patio con palmeras

Para comer al aire libre con amigos, para disfrutar de una romántica noche de verano. Los patios, ya sea de interior o de exterior, son el sitio perfecto para pasar un buen rato con quien tú prefieras. Se pueden decorar también de muchas formas y, además, en Westwing, y gracias a nuestros expertos en decoración, sabemos como puedes hacerlo. Te traemos las mejores ideas para que puedas convertir tu patio en un lugar de ensueño. ¡Comenzamos!

Cómo decorar el patio

Los espacios pequeños como los patios, siempre son un verdadero reto decorativo. La mayoría, si sobre todo son patios de interior, cuentan con menos metros, y por tanto, menos posibilidades para decorar. ¿La clave? Ajustarse bien a los metros, añadir las piezas necesarias, y optar por opciones ligeras, pero con personalidad. Pero, ¿por dónde podemos empezar si tenemos un patio pequeño y de interior? Anota bien estos consejos y disfruta de un patio bonito, coqueto, y sin pensar demasiado en los metros.

Cómo decorar un patio pequeño de interior

Luz natural

Los patios pequeños, y de interior, deben contar siempre con buena luz. De esta forma, aunque tengan menos metros, gracias a la luz natural ganaremos profundidad.

Plantas

Otro de los elementos que no pueden faltar en un patio pequeño son las plantas: dan calidez, decoran y, además, hacen que esta zona de la casa se convierta en una pequeña jungla tropical. Eso sí, siempre añade plantas en su justa medida. Si por ejemplo tienes poco hueco, la mejor opción es apostar por los jardines verticales. No ocupan nada, y también se pueden usar a modo de mini huerto.

Si prefieres optar por plantas en maceta, también se puede. Juega con las alturas de las plantas, y así crearás un espacio más equilibrado. Puedes añadir las plantas en una esquina, por ejemplo. De esta forma, crearás un pequeño rincón natural en el patio. Entre todas las plantas que se puede añadir en los patios interiores, estas son algunas de nuestras favoritas:

  • Hortensia: Es una de las plantas más espectaculares; cuentan con mucha presencia, y además, son muy agradecidas. Si no sueles tener mucha práctica con las plantas, tranquilidad; las hortensias son muy fáciles de cultivar tanto en maceta como en suelo.
  • Lavanda: Es una de las plantas aromáticas por excelencia de la temporada de primavera-verano. La lavanda ayuda a ahuyentar a los mosquitos, y además, deja un aroma muy fresco y relajante. Es ideal para el exterior, y también para un bonito patio de interior.
  • Helechos: Son plantas muy (muy) resistentes, y además visten las casas. Los helechos tienen una enorme presencia, y son el complemento ideal para cualquier patio de interior. Para que crezcan fuertes, mejor situar los helechos en sitios como semisombra.
  • Plataneros: Son plantas muy comunes en las casas. Los plataneros son plantas grandes, altas, y con mucho protagonismo. Quedan bien tanto en salones, recibidores, como en patios interiores.

Muebles

En los patios interiores pequeños hay que saber optimizar el espacio. En lugar de recurrir a mesas amplias y pesadas, lo más idóneo es apostar por muebles ligeros de metal, y plegables. Ahorran espacio, y además podemos aprovechar todo el espacio.

Iluminación

A pesar de que contemos con buena luz natural, en estos patios de interior, cuando llega la noche es importante tener una buena iluminación. Entre nuestros favoritos: faroles, guirnaldas, velas e incluso apliques que aporten una luz tenue y cálida. Si prefieres tener un punto de luz para leer, te recomendamos una lámpara de pie que no ocupe nada de hueco.

Cómo decorar un patio exterior con poco dinero

La decoración de patios no tiene que estar reñida en dejarnos excesivamente mucho dinero. La clave es optimizar los elementos que queremos añadir en el exterior. Para que puedas convertir tu patio exterior en un enclave de ensueño, y a buen precio, te damos algunos consejos:

  1. Renueva el suelo

Si cuentas con suelo de madera, y ya se ha estropeado por el paso del tiempo, y el sol, es buena idea barnizarlo. Antes de hacerlo, es preferible que lo lijes, quites las impurezas, y luego barnices el suelo con un producto especial para exterior.

  1. Crea un espacio de relax

En todo patio, terraza, o jardín, no pueden faltar los elementos que permitan crear un rincón de relax. Para conseguirlo, añade un sofá elaborado a partir de palets. Es una forma fácil, económica, y bonita de darle un toque bonito y barato al patio exterior, y además poder crear una zona de ‘chill out’. Para que no falte nada en esta zona, te recomendamos optar por unos faroles, unos cojines para hacer el espacio más cómodo, y unas mantas para disfrutar de las noches de verano sin pasar frío.

  1. Cambia la iluminación

Con el paso del tiempo, la luz puede perder calidad. Cambia las bombillas, o simplemente añade unas nuevas guirnaldas, o farolillos. Hay muchas opciones asequibles con las que iluminar la zona de exterior.

Ahora que ya sabes cómo sacar partido a los patios, es hora de hacerte con los mejores accesorios. Descubre más en toda la selección de piezas que tenemos en Westwing, y disfruta de un patio de ensueño.