¡Ya es CYBER MONDAY! ¡Consigue hasta un -70% en las ventas de WestwingNow! >

Entrada con cuadros y media pared pintada

En muchas ocasiones, el recibidor y pasillo suelen ser los grandes olvidados en cuanto a decoración se refiere. Y es que, decorar el pasillo de nuestra casa no siempre resulta ser una tarea sencilla de llevar a cabo.  Al ser numerosas las propuestas y combinaciones disponibles que tenemos a nuestro alcance, es normal que acabemos saturados y sin tener muy claro el objetivo principal que queremos conseguir. Por ello, te ofrecemos una concisa y práctica lista de opciones e ideas que puedes aplicar al decorar las paredes del pasillo.

Opciones para decorar las paredes del pasillo

Aunque decorar las paredes del pasillo resulta, a priori, algo sencillo, cuando nos ponemos manos a la obra, muchas veces, no sabemos ni por dónde empezar. 

Desde pintar las paredes del pasillo con tonos neutros, colores más intensos, usar papel pintado en todas sus versiones, decorarlas con cuadros para pasillos, láminas… hasta sustituir alguna de las paredes del pasillo por cristaleras para llenar de luz esta zona de paso o transformar el pasillo en una bonita librería.  

Está claro que el pasillo puede ser un espacio muy acogedor y las paredes juegan un papel cuanto menos, relevante. Nosotros hemos reducido las opciones a 3: cuadros, pintura y papel pintado. ¡Toma nota, empezamos! 

Cuadros 

Si te decides por una decoración de pasillo con fotos, cuadros o incluso láminas, no debes olvidar que estamos ante una zona de paso. Es decir, debemos asegurarnos de que no se convierten en una molestia al pasar y que quedan bien sujetos y asegurados. 

Puedes realizar bonitas y personales composiciones con cuadros (¡mejor si se trata de obras maestras realizadas por ti!), fotos familiares o de tus viajes favoritos enmarcadas en sencillos y elegantes marcos de madera o láminas que has ido acumulando a lo largo de los años y no ves el lugar ni el momento de colgarlas. Todo vale. Y lo mejor es que puedes ir cambiando las composiciones cuando te canses de ellas de forma rápida y muy, muy sencilla. 

Si quieres que tus cuadros destaquen aún más, la iluminación del pasillo será fundamental. Coloca pequeños puntos de luz directamente sobre los cuadros para crear un look sofisticado y elegante.

Consejo: Si no tienes una idea clara de la composición definitiva de los cuadros o láminas, te recomendamos colocarlos en el suelo e ir probando diferentes composiciones y opciones hasta conseguir la que más te guste. Una vez la tengas, ya puedes ver el resultado final colgándolos en la pared.  

Otra de las ideas que te proponemos, si no te acaba de convencer la anterior, es instalar un zócalo a modo de repisa para colocar dichos cuadros, láminas y por qué no, algún libro o revista que te guste tener siempre a mano. Crearás un pasillo moderno a la última.

Colores de pintura 

El pasillo puede pasar de ser una simple zona de paso sin apenas importancia a convertirse en una zona de gran valor decorativo. Y uno de los aspectos clave para tener en cuenta a la hora de decorar las paredes del pasillo es la elección de colores que queremos emplear. 

Cómo pintar un pasillo

  1. Colores intensos

    Si tienes la suerte de contar con un pasillo impregnado de luz natural, puedes arriesgar a ganar y apostar por un color de pared intenso, como un elegante gris antracita o un verde oscuro. Para crear un espacio sublime y estimulante, puedes complementar el pasillo con un original arrimadero en blanco o un filo dorado que destaque en este tipo de paredes, pintadas en oscuro. Nota: También puedes utilizar el color para delimitar visualmente algún espacio o rincón que quieras destacar. 

  2. Pintar el techo

    Otra de las opciones, que pocas veces se utiliza, es pintar el techo de color oscuro para reducir visualmente las dimensiones. Un efecto óptico que consigue matizar la sensación de estrechez de los pasillos estrechos (al igual que pintar la pared del fondo de un color intenso).   

  3. Total white

    En caso de querer aportar mayor luminosidad y amplitud al pasillo, generalmente, debido a una escasez de luz natural, el total white es la solución perfecta para crear esa sensación de armonía y frescura que tanto necesitamos hoy en día. 

Papel pintado 

Decorar con papel pintado es sinónimo de decorar con personalidad, elegancia y entidad propia. Y es que el papel pintado es tendencia y además puede ser nuestro gran aliado para conseguir un pasillo especial y de moda.  

Aunque el papel pintado nos ofrece una amplia gama de opciones y posibilidades para decorar cualquier estancia de la casa, debemos elegir muy bien el estampado, paleta de colores y pared/es en las que queramos colocarlo. Estampados de diferentes colores, de flores o con relieve, darán una sensación muy acogedora creando cierta armonía con el resto de las estancias. Solo tienes que elegir el papel pintado que más te guste y… ¡manos a la obra! 

Consejo: Aporta un toque rústico y vintage a tu pasillo combinando un bonito papel pintado de flores y un arrimadero con cuarterones pintado a juego con la carpintería. ¡Una apuesta segura que no dejará indiferente a nadie! 

Como alternativa, puedes optar por el uso de vinilos decorativos para darle ese toque especial personal. Para obtener un mejor acabado, añade/coloca un listón donde finalice el papel para darle otro efecto visual (más profesional).   

Al final, se trata de decorar las paredes del pasillo con mucho mimo, prestarle la atención que se merece y crear combinaciones que nos hagan sentir ‘como en casa, en ningún sitio’.    

¡Concéntrate en las paredes!