-20% adicional en todas las ventas

Elegir el color del pasillo es tan importante como elegir el color del salón o el del dormitorio. Es más, aunque no te lo parezca, puedes jugar con los colores tanto como en esas estancias. Si lo haces, te lo agradecerá. Y es que pintar pasillos en dos colores puede hacer que se vean más amplios, más luminosos e incluso más limpios y estilosos. En este artículo, te contamos cómo. ¡Empezamos!

3 razones para pintar pasillos en dos colores

A los pasillos suelen dar todas las estancias y lo ideal es escoger un tono que armonice con todas ellas para que, cuando las puertas estén abiertas, la mirada fluya de un espacio a otro sin sobresaltos. Pero no tienes por qué pensar literalmente en “un” tono. Pintar pasillos en dos colores puede conseguir el mismo efecto y además:

  1. Lograr un efecto óptico que amplíe el espacio, ya que los pasillos estrechos no suelen tener muchos metros de ancho, o bien que les dé una forma más acogedora si es el caso de pasillos demasiado largos.
  2. De la misma forma, pintar pasillos en dos colores puede lograr que se vean más luminosos y con ello, más agradables y más amplios.
  3. También puedes hacer que tu pasillo te regale practicidad, ya que, usando un color intenso en las zonas que reciben más roce, lograrás disimular arañazos y el desgaste que genera el paso del tiempo.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Dos colores para ganar más espacio

Tanto si buscas espacio como si buscas luz, los colores neutros claros son tus aliados perfectos. Entre los colores de moda para paredes del 2022, blancos como el White Sand, un blanco roto con pinceladas de arena y nude, y el Cloud Dancer, otro blanco roto con toques rosados, pueden ser dos opciones maravillosas. Pintar las paredes con estos dos tonos te regalará pasillos más amplios y agradables, que a la vez te serán muy fáciles de decorar. Una forma de combinar estos colores de manera ideal es coger uno de ellos y buscar, de su misma gama, un tono unos puntos más intenso para asegurarte que armonicen entre sí y, de paso, al ser neutros, también quedarán bien con cualquier color que hayas elegido para las habitaciones que den al pasillo. Para el White Sand, el color ideal para combinar será un tostado y para el Cloud Dancer, un tono más maquillaje.

Si quieres que tu pasillo se vea más amplio, puedes hacerlo de estas formas distintas:

  • Pinta las paredes de un color muy claro, cuanto más blanco mejor, y los techos de un tono más oscuro. Conseguirás que, ópticamente, el espacio se ensanche.
  • Si tu pasillo es largo pero el techo no es muy alto, opta por pintar las paredes con franjas verticales de dos colores diferentes, uno más claro y otro, de la misma gama, en un tono más oscuro. Conseguirás que, visualmente, las paredes parezcan más altas.
  • Las franjas también te funcionarán si quieres que el pasillo gane anchura. Esta vez, sin embargo, deberás pintarlas en horizontal. Para este tipo de franjas, nos gustan los colores blanco y gris o beige y tostado.

Ideas en dos colores para multiplicar la luz

No pienses que para ganar luz en el pasillo solo puedes pintarlo en blanco o en colores muy claros. Si te gustan los tonos intensos, también puedes utilizarlos. ¿Cómo? Pinta las paredes de un color tipo arena, gris o tostado y deja el blanco puro para los marcos de las puertas –también para el mobiliario que haya en el pasillo o bien para los marcos de los cuadros que lo decoren–. El color blanco en las puertas creará focos de luz que nos harán percibir el pasillo más luminoso.

Otra idea para pintar pasillos con dos colores y multiplicar su luz es pintar las paredes de un color neutro muy claro y darle un color más intenso al techo. Esta es una  fórmula recomendable en casas con techos muy altos, ya que un color subido en el techo, hará que este baje visualmente y que el pasillo se vea más acogedor y, al mismo tiempo, por contraste, las paredes claras se verán más luminosas y con ello, se ganará sensación de espacio.

Decora tus pasillos multicolor con estos cuadros

Pinta en dos colores y gana practicidad

Los pasillos no son espacios con muchos metros de amplitud, lo que hace que las paredes se rocen fácilmente por nuestro paso, por el de mascotas, por las manos de los niños o el roce de muebles… Para no morir de continuos sustos, puedes proteger la zona inferior de las paredes del pasillo pintándolas de un color intenso. “¿Y entonces no perderé luz o sensación de espacio?”, podrías preguntar. No, si pintas la zona superior de la pared y el techo, en un tono muy claro. Y si el suelo también es claro, mucho mejor. Si no, una alfombra de pasillo clara, podrá hacer que el suelo también irradie la luz que necesitas para que ese color más subido no empequeñezca la zona ni la haga más oscura.

A la hora de pintar pasillos en dos colores creando un zócalo con el más intenso, tienes dos opciones:

  1. Crear un arrimadero que ocupe 1/3 de la pared.
  2. Optar por pintar un zócalo alto. Puedes pintar el zócalo que tenga tu casa de un color más intenso y subir un poco más con la pintura por la pared, hasta una altura de, por ejemplo, 30 cm. Una solución que protegerá la zona inferior de la pared del paso de mascotas o de golpes con aspiradoras, escobas o fregonas, y que le dará a tu pasillo mucha clase.

Truco Westwing: Si la pintura que utilizas para el arrimadero o el zócalo pintado es lavable, mucho mejor. Así, podrás mantener la zona en perfecto estado de revista siempre.

En definitiva, los pasillos pueden ser espacios tan cromáticamente interesantes como cualquier otra estancia de la casa. Elige tus tonos favoritos para pintar pasillos en dos colores y lánzate a redecorarlos para modificar su espacio como más te convenga y darles, al mismo tiempo, practicidad y mucha más personalidad.