Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

armario blanco al estilo indio con macramé

¿Buscas un aire exótico a la par que elegante para tu hogar? ¿Quieres dotar tu casa de un look acogedor con un fuerte simbolismo y con referentes artísticos e históricos? ¡Inspírate en la India! Tanto si buscas una decoración llena de vida y opulencia, mezcla de aromas, texturas y vivos colores, como si prefieres dotar tu casa de un halo de serenidad con tonos claros y materiales naturales, la decoración india puede ser tu gran referente. 

Decoración india: ¿colorista o serena? 

Si nos preguntasen qué es lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en la India, muchos hablaríamos de las especias, los colores intensos y brillantes, bollywood, las alfombras voladoras y los concurridos mercados. Pero, para otros tantos, en nuestra mente se dibujaría la silueta de los grandes palacios, del Taj Mahal, se escucharía el silencio de los templos hindúes y se experimentaría la calma de las sesiones de yoga. Mundos opuestos de una misma civilización con siglos de historia y arte, donde encontrar una gran fuente de inspiración, cargada de simbolismo.  

Tanto si te quedas con la India colorista como si te decantas por la serena, te contamos cómo inspirarte en la cultura hindú y llevar así un pedacito de la India a tu hogar. 

Decoración india colorista 

¿Sabes por qué ese afán por el color? El color es para los indios un símbolo de riqueza y bienestar. El rojo es, además, un color que connota pureza. Representa el fuego, que para los hindúes es un elemento purificador. Es, por tanto, el color elegido por los novios para las bodas. Por todo ello, la decoración india se tiñe sobre todo de colores rojizos: desde el rosa hasta el marrón, pasando por el naranja. Toda esa gama cromática es el pilar de la decoración india colorista, la cual se completa con toques brillantes del color oro y otros metales y acentos esporádicos de otros vivos colores como el turquesa. Además, el ambiente se compone de una llamativa mezcla de texturas: madera, seda, lino, vidrio, cobre, bronce… Conformando así uno de los estilos de decoración más atrevidos. 

Traslada esta mezcla de colores y texturas a sofás bajos de estilo colchoneta tapizados en brocado o con una mezcla de figuras geométricas, a cojines de sofá y de suelo, a alfombras orientales, a colchas y pashminas… Y acompáñalos con figuras de elefantes, cuencos de cerámica pintados a mano y bonitas esculturas de Buda o Shiva en tonos dorados.  

Decoración india serena 

Pero si eres de los que adoran los espacios relajantes y serenos, opta por el blanco y otros tonos claros. En la India el blanco simboliza la paz y es un color considerado sagrado. También es el color elegido para rendir tributo a los difuntos, de ahí la elección del blanco para revestir el Taj Mahal, uno de los edificios funerarios más impresionantes del mundo, considerado una de las 7 maravillas. Este ambiente monocromático, junto con materiales de inspiración natural como la madera, el yute, el mármol o los metales como el cobre o el bronce, dan lugar a espacios de gran elegancia, simplicidad y serenidad. 

Combina, por ejemplo, un sofá en color crema y líneas rectas de estilo más moderno con un aparador de madera envejecida, tallada a mano, en blanco roto o azul turquesa, textiles en tonos arena o crema con suaves acentos azulados o terracota, accesorios dorados o en bronce envejecido, grandes jarros de barro… Y acaba de crear tu auténtico oasis de paz con una figura de Buda o Shiva en piedra gris, que encajará perfectamente con el resto de la decoración india serena. 

Must de decoración india, sea cual sea tu estilo 

Tanto si te decantas por un look más colorido, como si sucumbes a la simplicidad y la elegancia de un look más monocromático, hay una serie de imprescindibles que no pueden fallar en la decoración india de cualquier espacio. ¡Toma nota de estos 9 must!: 

  1. ¡Farolillos, portavelas de cristal y lámparas exóticas que no falten! Tanto colgantes, como sobre la mesa y también a ras de suelo. Ilumina y crea un auténtico festival de luces, tal y como hacen los indios durante el festival Diwali para recibir al año nuevo hindú. 
  2. Piedra y madera tallada: la piedra tallada puede quedar ideal para, por ejemplo, bancos de obra para un espacio exterior y la madera, tanto para accesorios pequeños como cuadros y cajitas decorativas, como para puertas de armarios, baúles y ventanales. 
  3. Decoración con formas y motivos inspirados en la naturaleza. La inspiración vegetal impregna los textiles y los motivos de piedra y madera tallada de la decoración india. En cuanto animales, el más representado es, sin duda, el elefante. No solo por ser un símbolo de inteligencia y buena suerte, sino también porque uno de los dioses indios más venerados Ganesha, tiene cuerpo de humano y cabeza de elefante. 
  4. Crea tu propio rincón de té. Con su mesita, su bandeja, su tetera y sus accesorios a juego. Tan necesario para practicar la hospitalidad india con tus invitados. 
  5. Alfombras: en toda habitación con decoración india que se precie no puede faltar una alfombra oriental. Desde el salón hasta el baño, tanto en el interior como en el exterior. 
  6. Imágenes y esculturas de Buda y el dios Shiva: son dos de las figuras más veneradas y representadas en la cultura india que no pueden faltar en un espacio con decoración india. Invitan a relajarnos y completan una atmósfera cargada de espiritualidad. 
  7. Aromas relajantes: la aromaterapia tiene un papel fundamental en la decoración india. Ambienta tu casa como en el lejano oriente con velas, lámparas perfumadas, difusores de esencias o cuencos con especias de intensos olores. 
  8. Grandes cojines y cojines cilíndricos: redondos o cuadrados, los cojines grandes añaden plazas de asiento o constituyen un cómodo respaldo que invita a relajarse sobre una alfombra. Por su parte, los cojines cilíndricos te ayudarán a completar la decoración del sofá. 
  9. Plaids de seda o con bordado kantha. Este último se trata de un bordado originario de Bengala, que se utiliza muy especialmente para la confección de los saris, el vestido tradicional de las mujeres indias. Utiliza el gran potencial multicolor del kantha con plaids sobre los sofás o a los pies de la cama.