recibidor blanco negro y dorado y alfombra

El recibidor y pasillo son una de las zonas más funcionales de nuestra casa y a veces decidimos no decorar el pasillo porque es una zona muy pequeña. ¿Por qué no intentamos que además de ser funcional sea bonita? Con las siguientes ideas, podrás convertir el pasillo en una carta de presentación del resto del mobiliario de las otras habitaciones. ¡Entra por la puerta grande y sorprende a tus invitados! Te damos siete consejos de decoración de pasillos y los cinco muebles must have para la perfecta decoración, ¡empieza a decorar tu pasillo!

7 Consejos para decorar el pasillo

Independientemente de si vas a decorar un pasillo largo, un pasillo estrecho o un pasillo ancho, con estos siete consejos conseguirás una decoración de pasillo práctica y bonita al mismo tiempo.

  1. Ten el color en mente

    ¿Tu pasillo no es muy espectacular? Entonces juega con los colores; atrévete y prueba cosas nuevas. Un naranja claro, un verde fresco o un lila delicado destacarán tu pasillo sobre el resto de estancias, y la aislarán en cierto modo, por lo que la atención de la gente siempre se quedará en esta zona. Dependiendo de cómo sea tu pasillo, o de cómo sea el suelo, los colores serán esenciales, incluso en los muebles. Un pasillo grande buscará muebles oscuros; uno pequeño, muebles en tonos pastel como blanco o beige. Y aquí un extra: dibuja líneas a lo largo del pasillo, con el color o los muebles, para que las paredes sigan la longitud del pasillo.

  2. Más que un pasillo

    Si cuentas con espacio en tu pasillo y es lo suficientemente ancho, puedes convertirlo en una pequeña sala de estar. ¿A qué nos referimos? Pues a que lo habilites para una charla relajada entre vecinos o un café a media tarde. Incluye muebles de madera o cuero, imprescindibles para crear un ambiente cómodo y acogedor. ¿Quieres que tu pasillo sea también un salón de arte? Hazte entonces con cuadros de ciudades, láminas, carteles antiguos, o decora el pasillo con fotografías, y piensa en qué marcos utilizarás para colgarlas. Te quedarás embobado cada vez que pases por ahí.

  3. Juega con los tamaños y las dimensiones

    ¿Tu pasillo te parece demasiado largo y quieres acortarlo mediante un efecto visual? Con varios corredores individuales dividirás tu pasillo en pequeños tramos. Para ello, coloca sillas a ambos largos, cómodas o un zapatero.

  4. Una función para esta habitación

    Otra idea es convertir tu pasillo en un estudio. ¿Crees que no puedes? Estás equivocado. Eso sí, de nuevo dependerá del espacio con el que cuentes. Si puedes colocar un pequeño escritorio de madera, una silla cómoda y una lámpara bien integrada, crearás tu oficina en casa y conseguirás un lugar para trabajar sin que te molesten.

  5. ¿Cómo agrandar un pasillo?

    Si buscas el efecto contrario porque tu pasillo es estrecho y corto, solo tienes que colocar un espejo en el centro del pasillo para ampliar ópticamente el campo de visión y, por tanto, la habitación. Verás qué diferencia. También la elección de los muebles es esencial: por ejemplo, en lugar de un zapatero podemos elegir un banco zapatero o estanterías abiertas; un colgador de pared o perchero de pie irán en la misma línea.

  6. Llena la oscuridad de luz

    Los pasillos suelen ser partes de la casa sin ventanas; con paredes blancas y lámparas harás que tu pasillo se ilumine y, de paso, parezca más grande. Las puertas de cristal, correderas preferiblemente, también son perfectas, pues permiten entrar mucha luz. 

  7. Una biblioteca en mi pasillo

    Además de cuadros, puedes decorar tu pasillo con libros (si te los lees, mucho mejor). Una pared ancha utilizada total o parcialmente como estantería es muy práctica y diferenciará tu pasillo del de mucha gente.

5 Muebles para completar tu diseño 

En estos consejos hemos mencionado algunos muebles. En pasillos pequeños, los muebles tienen que ser ligeros, como los de tabla blanca o madera natural clara, como fresno o haya. Te indicamos ahora cuáles son muy útiles para darle funcionalidad para decorar el pasillo:

  • Vestuario: Especialmente en invierno, cuando salimos de casa siempre cogemos la chaqueta, que solemos dejar en el pasillo. Bufandas, pañuelos o gorros también se quedan en la entrada de casa. Elige ganchos para abrigos si tu pasillo es pequeño para ahorrar espacio.
  • Cómoda: Esas gorras, sombreros, bufandas, guantes y otros complementos no pueden estar colgando de una percha o se caerán; para dar orden a tu pasillo, lo mejor es optar por una pequeña cómoda con varios compartimentos. La parte superior de la cómoda puedes emplearla como estante para añadir pequeños objetos decorativos como velas o flores frescas. 
  • Zapatero: Es imprescindible para no tener nuestros zapatos sueltos por el suelo, sobre todo si vives en una familia grande. Ordena los zapatos por temporada u ocasión, y escoge diferentes estilos de zapatero, desde más cerrado y clásico hasta más abierto y contemporáneo.
  • Otomana: Un pequeño sofá en el que puedes sentarte a leer una revista o calzarte antes de salir de casa; con los diseños, estampados y colores adecuados, una otomana se convertirá en tu aliada. Si deseas estrechar tu pasillo, ve más allá y añade una butaca, un taburete o un banco.
  • Espejo: Como decíamos, los espejos no pueden faltar en ningún pasillo. Creas un efecto visual de ampliación si tu pasillo es pequeño y, evidentemente, te miras en él antes de salir de casa para comprobar si vas bien vestido. Los espejos grandes pueden ir en el lado largo del pasillo. Este truco funciona mejor con colores claros.

Tando decorar el pasillo como decorar el recibidor darán una agradable bienvenida a tus invitados y, por qué no, a ti mismo después de una dura jornada. ¡Aplica estas ideas para que desees llegar, abrir la puerta y entrar en casa para no salir hasta el día siguiente!