Salón en azul petróleo

Olvídate del todo al blanco o todo al beige. ¡Se acabó el aburrimiento! Pintar las paredes con colores vivos e intensos les da carácter y, además, eligiendo el más adecuado para ti puedes conseguir un efecto muy positivo y mejorar tu estado de ánimo y tu bienestar en casa. ¡Pruébalo! Hay muchos colores entre los que elegir. Inspírate con nosotros. Cómo pintar paredes y acertar ¡dejará de ser un misterio para ti!

6 colores, 6 sensaciones

Los colores tienen efectos sobre nuestro estado de ánimo. Y no importa si pintas toda la casa de ese mismo color o pintas una sola pared. El color es poderoso y transmite más de lo que crees, aunque sea desde un espacio pequeño. Un consejo: apuesta por pinturas de pared de alta calidad y ecológicas para proteger tu salud. Te cuidarás y cuidarás del planeta. Pero hablemos de los efectos del color. Estas son las razones por las que debes saber cómo pintar paredes con los colores que más te ayudarán (¡incluidos el blanco y el beige!):

  1. Blanco

    El blanco es ideal para un estrecho pasillo o para las habitaciones más pequeñas. Amplía, es la base perfecta para cualquier estilo decorativo y, a la vez, aporta tranquilidad.

  2. Gris

    Este color neutro y atemporal regala calidez al hogar, como el beige. ¡Además, combina perfectamente con materiales naturales!

  3. Verde

    Gracias a sus propiedades calmantes, equilibrantes y refrescantes, una pintura verde para paredes es perfecta para dormitorios, cocinas o pasillos. Otra de sus propiedades es que absorbe el sonido ayudando a crear un espacio acústicamente confortable.

  4. Azul

    El azul es calmante y relajante por lo que es perfecto para tu dormitorio o para tu estudio. Te ayudará a concentrarte ¡y al mismo tiempo actualizará el espacio porque se lleva, ¡y mucho! 

  5. Rosa

    El color rosa no es sólo para las niñas! Es el color del amor y de la pasión que subraya un aspecto femenino clásico.

  6. Beige

    El beige aporta luz y calor a todas las habitaciones. ¡Es el compañero perfecto para muebles elegantes o de estilo country!

Además de los clásicos colores para pintar paredes, ¡los tonos inusuales también se están convirtiendo en tendencia! Por lo tanto, un color de pared suave y en pastel es ideal para todos los aficionados a la decoración de interior. También puedes decorar tus paredes con objetos dorados y así crear un look glam.

Nuestro consejo: Realiza una pequeña prueba de pintura en una sola pared con el nuevo color. Si no te gusta el resultado, puedes volver a pintar fácilmente solo una pared, no toda la habitación.

5 claves a tener en cuenta

  1. Los tonos oscuros hacen que una habitación parezca más pequeña y estrecha. Por lo tanto, es mejor utilizar un color de pared oscuro solo en una pared.
  2. Una pintura de pared en blanco, así como los tonos pastel, son perfectos para habitaciones pequeñas, ya que hacen que la habitación parezca más grande.
  3. Piensa primero en el efecto que quieres obtener: ¿frío, elegante o acogedor? Una vez elegido, selecciona el color de pared adecuado.
  4. Para saber cómo pintar paredes con el color adecuado, lo mejor es realizar una pequeña prueba de pintura en una sola pared con el nuevo color. Si no te gusta el resultado, puedes volver a pintar fácilmente solo una pared, no toda la habitación.
  5. Cuando pintes, ventila. Y deja secar bien la pintura antes de dar una segunda capa o de limpiar la habitación.

Un color para cada estilo

Cómo pintar paredes para que combinen con el estilo de nuestros muebles es un arte. Aquí tienes una miniguía para acertar con la mezcla y lograr un espacio armónico.

¡La vie en rose! Para este estilo te recomendamos el color coral, un rosa pastel o un púrpura. Combinados con paredes blancas y muebles de madera clara, los tonos rosas proporcionan carácter y frescura, y con muebles de terciopelo y con toques dorados, glamur.
Toda la gama de grises encaja con este estilo. Desde el más clásico gris claro hasta el más atrevido gris plomo. La gran suerte es que esta gama combina con cualquier otro tono y con cualquier tipo de material en el mobiliario. Eso sí, ten en cuenta no utilizar grises muy oscuros si a tu casa le falta luz: la empequeñecerían.
Las paredes en tonos azules están de moda. Sobre todo azules profundos. Busca el contraste con alfombras y accesorios en colores que contrasten como blancos, arenas o mostazas; destacarán su fuerza.
El verde tiene un efecto calmante, es el color de la naturaleza y ofrece numerosas opciones: desde el fuerte verde bosque o el verde musgo, hasta un verde menta o tonos verdes manzana. Una pared en verde oscuro ganará frescura y actualidad con muebles de madera clara o de ratán. Completa la decoración con delicados tonos crema o beige.