mubeles de exterior sofa mesa de madera naturral y puf y alfombra de ratán

Hay muchos tipos de madera , entre ellas las maderas duras. Se conoce a este tipo de madera natural como aquel que proviene de árboles de crecimiento lento. Son un tipo de madera maciza de un coste elevado y de una producción escasa.  

¿Cuáles son las principales características de las maderas duras? 

Una de las características principales de las maderas duras es que, son tan resistentes y densas, que suelen adaptarse a casi todas las condiciones climáticas. Es decir, resisten bien los altos niveles de humedad y de temperatura, por lo que son idóneas para añadirlas a cocinas y cuartos de baño.  

Una de las ventajas de las maderas macizas es que no son todas iguales y varían en cuanto a color, patrones y texturas. Además, sus vetas suelen ser muy distintas y, por tanto, están muy cotizadas.  

Además, estas maderas duras son más resistentes que las maderas blandas o coníferas y más costosas debido al lento crecimiento de los árboles y la difícil producción. Este tipo de madera dura se utiliza, sobre todo, en la construcción para fabricar muebles de alta calidad.  

Tipos de maderas duras  

  • Madera de caoba: Cuenta con un color rojizo, grano fino y una gran resistencia. Se utiliza, sobre todo, en ebanistería por su alta calidad. Además, esta madera dura, al poseer alta densidad y dureza es muy utilizada en zonas tropicales o al menos de clima húmedo.  
  • Madera de roble: Es una de las maderas tropicales con grandes cualidades. Se utiliza en parquets, suelos o algunos tipos de muebles.  
  • Madera de nogal: Es una madera oscura y con un color marrón chocolate. Este tipo de madera frondosa se utiliza en la fabricación de paneles, algunos tipos de muebles, adornos u elementos torneados.  
  • Madera de teca: Es una madera dura muy resistente a la humedad, con deformaciones y fisuras con el paso del tiempo o lo que es lo mismo, un tipo de madera envejecida.  
  • Madera de olivo: Es un tipo de madera gruesa y muy resistente con un tono amarillento o rojizo.  
  • Madera de cerezo: Es una madera que se va oscureciendo con el paso del tiempo hasta alcanzar tonos más rojizos. Sin embargo, es una de las maderas duras más delicadas.  
  • Madera de olmo: Es una madera dura con tonos que van desde el marrón claro, hasta el rojizo.  
  • Madera de fresno: Es una madera clara con un color crema ligeramente rosada o grisácea.  

¿Cómo tratarlas? 

La madera dura, debido a su gran dureza y resistencia, es una de las más difíciles de trabajar. Con los materiales y métodos adecuados, se pueden obtener excelentes resultados. Generalmente se utilizan herramientas y máquinas para trabajar de forma eficaz la madera dura. 

Para curvar una madera dura, lo más recomendable es aplicar vapor por durante un largo rato para que esta pueda manejarse de forma sencilla, evitando que se agrieten. Una vez que se saque del vapor, se moldea rápidamente y se permanece con esa forma hasta que seque, logrando que la curvatura se mantenga, sin desgastar o romper la madera. Este proceso también se puede utilizar para enderezar la madera dura. 

Ahora bien, para cortar madera dura, lo más recomendable es hacerlo con sierras o equipos que apliquen gran fuerza, pues, como se ha mencionado, este tipo de madera no cede fácilmente. Requieren mayor tiempo y esfuerzo para ser cortadas, por lo tanto, se debe tener paciencia para llevarlo a cabo. 

¿Te gustan? ¡Comprueba nuestra oferta de piezas de madera!