Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

habitación de niños

El sueño de cualquier niño: una habitación diseñada individualmente para ellos. Además de los muebles a juego, el diseño de las paredes juega un papel importante. ¡Involucra a tus hijos en el proceso! Los más pequeños se divertirán mucho ayudándote a decorar las paredes. Sin embargo, si no sabes cómo decorar paredes en la habitación de los niños, está claro que el bebé no te ayudará. Si los niños ya son más grandes, estarán encantados de ayudarte con la decoración. Deja que Westwing te inspire y rediseña las paredes de la habitación de los niños con medios muy sencillos.

Pegatinas de pared perfectas para decorar la habitación de los niños

Las pegatinas de paredes son una excelente manera de adornar las paredes de la habitación de los niños. Con estos elementos decorativos puedes fácilmente crear una gran variedad de motivos en la pared. Las pegatinas son ideales para adaptar el diseño de la pared a un tema correspondiente. Elige sus dibujos favoritos, piratas, superhéroes, princesas o animales.

Esta asignación temática debería servir de guía. ¡Tú mismo eres quien mejor conoce a tu hijo o nieto! Elige el motivo favorito de tu hijo: incluso una habitación para una niña puede ser decorada con coches. La mayor ventaja de las pegatinas de pared es que se pueden quitar fácilmente si es necesario. De este modo, el diseño de la pared siempre se puede cambiar fácilmente si tus hijos desarrollan nuevos intereses.

Nuestro consejo: Asegúrate de que las pegatinas no estén detrás de los muebles.

Baby on Board

Unas pegatinas de pared en la habitación del bebé en colores suaves realza la habitación con estilo. Sin crear demasiada inquietud con colores brillantes.

dos niños jugando en su habitación

Papeles pintados: una manera fácil de decorar paredes

El diseño del papel pintado en la habitación de los niños puede ser colorido y dinámico. Es una buena idea cubrir una o dos paredes de la habitación con un papel divertido. Para la ayuda en la selección puedes utilizar los motivos ya mencionados anteriormente. Sin embargo, las posibilidades de patrones, colores y figuras son más numerosas que con las pegatinas. Algunas ideas:

  • ¡Convierte un rincón de la habitación de los niños en un acuario azul y animado!
  • ¿A tu hijo le gustan los animales exóticos como los leones o las panteras? ¡Entonces usa un papel pintado con Animal Print o en plan selva!
  • Una granja con animales como vacas, patos y caballos puede decorar muy bien las paredes de la habitación.
  • ¿O tus hijos tienen un libro favorito? De esta forma, podrás dar vida al mundo de fantasía en un abrir y cerrar de los ojos adornando la habitación com si fuera el cuento.
  • Por supuesto, también hay versiones más simples. Mariposas volando sobre las paredes o pequeños globos de colores flotando sobre un fondo azul.

¿No quieres empapelar toda la pared? Aquí, además de la fotomurales, puede ser útil cuadros con pequeños dibujos. Por ejemplo, una habitación pequeña no estará sobrecargada con un patrón, sino que se le dará un toque individual.

Deja el diseño de la pared a los niños

¿Por qué no dejas el diseño de la pared de la habitación a tus hijos? Una excelente manera de hacer esto es colocar una pared magnética. Los más pequeños pueden dar rienda suelta a su creatividad y poner sus dibujos y fotografías. Si los niños van a la escuela, pueden adjuntar notas, documentos y sus mejores trabajos. Las paredes magnéticas son un excelente elemento decorativo para el diseño de las paredes de las habitaciones de los niños, ya que son económicas y fáciles de instalar.

Otra posibilidad es colocar una pared de corcho, sirve para lo mismo que una pared magnética. Dado que los niños pequeños pueden dañarse con las chinchetas, deberías utilizar esta pared para tus hijos algo más mayores.

También una pizarra es una gran opción que ofrece a tus hijos una zona libre para pintar y desarrollar su imaginación. Simplemente pinta una pared con una pintura de una pizarra apropiada. Con las tizas de colores, tus hijos pueden diseñar la pared según sus gustos. Y cuando se aburran de su última obra de arte, ¡a borrar y dibujar de nuevo!

Otras posibilidades de decorar paredes en la habitación de los niños

No solo los papeles pintados o las pegatinas pueden decorar las paredes. Para una habitación de niños, el diseño de la pared es mucho más cuestionable. Un reloj de colores, por ejemplo, es a la vez práctico y bonito. Además, puedes colgar muchas fotos. No solo figuras de los dibujos animados conocidos sino que también animales divertidos que pueden aparecer como motivos. ¡Pinta un cuadro junto con tu hijo! Puedes crearlo temáticamente a juego con el diseño de la pared de la habitación o simplemente dibujarlo sobre la pared. Los coloridos estantes de pared son también objetos decorativos. Se pueden llenar con cestas de colores y animales de peluche.

Los colores de pared adecuados para la habitación de los niños

Si deseas pintar una habitación de niños, no solo debes asegurarte de que los colores coincidan con la decoración. También hay que tener en cuenta el efecto de los tonos en los más pequeños. Los colores de señalización como el rojo, el naranja, el amarillo fuerte o el verde intenso pueden tener un efecto dominante y dar una sensación inquieta. En las habitaciones donde tus hijos deben descansar y recargar las pilas, los colores relajantes pueden ayudar mucho ya que tienen un gran efecto en el ambiente de la habitación. Si te te gustan los tonos pastel, puedes usar cualquier tono.

El diseño de la pared de una habitación para niños es muy divertido tanto para jóvenes como para adultos. Convierte la decoración de la habitación de los niños en un evento familiar. Podéis pasar un día divertido juntos que nunca vais a olvidar. ¡El diseño de la pared de la habitación de los niños siempre te lo recordará! Y si todavía tienes dudas cómo
decorar paredes en la habitación de niños, ¡navega por nuestra tienda online WestwingNow!