tapizados y textiles en algodón y lino en gris suave, y toques decorativos en mostaza para darle un acento cálido, son la mejor combinación de colores. ¡Pruébalo! En Westwing contamos con infinidad de ideas decorativas en esta línea para disfrutar de una casa de revista y hacerlo eternamente.