Accede a las mejores marcas hasta -70%

Cocina en verde pastel

Suave, alegre, fresco a la vez que acogedor y con un innegable sabor retro. El verde pastel es de esos colores que rejuvenecen cualquier ambiente que toquen. Porque, desde que la pasión por todo lo retro llegó al mundo de la decoración, se puso de moda y no parece que vaya a abandonar nuestra paleta cromática favorita. Y es que el verde pastel no solo transforma los espacios sino también nuestras emociones.

La paz y el carácter vintage

Los colores pastel son suaves y por ello, relajantes. A menudo se asocian a estancias infantiles pero el verde pastel se puede aplicar más allá de los espacios pensados para niños. Salones, dormitorios e inlcuso baños y cocinas de aire retro son estancias en las que el verde menta –uno de los nombres que recibe el tono pastel del verde – queda estupendo. Pero si tu estilo no es para nada el retro, sino que prefieres un look más actual, tu alternativa es el verde oliva, un verde suave con algo de gris que consigue espacios de estética más elegante y sobria.

8 colores que combinan bien con verde menta

El verde pastel, pues, puede tener caras muy diferentes, desde un look tierno e infantil hasta uno más nórdico o más retro industrial. Para conseguir estéticas tan dispares, los muebles, los complementos y los textiles que lo acompañan son decisivos. El secreto está en la combinación de colores que se genera. ¿Lo vemos al detalle?

  1. Blanco

    El color blanco aporta todavía más luz al verde y consigue espacios clásicos. Aplica el blanco en textiles, tapizados y muebles.

  2. Color arena clara

    Le aporta calidez y consigue un look cercano al estilo nórdico. Aplica este color en muebles de madera clara o auxiliares, alfombras y complementos en fibras naturales, por ejemplo.

  3. Rosa

    La combinación de colores verde pastel y rosa millennial genera looks retro alegres, románticos y de cierto aire infantil. Pruébala en textiles.

  4. Negro

    Toques de negro en espacios donde el tono delicado del color verde domine nos traslada a ambientes de estilo retro y cierto aire industrial. Aplica el negro en lámparas metálicas, en algún auxiliar o en sillas de metal, por ejemplo.

  5. Gris

    Crear una combinación de colores en la que el tono pastel de vede se alíe con el gris y el negro es acierto seguro: look skandi suave y moderno.

  6. Mostaza

    Es un tono que le da calidez y esa fuerza que puede parecer que le falta.

  7. Oro viejo

    Vuelve a ser un tono que rescata al verde pastel de ese halo infantil que siempre lo rodea para darle un punto retro sofisticado.

  8. Verde oliva

    Para un look green total, la combinación de colores verde pastel y color oliva es un gran acierto. En este tipo de decoración, las piezas en materiales naturales como la madera o las fibras, quedan perfectas.

Piezas que nos encantan en verde pastel

El verde menta no tiene por qué estar solo en paredes. Hay piezas que, pintadas con él, pueden cambiar el estilo de una estancia por sí solas. Y puedes encontrarlas ya en este color o bien cambiarles tú el tono con una mano de chalk paint, el tipo de pintura que más le va a este color tan retro. ¿Nuestras favoritas?

  • La nevera retro de color verde que transforma la cocina más neutra.
  • Una butaca de fibras pintada en verde pastel. En combinación con colores rosados, blancos y mostaza en textiles como cojines o plaids, creará un ricón perfecto en tu salón o en tu dormitorio.
  • Puertas pintadas en verde pastel. Si las paredes son blancas, el efecto será precioso.
  • Marcos de espejos o de láminas también pintados en verde pastel con efecto desgastado decoran las paredes con mucho encanto.
  • Detalles como jarrones, bandejas o incluso teléfonos antiguos en verde pastel darán toques de color suave a la decoración de tu casa.
  • Lámparas antiguas, desde pantallas de metal hasta lámparas colgantes de lágrimas, pintadas de tono suave del verde. Estilazo total.
  • Cerámica de estilo wabi sabi en suave tono pastel, combinada con otra en verde oliva. Un toque artesanal y muy natural para tu mesa.
  • Sillas Eames en verde pastel con patas de madera clara. Ya se han convertido en un clásico de los ambientes de cierto estilo nórdico.
  • Papeles pintados con motivos geométricos en verde pastel. Son un must de los espacios de aire retro happy.
  • ¡Y cómo no! los textiles en verde que consiguen espacios relajantes, alegres y muy muy actuales.

Date un paseo por la gran galería de ideas de Westwing y descubrirás maravillosas piezas en verde que le darán luz, alegría y calma a tu casa.