Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Hojas marrones caídas en el suelo

Si hay una gama de colores que combina con todo y crea espacios acogedores que no pasan de moda, son los tonos tierra. Pero no pienses en ellos como colores aburridos. La paleta de los tonos tierra es muy extensa y abarca desde el clásico beige hasta el chocolate más intenso, pasando por arenas, rojizos, rosados, ocres y anaranjados. El surtido es realmente infinito y las posibilidades decorativas con los colores tierra también, puesto que no solo combinan perfectamente entre sí, sino que son el lienzo perfecto para otros tonos como el blanco, el amarillo o incluso el azul.

Sensación natural transmitida por tonos tierra

Los tonos tierra conectan con la naturaleza. Nos hacen pensar en un bosque, en árboles, en suelos de tierra y piedra, en suaves arenas de playa, lo que nos desconecta de la realidad y nos relaja mucho. Son, por lo tanto, colores que ayudan a crear ambientes serenos y sin pretensiones. Espacios muy naturales y acogedores en los que se puede sentir a gusto.

Puedes aplicarlos a paredes o suelos, al mobiliario o a los textiles. Por ejemplo, imagina un dormitorio de paredes blancas, armarios blancos, techos blancos, pero con suelo de madera, una alfombra de fibras (también de color tierra) y sobre la cama, también con sábanas blancas, un edredón y unos cojines en tonos tierra. ¿Resultado? Un dormitorio luminoso donde dominado por el blanco, pero cálido y muy relajante con unos pocos toques de tonos tierra.

Espacios envolventes en colores naturales

Ahora bien, si te encantan estos colores, ¿por qué no decorar un espacio entero con ellos? Desde suelo hasta el techo. El efecto que se genera es el de una estancia envolvente y ultracálida. Imagina, un salón “tierra total”. Pintura de color arena en paredes y techos, madera de roble en el suelo, cortinas de color lino, sofás beige y un conjunto de cojines y mantas en colores chocolate. Perfecto, ¿no?

Dice una ley “no escrita” de la decoración, que combinar más de tres colores es abusar de la paleta cromática y alejarse de los espacios serenos, pero esta ley no se cumple en el caso de los tonos tierra. Uses la cantidad de colores tierra que uses, siempre combinarán y el espacio nunca se verá sobrecargado.

La otra cara de los tonos tierra

¿Los colores naturales te parecen demasiado calmados? Los tonos tierra no son solo sinónimo de serenidad. Tienen también un lado llamativo. ¿Cuál es?

  • Eligiendo el tono tierra más “vivo”, el naranja: utilízalo para crear acentos en la decoración. El ambiente seguirá siendo acogedor pero el naranja hará que tenga un punto más vital. Pero no abuses de él; un exceso podría llevar a un espacio “anticuado”.
  • Pinta una pared de color tierra intenso: elige un color chocolate o café intenso y deja las demás paredes en blanco. Le darás fuerza y carácter al espacio, y, de rebote, una sensación de profundidad. Es una idea perfecta para espacios estrechos o de dimensiones algo pequeñas.
  • Apuesta por los cobrizos: aprovecha que el color cobre llegó a la moda de la decoración de la mano del oro y todavía no se ha ido, para elegir unos detalles decorativos en cobre. Así aportarás personalidad y glamour al espacio.

Tonos naturales para todos los estilos

Son un comodín perfecto que encaja en cualquier tipo de decoración. Desde el estilo más clásico al diseño más actual. Además, son colores neutros que combinan con cualquier otro y lo hacen destacar, es decir, resultan una base perfecta para que otras piezas brillen.

Y no creas que son colores propios solos del invierno. Es cierto que nos llevan a pensar en épocas de frío pero todo depende de cómo los apliques: la madera clara, las fibras naturales, el tono del lino natural, también nos remiten al verano, a la arena, a espacios naturales, algo bohemios, sencillos pero muy agradables.

¿Qué dicen de ti los tonos tierra?

Elegir colores tierra para tu casa no solo dice que te gustan los espacios serenos y relajantes, sino también que eres una persona con los pies en el suelo, muy realista, con sentido común y muy madura, que valoras la estabilidad y la sencillez en vez de las cosas materiales. ¿Interesante, verdad? Es lo que se desprende de la psicología del color que envuelve a esta paleta, ¡y no podemos estar más de acuerdo!