paredes en tonos rosas

Las tendencias también influyen en los colores de las paredes de nuestros hogares, además de, por supuesto, la estación. Si tu casa necesita un cambio de imagen, este es el momento perfecto, antes de que llegue el frío. Ya adelantamos que se llevan los colores relacionados con la naturaleza y los tonos que nos recuerdan al color de las hojas cuando comienzan a caer. Aunque lo clásico siempre esté ahí.

1. Paredes en tonos beige

Es uno de los colores que no pasa nunca de moda y que es perfecto para pintar la casa. Al igual que el blanco, es luminoso y consigue que las estancias se amplíen visualmente, pero consigue crear ambientes más acogedores y cálidos, perfectos para una decoración otoñal.

Además, el beige se puede introducir sin ningún tipo de problema en cualquier estilo. Y, si se quiere dar una nota alegre al salón o el dormitorio, combina perfectamente con casi cualquier color. Un ejemplo: el efecto con accesorios o textiles en tonos mostaza o naranja adobe, también tendencia este otoño, es espectacular.

2. Paredes en tonos marrones

Tanto en un tono que se acerca al gris (el marrón topo) como aquel que nos recuerda a las cortezas de los árboles, es otro de los colores que marca este otoño. En cualquiera de estos tonos, el marrón nos recuerda inevitablemente a la naturaleza cuando llega el cambio de estación. No hay que olvidar, en este sentido, que todo lo natural es tendencia desde hace tiempo.

Combinado con colores más cálidos o claros, como el crema, los tostados o el blanco consigue crear ambientes muy acogedores. Es perfecto, por ejemplo, para la pared del cabecero.

3. Paredes en tonos grises

Los colores neutros se han impuesto este otoño en decoración, y el gris ocupa un puesto destacado en cualquiera de sus tonos. Puede parecer frío para las paredes, pero combinado con textiles en color ese efecto se diluye. Por otra parte, el gris es un color siempre elegante y que se integra en casi todos los estilos.

En dormitorios, en tonos claros y combinado con blancos o azules, es perfecto. En el resto de se puede jugar con colores más cálidos y atrevidos sin grandes problemas.

4. Paredes en tonos azules

Es otro color clásico para pintar algunas estancias de nuestras casas. El azul nos invita a relajarnos y a descansar, por lo que es perfecto para el dormitorio. Este otoño se llevan dos tonos muy particulares. Por un lado, un azul muy cercano al gris, tan elegante como sofisticado. Por otro, ese azul luminoso y alegre que nos recuerda al Mediterráneo. Para las paredes de nuestros hogares, mejor el primero. Para los detalles, tal vez el segundo.

5. Paredes en color naranja adobe

Ya hemos indicado que este color es también tendencia este otoño en decoración. Es un naranja con matices en marrón. Un color tal vez atrevido para las paredes, pero que en pequeñas dosis puede ser perfecto para crear un rincón especial, al igual que el mostaza.

Si has decidido pintar tu casa este otoño y quieres vestirla según las últimas tendencias, nuestros amigos de Habitissimo nos recomiendan estos colores. ¡Manos a la obra!