Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

salón con sofá blanco, cojines con estampados y una manta boho

¿Eres un espíritu libre, aventurero o trotamundos? O simplemente buscas darle a tu hogar más carácter y un toque de rebeldía. Si es así, el estilo boho te enamorará. Este estilo permite mezclas “imposibles” y combinaciones de colores, formas y figuras de toda índole. Es el estilo de decoración perfecto para los amantes de los colores y las mezclas de patrones más salvajes. Además, si eres atrevido y sientes un gran interés por la diversidad, este es sin duda el estilo que mejor reflejará tu personalidad. 

¿Cómo surgió el estilo boho?  

El estilo boho surgió de la marginalidad a la que se vieron abocados músicos, poetas, escritores y toda clase de artistas en la Francia de finales del s. XVIII. Los artistas adoptaron un look desaliñado similar a los gitanos nómadas procedentes de la región de Bohemia en el este de Europa. Y este también se vio reflejado en sus casas, convertidas en auténticos bazares donde se acumulaban objetos de toda clase. Así surgió el estilo boho en decoración.  

Los objetos son una gran fuente de inspiración para los artistas e, incluso, a veces pueden pasar a formar parte de sus obras de arte. Por eso, en parte, ese afán por conservar todo tipo de artilugios.  

El estilo boho se rodea de objetos con historia 

El estilo boho permite mezclar objetos de diferentes estilos y procedencias. Es el estilo idóneo si te gusta rodearte de objetos con un valor sentimental o si quieres dotar a tu hogar de piezas con historia que aporten personalidad y carácter al ambiente. 

Colecciones, trofeos, suvenires de viajes, fotos, esculturas, lienzos… Una casa de estilo boho tiene historias que contar: sobre ti, tu personalidad, tus pasiones y experiencias. Rodéate de recuerdos y piezas de arte de tus viajes a países lejanos, cajas, alfombras u otros objetos que despierten emociones y recuerdos de momentos especiales de tu vida. 

Además, lo bueno del estilo boho es que puedes tirar de muebles heredados, sin necesidad de echar siempre mano del bolsillo. 

6 consejos para un estilo boho 

En la variedad está el gusto 

En los espacios boho encontramos mobiliario y objetos de distintos estilos: étnico, hippy, oriental, rockero, gypsy. Esta combinación de estilos puede crear espacios de lo más originales y superacogedores.  

Muchas telas y ¡que no falten los cojines y las alfombras! 

Los textiles coloridos con estampados son la esencia del estilo boho, sobre todo los tejidos con patrones de influencia de culturas extranjeras o animal print

Además de los estampados, también las telas de punto, los flecos, las lentejuelas y los apliques de encaje son muy populares.  

Todos estos motivos y formas podemos encontrarlos especialmente en dos elementos estrella del estilo boho: las alfombras y los cojines. 

No te cortes, utiliza las alfombras en todas las estancias, hasta en el baño. Son perfectas para crear un ambiente más acogedor y te permitirán ir más cómodo con los pies descalzos. 

Y, por supuesto, ¡qué no falten los cojines! Coloca innumerables cojines en camas, sillones y sofás. Juega con cojines de distintas formas, tamaños y motivos para crear un ambiente muy boho y chic. 

Rincones para relajarse 

El estilo boho está repleto de rincones que invitan al relax. Espacios provistos de hamacas, sillones colgantes, pufs, bancos, taburetes… Pequeños oasis de confort donde relajarse con un libro o compartir un té con amigos. 

Tanto en el interior como en el exterior e, incluso, en las habitaciones, busca rincones donde crear estos espacios de relax. Dótalos con 

sofás o sillones de materiales naturales repletos de cojines, rodeados de pufs y con mantas cómodas y suaves, mejor de lana o terciopelo, para envolverte en una sensación de confort inigualable.  

¡La comodidad es esencial en el estilo boho! El sofá y la cama son, por tanto, elementos fundamentales a tener en cuenta. El cuero o terciopelo son materiales por excelencia para un sofá de estilo boho. Aunque también puedes elegir uno de corte más moderno en un color neutro y revestirlo con cojines o telas multicolores. 

Los motivos florales y las mantas de retazos son lo más del estilo boho para la ropa de cama. También puedes optar por una elegante cama con dosel y mosquitera o cortinas étnicas. Ideales para crear un ambiente íntimo y romántico.  

Un toque vintage en baños y cocina 

El estilo boho en el cuarto de baño o en la cocina se refleja, sobre todo, en azulejos con estampados coloridos, un look muy del estilo vintage. Además, para comer no puede faltar una mesa de madera maciza rodeada de sillas vintage

Para el baño, hazte con una antigua bañera exenta y recupera un clásico lavabo para encastrar a la pared con tubería vista. Seguro que en el pueblo encuentras más de una opción para hacerte con mobiliario de baño en desuso. Con un poco de idea y unos retoques de restauración tendrás un estupendo baño boho DIY (Do it yourself). 

Un jardín tanto fuera como dentro 

El estilo boho tiene una fuerte esencia natural, tanto en los materiales para los muebles y objetos (madera, bambú, ratán, mimbre, rafia…), como en la presencia de vegetación. Dentro y fuera, las plantas y flores son imprescindibles. 

¡Convierte tu habitación en un magnífico jardín interior al más puro estilo boho! Macetas colgantes, plantas grandes en el suelo… ¡rodéate de lo verde para mantenerte animado y darle un toque de frescura al ambiente!  

Una iluminación íntima con farolillos y velas 

Los farolillos de estilo árabe o asiático, y sobre todo las velas, no pueden faltar en el estilo boho. Utiliza las velas como decoración, pero también para crear un ambiente más íntimo por la noche, al mismo tiempo que aromatizas tu casa con una esencia a tu gusto. 

¿Estilo boho o boho chic? 

El estilo boho no tiene por qué ser un estilo caótico. Es verdad que es un estilo al que le gusta mezclar, pero esa mezcla puede dar lugar a espacios con mucho estilo y elegancia. De ahí el llamado estilo boho chic. El boho chic permite combinar a la perfección un estilo más moderno con los toques más atrevidos del look bohemio. 

3 trucos para conseguir un estilo boho chic 

  1. Paredes y techos neutros 

Apuestas por paredes y techos lisos, en colores neutros, que ayuden a equilibrar toda esa explosión de formas y colores que aportarán los muebles y objetos decorativos del estilo boho. 

  1. Combina muebles modernos con complementos extravagantes 

Combina muebles de líneas rectas, modernas y colores neutros con complementos decorativos hechos con materiales naturales o con un aire extravagante como los flecos o las lentejuelas. Si ya tienes un bonito y cómodo sofá de estilo scandi y color neutro en tu salón, pero quieres darle un toque original, apuesta por una tela multicolor con flecos y bordados con la que cubrir un extremo del sofá, añade unos cojines en el otro extremo y un par de pufs en el suelo ¡y listo!, ya tienes tu look boho chic en torno a uno de los muebles estrella del estilo boho. 

  1. Mix & Matchmezcla, pero no dejes de combinar 

Sé creativo y estiloso a la hora de colocar los elementos decorativos. Mezcla y mezcla, pero combina la mezcla con estilo. Puedes, por ejemplo, combinar varios elementos decorativos sobre una misma pared (lienzos, espejos, máscaras), pero juega con la disposición de los objetos para darle a tu pared un aire chic. Superpón cojines con tejidos distintos: con formas geométricas, con patrones de inspiración animal, a rayas; pero superponlos estratégicamente según los colores o combinando cojines de distintas formas o tamaños. Busca el perfect match y sorprende a tus visitas con una decoración de lo más original.