Papel pintado negro con floresrojas y de tonos rosados

El papel pintado es una de las soluciones más habituales cuando queremos renovar las paredes sin pintar. Sus diferentes diseños, texturas y acabados permiten que podamos adaptarlo a multitud de habitaciones. Además de diseños, existen diferentes tipos de papeles pintados. Esto es debido a que no es lo mismo el papel pintado que ponemos en el baño que en la cocina, por ejemplo. Tambien sus variantes diferentes soportan mejor o peor las manchas y las humedades. Te lo contamos todo al detalle.

Orígenes del papel pintado

Aunque el papel pintado lleva ya unos años de moda, surgió mucho antes. Los primeros papeles pintados. se hacían ya en el siglo XVI. Estos papeles adheridos a la pared, simulaban algunos tapices de pinturas importantes de la época. Sobre todo era usado por la burguesía. Sin embargo, en la actualidad esto ha cambiado.

Ahora es un material de fácil acceso, y que podemos encontrar para cubrir nuestras paredes con diferentes diseños. Su protagonismo ha ido cogiendo cada vez más auge en el mundo de la decoración. Murales con colores exuberantes pero también con otros más suaves, hoy en día inundan diferentes rincones de la casa.

Tipos de papel pintado

Existen diferentes tipos de papel pintado. Esto es una ventaja ya que nos permite elegir cuál podemos añadir a cada uno de los espacios. Estos son algunos de ellos:

  • Papeles pintados vinílicos: este tipo de papeles son los más usados en baños y cocinas por su resistencia a la humedad. También son una buena opción en las habitaciones infantiles ya que se pueden limpiar fácilmente.
  • Papeles pintados de textil con vinilo: son papeles pintados hechos con dos tipos de papel: textil y vinílico. Esta mezcla de tejidos es la que proporciona una mayor resistencia. Se recomienda usarlos sobre todo en pasillos o zonas de mucho tránsito.
  • Papeles pintados de tela: sin duda son los mejores para lucirlos en el salón. Por los general, suelen estar hechos de fibras vegetales pero esto depende mucho del proceso de producción que use cada marca.

¿Qué necesitas saber para elegir el papel pintado?

Por supuesto, lo principal a la hora de elegir el papel pintado es saber si lo quieres para una zona húmeda como es la cocina o el baño, o para una que no tenga problemas de humedad. Esto determinará de base el tipo de papel a elegir y te hará optar por un papel pintado vinílico o no. Pero luego, hay otra serie de claves que es importante que tengas en cuenta para no equivocarte con tu elección.

• En espacios pequeños, evita papeles pintados de estampados grandes porque abigarrarán demasiado el espacio.

• Si quieres cubrir todas las paredes de una estancia con papel pintado, es mejor elegir un modelo liso o de colores claros o de estampado pequeño para que no cargue mucho la habitación.

• Si buscas destacar una pared en concreto de la estancia para delimitar un espacio, por ejemplo, si tienes un salón comedor y quieres marcar el rincón que ocupa el comedor, elige un papel pintado que contraste con la pintura del resto de la estancia. Aquí, quedan ideales los papeles pintados con estampados llamativos.

• El papel pintado también puede proteger las paredes. Elige uno grueso y resistente para crear arrimaderos en pasillos estrechos o bien en la pared en la que se apoya la cama de los niños o el escritorio, que siempre queda manchado por el roce de los pies.

¿Qué estilo de papel pintado le va a tu habitación?

Si ya tienes claro el tipo de papel pintado pero no sabes qué estilo le va a ir mejor a tu habitación, te enseñamos los que más están triunfando y en qué estancias encajan a la perfección:

Papel pintado tropical: es uno de los estilos que lleva ya un tiempo siendo el más deseado. Su mezcla de diferentes tonos de verde y sus diseños lo convierten en uno de nuestros favoritos. Podrás añadirlo tanto en el comedor, el salón, como en una habitación infantil.

Papel pintado con estampado de flores: es otro de los grandes triunfadores en la pared. Las flores son elementos que nos llenan de tranquilidad y alegría al mismo tiempo. Por ejemplo, este tipo de papeles pintados queda fenomenal en un dormitorio en la pared del cabecero.

Papel pintado con figuras geométricas: las geometrías han ido ganando fuerza de nuevo también en la pared. La estética de los 70 regresa y podrás añadirla tanto en el baño como en la cocina.

Papel pintado con texturas: sí, también hay papeles pintados con texturas y mucho relieve. El ocre y en general los tonos tierra son los colores que ganan más popularidad por la calidez que transmiten. Son papeles ideales para el salón, los dormitorios o zonas de paso como el recibidor o los pasillos.

También puedes empapelar traseras de estanterías. Se lleva mucho y consigues dar un plus decorativo a la estancia y, sobre todo, darle más profundidad puesto que el papel pintado en el fondo, transforma la pared en la que se apoya la estantería.

Ahora que ya tienes las claves para decorar tu casa con papel pintado, solo te queda elegir el que mejor encaje con tu estilo y renovar los detalles que decoran la estancia para conseguir una habitación actual y mucho más bonita. Sigue con nosotros e inspírate con las ideas Westwing.