salón en un piso pequeño con balcón

Si estás pensando en irte a vivir con tu pareja o un amigo, tienes que leer esto. Los pisos para dos y si además son pequeños, pueden ser una auténtica locura a la hora de decorarlos. Sin embargo, tener un piso pequeño no implica menos estilo, ni tampoco menos comodidad. Al contrario, si sabemos aprovechar los metros al máximo podemos convertir nuestro piso en todo un espacio lleno de confort y bienestar, incluso para dos. Desde Westwing tenemos claro que los pisos minis son todo un reto, pero con estos trucos que tenemos preparados los metros no serán un hándicap en la decoración de la casa.  

Trucos de decoración para pisos pequeños por estancias 

En el salón 

Truco 1: armarios invisibles 

Es definitivamente el corazón de las casas. Por eso, el salón debemos cuidarlo al detalle. Aprovecha esta zona de tránsito para añadir almacenaje invisible. Hablamos de los armarios empotrados. Son espacios de orden camuflados que podemos añadir en el salón, como si fueran parte de la pared. No se ven casi, y tampoco empequeñecen el espacio. Sin duda, una opción muy utilizada en casas pequeñas.  

Truco 2: aparadores con patas 

Son un clásico y además en el salón aligeran el espacio. Este tipo de muebles, también son más fáciles de limpiar ya que no llegan hasta el suelo.  

Truco 3: cambia las mesas de centro por auxiliares 

Las mesas auxiliares son las grandes aliadas de las casas pequeñas, ya que podemos moverlas por todos los rincones. Una mesa de centro muy grande en el salón, lo único que hace es disminuir metros.  

Truco 4: libera las paredes 

Los salones deben tener los elementos esenciales, y más si tenemos un piso para dos personas pequeño. Por eso, debemos decirle adiós a los grandes cuadros u objetos que saturan demasiado las paredes. Si vamos a añadir papel pintado, mejor que sea en pequeñas dosis y en colores claros. 

Truco 5: separar espacios con alfombras o pufs 

Si tenemos un piso para dos con pocos metros, lo más normal es que nos cueste dividir las zonas de la casa. Una idea asequible y sencilla de hacerlo es con las alfombras o pufs. También podemos usar lámparas de pie para dividir el salón del comedor.  

En la cocina 

Truco 1: cuida la iluminación 

Si contamos con un piso para dos, con una cocina mini la iluminación es muy importante. Coloca focos en lugar de grandes lámparas y sitúa estos de forma estratégica para delimitar zonas o añadir calidez a rincones concretos.  

Truco 2: cestas infalibles 

En la cocina siempre debe haber un orden, y más si vivimos en casas pequeñas. Para que el orden sea constante debemos ayudarnos también de cajas o cestas. Además de añadir almacenaje y orden, decoran.  

Truco 3: aprovecha zonas de paso 

¿El pasillo conecta con la cocina? Pues aprovecha esta zona para convertirlo en un pequeño office cerca de la cocina. Añade un tabique acristalado, un tablero y un par de sillas, ¡y listo! 

En el dormitorio 

Truco 1: apuesta por tonos neutros 

Las paredes, mejor en colores claros como el blanco. Estos colores no reducen metros y nos ayudan a dar amplitud a la casa. Parecerá que hay más luz y además es un tono atemporal.  

Truco 2: olvídate de las mesillas de noche 

Ocupan mucho espacio en los dormitorios de forma innecesaria. Podemos crear un cabecero con pequeños huecos que simulen las mesitas de noche o apostar por hornacinas de cemento. Si aún así, queremos añadir unas mesitas de noche mejor que sean suspendidas.  

Truco 3: apliques en el dormitorio 

Ahorran mucho espacio en el dormitorio ya que van situados justo en la pared. Además, se pueden añadir en cualquier rincón y aportan la luz necesaria a la zona de la cama.  

En el baño 

Truco 1: mejor ducha que bañera 

Siempre, a no ser que tengamos niños, es mejor la ducha que la bañera. La ducha es más cómoda, práctica y segura que la bañera. Además, en un piso pequeño es lo que necesitamos para no perder ni un solo centímetro del baño. Eso sí, si ponemos ducha que la mampara sea muy fina y sin puertas.  

Truco 2: almacenaje por todos lados 

En los baños solemos tener una amplia variedad de productos de aseo, pero ¿y dónde guardarlos? La mejor opción es contar con cestas y cajas que nos ayuden a mantener el orden en el baño. Aprovecha los espacios debajo del mueble de lavabo para añadir unas cuantas cestas o en las estanterías.  

Truco 4: mejor sin azulejos 

Si puedes, quita todos los azulejos del baño ya que reducen metros considerablemente. Lo mejor es optar por pintura y en colores muy claros.  

En la terraza 

Truco 1: cierra la terraza si puedes 

Lo mejor es cerrar la terraza y acercarla al salón. De esta forma, conseguiremos duplicar el espacio que hay en el salón al instante. Podemos contar con un pequeño balcón cerrado y dedicarlo a un espacio para la lectura o cenas para dos.  

Truco 2: añade muchas plantas 

Las plantas dan calidez y un ambiente de lo más apetecible a la casa, aunque sea pequeña. Si las plantas con maceta nos quitan mucho espacio, podemos hacer en la zona del balcón un pequeño jardín vertical.

¡Los pisos pequeños también necesitan decoración!